Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

Por fin, cambio de look

Posted by chus y xavier en 26 abril 2009

Preparamos la mochila con agua, fruta y mapas y nos vamos a pasar el día a el Parque de San Martín, la más grande de Mendoza y el pulmón de la ciudad. Con un lago donde se encuentra el club de regatas, varios restaurantes, monumentos, fuentes y el campo de futbol de Mendoza.

IMG_1793 (Medium)

Desde hace más de un siglo el Parque General San Martín constituye uno de los espacios verdes urbanos más importantes de la Argentina tanto por su extensión como por la cercanía a la ciudad de Mendoza. Actualmente abarca 307 hectáreas cultivadas, 17 km. recorridos y 82 hectáreas de expansión.

Este símbolo del avance del hombre sobre el desierto caracteriza a la sociedad mendocina en su esfuerzo cotidiano por una mejor calidad de vida.

Haciendo un poco de historia, el origen del gran paseo se remonta al 6 de noviembre de 1896, cuando se sanciona la ley N°19 que autoriza la creación del Parque del Oeste, nombre original del predio.

El arquitecto Carlos Thays, renombrado paisajista francés, fue la persona designada para proyectar el trazado en donde se conjugan la tradición inglesa y francesa propias de la jardinería del siglo XIX.

La entrada principal del Parque está jerarquizada por los Portones, cuyo emplazamiento data de 1909 y están coronados por la figura de un cóndor y el escudo de Mendoza.

Hoy casualmente hay un partido importante, un derby entre el Godoy Cruz y el Mendoza. Hay un buen tinglado policial montado y un montón de puestos de comida rápida así que aprovechamos la ocasión y compramos un choripan por solo 6 pesos. El choripan es un bocadillo de chorizo con lechuga, tomate, kétchup y mayonesa. Dentro del parque también está el zoológico, un cerro que se llama “La Gloria” y una zona enorme de parrillas para que los mendocinos puedan hacer sus asados.

IMG_1794 (Medium)

Caminamos más de 5 horas, nos perdemos y nos reencontramos, nos hacemos una siesta a la sombra de un árbol como buenos “argentinos” y ya con los pies reventados volvemos al hotel. Una ducha estimulante y salimos a ver la feria de artesanía de La Plaza Independencia. Compramos más regalitos y nos vamos a cenar a Tommaso trattoria, otro italiano buenísimo. Fussili con salmón y milanesa a la napolitana con papas fritas, de postre panqueques caramelizados rellenos de dulce de leche. Esta vez cambiamos el vino por una cerveza.

IMG_1795 (Medium)

Volvemos al hotel con un cansancio extremo, pero aun así quedan energías para cortarme el pelo. Xevi no da crédito cuando me ve con las tijeras en la mano cortándome el primer mechón. Su cara es de pena y parece que va a llorar, pero ya cuando cojo la moto para rematar la faena el me ayuda y así empieza a asimilarlo. Realmente no me queda tan mal, antes parecía una guiri australiana y ahora parezco una lesbiana americana. La cuestión es que me van a seguir hablando en inglés.

IMG_1798 (Medium)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: