Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

Ruta de los 7 Lagos

Posted by chus y xavier en 7 junio 2009

Ayer por la noche teníamos un mail de unos franceses que conocimos en el viaje (Carlos y Sofía) comentándonos que están en Bariloche y han alquilado un coche para hacer la Ruta de los 7 Lagos así que contestamos rápidamente para apuntarnos. Eso supone otro súper madrugón pues a las 8 horas estamos saliendo y aún es de noche.

Saliendo de Villa La Angostura tomando la Ruta de los Siete Lagos con dirección a San Martín de los Andes (Ruta Nacional 231), se cruza el puente sobre el rio Correntoso -uno de los ríos mas corto del mundo- que nace en el lago Correntoso y vuelca sus aguas en el Nahuel Huapi. Continuando se llega a una intersección, se toma a la derecha (ruta nacional 234). Si tomamos a la izquierda llegamos al Paso Internacional Cardenal Samore (ex Puyehue) por donde se puede cruzar a Chile. A una corta distancia, y luego de atravesar bosques de enormes coihues, se encuentra la entrada al balneario del lago Espejo y la cabecera norte del lago Correntoso donde se observa el hotel Rio Ruca Malen. Luego del puente a la izquierda se encuentra la entrada al lago Espejo Chico, excelente lugar para acampar. Más adelante encontraremos el empalme conla ruta provincial Nº 65, que conduce a Villa Traful. Siguiendo por la boscosa ruta y con el río Pichi Traful a la izquierda se pueden divisar, el lago Escondido, Villarino y Falkner. Los lagos Hermoso y Machonico se observan hasta llegar al lago Lacar en donde se encuentra la ciudad de San Martin de los Andes. Para llegar a Villa Traful hay que tomar la ruta Siete lagos doblando a la derecha cuando se llega a la ruta 65. Parecerá extraño pero es una subida pronunciada como volviendo sobre sus pasos que lo llevará diretamente a esta aldea de montaña a orillas del lago con el mismo nombre. Villa Traful se caracteriza por su belleza natural y su tranquilidad, hay hosterías, restaurantes y casas de té. La pesca, el trekking y los deportes náuticos son las actividades típicas de la zona.

La ruta realmente comienza en Villa la Angostura y termina en San Martín de los Andes así que con un Gol (versión argentina más o menos del Golf) nos vamos desde Bariloche hasta el comienzo de la ruta. Aquí hacemos nuestra primera parada y vamos a ver el puerto de Villa La Angostura, desde donde salen los barcos al Bosque de Arrayanes. También paseamos por el centro y descubrimos que es lo más pijo de la región de los lagos. Muy cuidado, con sus casitas de madera y muchas tiendas de artesanía. En definitiva, montado para ricos.

Villa La Angostura es una localidad ubicada en el departamento Los Lagos en el sur de la provincia del Neuquén, en la Patagonia Argentina. Enclavada en el sector norte del Parque Nacional Nahuel Huapi, rodeada de lagos, bosques y montañas, es considerada una de las localidades más bonitas de la Patagonia Cordillerana, ganándose el apodo de Jardín de la Patagonia. A pocos kilómetros se encuentra el paso fronterizo con Chile, Cardenal Samoré, y junto a otras localidades cercanas, como San Carlos de Bariloche y San Martín de los Andes conforman un corredor turístico de gran popularidad tanto en la época estival como en la invernal.

San Martín de los Andes es una ciudad de montaña, en el sudoeste de la provincia del Neuquén enclavada en la Cordillera de los Andes, Argentina, sobre la costa este del lago Lácar, y es la localidad turística más importante de la provincia.

A 12 Km. de Villa La Angostura, en la Península de Quetrihué, encontramos un paisaje único en el mundo, El Bosque de Arrayanes. Se puede llegar en catamarán , a pie o en bicicleta. Se trata, sin duda, de uno de los lugares más hermosos de Argentina. Allí encontraremos los bosques más puros y extensos de Arrayán, un árbol nativo de llamativa belleza. Su corteza es de color canela y está cubierta de manchas irregulares blancas; es fría pero a la vez muy suave al tacto. El Arrayán es un árbol característico de los bosques de la región andino patagónica y suele crecer a orillas de los lagos y ríos.

Xevi, Carlos y Sofi con el Volkswagen Gol

IMG_3874 (Medium)Puerto de Villa la Angostura

IMG_3803 (Medium)IMG_3807 (Medium)Por el camino nos encontramos minibuses y vans llenas de turistas haciendo lo mismo que nosotros, pagando más y sin apenas paradas. Nosotros al tener coche propio paramos en más sitios de los establecidos y le dedicamos todo el tiempo que deseamos. De hecho paramos en más de 7 lagos y nos acercamos a un lugar todavía poco explotado turísticamente, Villa Traful que tiene menos de 500 habitantes. Es una aldea de montaña con un acceso difícil pues la carretera no está asfaltada. Las casitas son de piedra y madera y bordean la costa del Lago Traful que es al igual que todos los que vimos de aguas brillantes y cristalinas. Aquí decidimos parar para comer.

En armonía con un entorno privilegiado, Villa Traful es un paraje que invita a convivir con la naturaleza en todas sus formas. Enclavada en la ladera de la montaña, parece un balcón sobre el majestuoso lago Traful. Su construcción escalonada permite que todo esté situado frente al espejo de agua.

Al salir de Bariloche el primer lago que nos encontramos es el Nahuel Huapi que es el más grande de todos y el que envuelve la ciudad con sus aguas frías y siempre limpias. A partir de ahí nos encontramos el Lago Correntoso que está unido al Nahuel Huapi por el Río Correntoso. El río más pequeño del mundo (300 metros). Hay un pequeño puentecillo de madera que lo atraviesa así que el lugar resulta de lo más pintoresco.

Lago Nahuel Huapi

IMG_3809 (Medium)Puente Río Correntoso

IMG_3813 (Medium)Río CorrentosoIMG_3812 (Medium)Costanera del Lago Correntoso

IMG_3816 (Medium)Seguimos en ruta por unos paisajes idílicos, rodeados de bosques frondosísimos llenos de abetos y montañas con las cumbres con un blanco aún incipiente. En unos kilómetros nos desviamos de la ruta para ver el Lago Espejo y el Espejo Chico que como indican sus nombres hacen reflejo fiel de las montañas en el agua.

Pequeña laguna anónima en medio del camino

IMG_3819 (Medium)IMG_3820 (Medium)Lago Espejo

IMG_3825 (Medium)IMG_3826 (Medium)Xevi señalando el espejoIMG_3829 (Medium)Lago espejo chico

IMG_3832 (Medium)IMG_3836 (Medium)IMG_3838 (Medium)

La carretera cada vez es más difícil pues desaparece el asfalto para dar lugar a una pista de ripio (barro y piedras) pero eso lo hace todavía más genuino.

Cerca de Villa Traful, donde comemos, nos encontramos el Lago Pichi Traful al que intentamos acceder pero a Xevi se le hunde un pié en el fango y desistimos (también ha probado el barro, je, je, je) y unos kilómetros más adelante buscamos el Lago Escondido. Necesitamos ir y venir varias veces con el coche pero finalmente lo encontramos entre el follaje. El color de sus aguas es de un profundo verde esmeralda, además comienza a atardecer lo cual dota el ambiente de una magia especial.

Villa y Lago Traful

IMG_3846 (Medium)IMG_3861 (Medium)IMG_3863 (Medium)IMG_3864 (Medium)Lago Pichi Traful. Imposible acercase más por el fango

IMG_3867 (Medium)IMG_3869 (Medium)Lago Escondido

IMG_3871 (Medium)IMG_3872 (Medium)

La ruta. Increíble!

IMG_3877 (Medium)Volvemos a retomar la ruta y nos encontramos el Lago Falkner lleno de pescadores en su larga playa de arena y al otro lado está el Lago Villarino. Los dos lagos están unidos por un arrollo y separados por un istmo. Este último está rodeado de cordones montañosos que lo hacen mucho más grandioso.

Lago Falkner

IMG_3882 (Medium)Cascada Vullignanco

IMG_3890 (Medium)Nuestra ruta está a punto de finalizar pero antes nos desviamos un poco para ver el Lago Hermoso donde está atardeciendo de lleno, así que los colores azul verdoso se transforman en medio rojizos. Está rodeado de bosques de ñires y araucarias (muy típicos de la región Patagónica). Bajamos a la playa y comenzamos a jugar con el agua. Está todo tan solitario y hay tanto silencio  que hasta se puede oír el eco que se produce al tirar un palo al agua. Es estremecedor!!

Lago Hermoso

IMG_3894 (Medium)IMG_3897 (Medium)IMG_3899 (Medium)

Jugando con el agua

IMG_3901 (Medium)IMG_3903 (Medium)

Volvemos a la ruta y nos despedimos del último lago, El Machónico que en ese momento de la tarde ha cambiado su color azul intenso por el rojo fuego del sol.

Lago Machónico

IMG_3907 (Medium)

Xevi mostrando el septimo lago. El MachónicoIMG_3906 (Medium)

Llegamos a San Martín ya de noche pero aún así pudimos disfrutar de la belleza de sus casitas coquetonas de madera y piedra así como de su tranquilidad y como no, también bañado por el gran Lago Lácar.

Desde San Martín subimos a Junín de los Andes desde donde tomamos la Ruta 40 para volver a Bariloche ya por carretera en buen estado. Son más kilómetros pero es más cómodo y rápido.

Cuando arribes a Junín de los Andes, estarás ante una pequeña comunidad agrícola ganadera típica de nuestra cordillera, famosa como centro de pescadores que conocen los rincones mágicos donde transcurren su plácida vida las truchas, a la espera de un pescador deportivo ansioso de capturar su presa. Si el deporte fuera tu meta, podrás a la par que disfrutar de la pesca, solazarte con miles de rincones pedregosos y multicolores que ofrecen los alrededores del pueblo, con pequeñas curvas de ríos y arroyos enclavados en medio de altas montañas y valles estrechos. Disfrutaras del silencio, solo interrumpido por el suave chasquido de la trucha al zambullirse en tu entorno, o el dulce graznido de un chucau que merodea en busca de alimento.

La carretera más larga y espectacular de la Argentina. La mágica ruta nacional 40, a través de más de 5.000 Km por la Cordillera de los Andes, llega desde Cabo Vírgenes (Santa Cruz) hasta La Quiaca (Jujuy). Trepa sobre el nivel del mar hasta casi 5.000 metros, atraviesa 236 puentes, cruza 18 importantes ríos, bordea 13 grandes lagos y salares, lleva a 20 reservas y parques nacionales, y conecta con 27 pasos cordilleranos. La RN 40, creada en 1935, une de sur a norte once provincias de tres regiones del país. Patagonia: Santa Cruz, Chubut, Río Negro y Neuquén. Cuyo: Mendoza, San Juan y La Rioja. Norte: Catamarca, Tucumán, Salta y Jujuy.

Llegamos al hotel a las 23 horas, muertos después de 15 horas de viaje, de agua, bosques y más agua. Contabilizando hemos hecho más de 7 lagos y eso que no los vimos todos.

El precio del coche más gasolina fueron 370 pesos/74€ entre los cuatro, al final pagamos menos que la excursión organizada y vimos mucho más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: