Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

Ruta de las iglesias

Posted by chus y xavier en 15 junio 2009

Hoy volvemos a madrugar pues tenemos otro asuntito que arreglar con la madre de Xevi por Internet…

Por suerte amanece un día menos lluvioso. Desayunamos al lado de la chimenea y nos ponemos en marcha. Queremos hacer la ruta de las iglesias, pues Chiloé es famosa por sus iglesias de madera. Hay 16 que son patrimonio de la humanidad y están repartidas entre Chiloé y dos de sus pequeñas islas. Nosotros decidimos ir al que es menos turístico. La Isla Lemuy.

Lemuy es una isla del sur de Chile. Es la tercera isla más grande del archipiélago de Chiloé, después de la Isla Grande y de Quinchao. Tiene una superficie de unos 97 kmª y constituye la comuna de Puqueldón. Tal como la isla de Quinchao, está conectada a la red de luz regional por un gran cable que se extiende sobre el Canal Yal, que la separa de la comuna de Chonchi. Un transbordador lleva vehículos y peatones a la isla desde el sector de Puerto Huicha hasta Chulchuy. En Lemuy hay tres iglesias de madera declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco: Aldachildo, Ichuac y Detif.

Tomamos un bus en Castro hasta Aldachildo (2 horas y 1.300 pesos/1,7€ por persona). Salimos a las 11:50 y durante todo el recorrido nos vamos encontrando poblaciones aisladas y mucho verde. Tomamos un ferry para llegar a la pequeña isla donde hay algunos puntos poblados pero en general es un lugar bastante virgen. El bus hace un servicio puerta a puerta y para allí donde se lo piden. Hay momentos en que recoge a personas que están a menos de 5 metros de distancia, es por eso que el trayecto dura tanto.

En Aldachildo nos bajamos al lado de una casa en la que vive la señora que tiene la llave de la iglesia. Suerte que el conductor nos lo dice sino no podríamos entrar. Llamamos a su puerta y en un principio no estaba muy dispuesta pues estaba comiendo y además comenzaba a llover  y sobretodo porque en esta época somos los únicos locos que estamos visitando las iglesias.

Solo disponíamos de 20 minutos porque si no tendríamos que esperar 3 horas al próximo bus y sería demasiado aburrido.

La señora finalmente nos lleva a la iglesia y una vez allí se emociona y nos empieza a contar cosas sobre las reformas, los Santos, pues muchos de ellos son los originales de madera e incluso hay 2 expuestos en Santiago de Chile. Nos explica tantas cosas que tenemos que interrumpirla porque sino perderíamos el bus. Somos los únicos pasajeros así que aprovechamos para pedirle que se pare en un alto donde había unas bonitas vistas del pueblo.

Iglesia de Jesus Nazareno en AldachildoIMG_4293 (Medium)IMG_4294 (Medium)IMG_4296 (Medium)

La señora que nos abrió la iglesia con varios santos de madera

IMG_4302 (Medium)Vistas de la isla

IMG_4285 (Medium)

IMG_4289 (Medium)

IMG_4290 (Medium)

En Puqueldón se para para recoger gente y aprovechamos para bajar a hacer unas fotos a su iglesia (esta no está considerada patrimonio aunque por fuera es también muy bonita).

Iglesia de Puqueldón

IMG_4312 (Medium)

Nuestra próxima parada es Ichuac, un lugar donde es muy difícil que te abran la iglesia pero nosotros queremos intentarlo. El problema es que no tendremos más autobuses hasta las 18:00 horas pero parece ser que la gente acostumbra a hacer autoestop con éxito.

Hacemos unas fotos de la iglesia y como está cerrada comenzamos a preguntar por la llave. Nos envían a diferentes lugares sin éxito (una la tiene rota, otro no la tiene) y así hasta que nos indican una tiendecilla. Nos acercamos y la señora se niega rotundamente y pasa la bola a un señor que está comprando que parece que es el presidente de la cofradía pero nos ignoran. Empezamos a llorarles un poquito y pasan de nosotros así que seguimos insistiendo hasta que el señor cede y nos acompaña con las llaves. Una vez dentro de la iglesia nos contó toda la odisea de la construcción hace más de 200 años, en la que participaron sus bisabuelos. Es todo un orgullo familiar e incluso tiene instrumentos guardados de la época en que se hizo la iglesia. Xevi le hace un poca la pelota y el señor cada vez se emociona más y nos deja subir hasta el campanario y las golfas, desde ahí podemos ver el verdadero esqueleto de la iglesia y resulta escalofriante.

Iglesia de Natividad de Maria en Ichuac

IMG_4314 (Medium)IMG_4315 (Medium)IMG_4327 (Medium)

IMG_4326 (Medium)

Nos despedimos del señor y cuando nos disponemos a caminar hasta el ferry (unos 5 kilómetros) pasa un coche, le hago autoestop y se para. Son 2 trabajadores de obra. Genial! Nos llevan hasta el ferry que justo sale en ese momento. Es buenísimo porque el ferry es gratis para las personas, solo pagan los vehículos así que cruzamos a Chonchi gratis.

IMG_4332 (Medium)IMG_4334 (Medium)IMG_4335 (Medium)

Volvemos a estar a 4 kilómetros del centro de Chonchi donde se encuentra su iglesia así que comenzamos a caminar. Podríamos esperar el bus pero nos ha gustado lo del autoestop (es un lugar muy tranquilo y de gente local y además una isla siempre es una isla). Intentamos parar varios coches pero no tiene éxito. La carretera tiene grandes cuestas y ya llevamos caminados más o menos media hora. Nos enfrentamos a la mega cuesta arriba, pasa un coche, Xevi lo intenta y suerte!! Nos para una pareja muy maja que nos deja al lado de la iglesia que realmente estaba mucho más lejos de lo que pensábamos. La iglesia es grandiosa,  de luminosos azules y amarillos, pero está cerrada y resulta imposible entrar.

Iglesia Nuestra Señora del Rosario en Chonchi

IMG_4339 (Medium)

Desde ahí tomamos un bus hasta el impronunciable Vilipulli (400 pesos/0,5€ por persona y 15 minutos). Nos dejan en la ruta principal y para ver la iglesia tenemos que caminar sobre 20 minutos hasta la costa por un camino de tierra. Cuando llegamos, una vez más descubrimos que el esfuerzo merece la pena. Nos encontramos una pequeña iglesia cerquísima del mar, rodeada de solo 5 casas y un gran jardín con una araucaria gigante a su lado. Preguntamos a una señora por las llaves y sin ningún problema nos las da para que entremos solos, de lo más inédito. Cuando abrimos la puerta y encendemos las luces, pues ya está anocheciendo, nos encontramos una capilla totalmente decorada de guirnaldas de flores y ramas de árboles. Parecía como si la hubiesen engalanado para nosotros. Fue una vez más una experiencia fascinante. Iglesias centenarias de madera repujada y pintada en medio de la nada, ufff!!. Cerramos la puerta, entregamos las llaves y retomamos el camino de vuelta casi a oscuras; comenzamos a subir una gran pendiente sin esperanzas de que pase ningún coche, pero una vez más la suerte nos acompañe y a mitad de camino pasa una familia en un pick-up y nos subimos. Como no hay espacio para los dos, Xevi tiene que ir en el remolque pero lo importante es que nos suben la cuesta.

Iglesia de San Antonio en Vilipulli

IMG_4348 (Medium)

Xevi abriendo la puerta con las llavesIMG_4350 (Medium)IMG_4352 (Medium)IMG_4359 (Medium)Xevi desde el pick-upIMG_4362 (Medium)

Nos dejan otra vez en la ruta principal y a los 10 minutos pasa otro bus que nos lleva a Nercón (500 pesos/0,7€ por persona y 20 minutos). Allí está la última iglesia que queremos visitar. Son las 18:00 horas y totalmente de noche. No tenemos fe de que nos abran la puerta pero Xevi va a una casa y después de poner cara de pena durante un buen rato y comentarle que venimos desde España, etc, etc. El señor no se resiste y mientras busca las llaves su mujer no deja de murmurar que estás no son horas y no sé qué más. Es que las mujeres somos unas … Que débiles son los hombres, pero olé por ellos, sobretodo en momentos como estos.

Una vez más nos encontramos una iglesia de madera, súper bien cuidada y en un estado óptimo de conservación y una vez más el hombre se derrite explicándonos historias de su construcción y la implicación de su familia.

Iglesia de Nuestra Señora de Gracias de Nercón

IMG_4377 (Medium)Santo con un increíble demonio tallado en maderaIMG_4373 (Medium)

Después de un buen rato de explicación nos vamos a tomar el último bus (300 pesos/0,5€ por persona) que nos lleva a Castro. Comienza a llover y ya es totalmente de noche, en 15 minutos ya estamos otra vez en Castro. Cada vez llueve más así que compramos un par de cosas y nos vamos al hostel. Preparamos un rico arroz con camarones para celebrar que en unas horas Xevi cumple añitos.

Hoy ha sido un día de iglesias. Iglesias no de piedra como estamos acostumbrados, iglesias de madera, hechas por las manos de unas cuantas familias aisladas en comunas a la orilla del mar, en una isla aislada del mundo, aislada del resto de la gente. Iglesias cálidas en un clima frío, húmedo y lluvioso. Quizá ese calor es el que falta en todas esas iglesias de piedra milenarias que pueblan toda Europa. Megaestrucutras demasiado frías y opulentas.

Hoy hemos visto 6 iglesias donde sus gentes detuvieron sus monótonas vidas para mostrarnos su interior a cambio de nada, solo una pequeña caridad en un cajón anónimo para contribuir en su mantenimiento.

Iglesias de siglo XVIII y XIX construidas con maderas nobles como el alerce y el ciprés y que hoy día a 16 de ellas la Unesco les ha dado la oportunidad de seguir vivas para que todos los que queramos podamos visitar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: