Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

Bodegas de San Juan

Posted by chus y xavier en 7 julio 2009

Hoy queríamos ir a visitar la bodega Graffigna pero la paranoia de la fiebre porcina comienza a afectar a los argentinos de una forma un tanto absurda, tanto como que la bodega ha cerrado sus puertas para evitar contagios. Durante la semana de elecciones no se habló del tema y ahora han exagerado demasiado las medidas. Los niños han cogido vacaciones 1 semana antes y están pensando en vender poco combustible para que la gente en sus vacaciones, que comienzan este fin de semana, no hagan grandes recorridos y se queden por sus pueblos. La historia es que como sigan así se va a crear una situación de estado de sitio y esperemos que no nos pille.

Como no podemos visitar la bodega más urbana nos vamos a Caucete, a 30 minutos, a ver la bodega Callia que está en la zona este de San Juan. El colectivo (3,15 pesos/0,7€ por persona) nos deja en el pueblo y la idea es coger un taxi a la bodega pero aparece un señor muy majo diciéndonos que no paguemos más de 5 pesos/1€ por el recorrido, así que paramos un taxista y nos pide 7 pesos/1,4€ y le decimos que no y el señor nos comenta que ellos nos llevan por los 5 pesos/1€ así que nos acercan a la bodega y nos explican varias cosas del pueblo y nos cuentan sobre los devastadores terremotos de Caucete mientras vamos en ruta. Al llegar le damos 6 pesos/1,2€ y queda muy agradecido.

Caucete es una ciudad argentina, ubicada en el centro sur de la provincia de San Juan, al este del oasis agrícola del Valle del Tulúm, al este de la ciudad de San Juan, en la región geográfica de Cuyo. Se encuentra a aproximadamente 28 km de la capital provincial, siendo la ruta nacional 20 la principal vía de comunicación. Es núcleo de una importante región vinícola de la provincia.

Teníamos visita a las 12 horas y llegamos 5 minutos más tarde así que tenemos que esperar supuestamente 15 minutos, pero hay que esperarse en la calle; no podemos quedarnos en la recepción por el tema de  la fiebre porcina, no vaya a ser que se la transmitamos. Les ha llegado un comunicado que no pueden hacer grupos de más de 10 personas, hay que mantener distancia de 2 metros, desinfectar las manos con alcohol y no tocar nada.

Pasamos más de 45 minutos sin que nadie nos explique nada, tirados en la calle y ya empezamos a mosquearnos. Hablamos con el vigilante, llama a la guía y continuamos esperando… A las 13:10 nos recibe una chica con guantes de látex y nos explica todo el tinglado sobre las medidas de seguridad, o sea, una chorrada. Así que visitamos la bodega sin poder ver casi nada. No se puede ver la sala de barricas por miedo a la contaminación, ni los depósitos de cerca, ni nada de nada.

Entrada bodega. Esta vez si que tuvimos tiempo de hacer la foto

IMG_5344 (Medium) Viñas

IMG_5342 (Medium)Recepción con el alcohol desinfectante

IMG_5348 (Medium) Tanques de inox desde la distancia

IMG_5349 (Medium) Barricas a través del cristal

IMG_5357 (Medium) Sala de catas con el alcohol desinfectante

IMG_5358 (Medium)

En 10 minutos ya estamos catando los vinos. Suerte que es gratis. Bueno gratis es un vino, el más económico de la gama, el Callia Alta. Probamos el Syrah Cabernet 2008. Es un vino bivarietal, joven con muchas sensaciones frutales y un poco de complejidad y estructura aportados por una corta crianza en madera. (3 meses en barrica el 20% del vino). Como la syrah es la variedad estrella de Callia y del Valle de San Juan aprovechamos para probar el Callia Magna 2007 Syrah por el que pagamos 10 pesos/2€. Un vino con buena estructura, cuerpo y una perfecta armonía entre el roble y el carácter frutal de la malbec (violetas, cacao, especias,…). Es un vino que ha estado 8 meses en barrica de roble francés y americano y 3 meses de crianza en botella antes de salir a la venta.

La chica de Callia

IMG_5365 (Medium)Al acabar la visita nos pusimos a caminar hasta Caucete y haciendo autoestop a los poquísimos coches que pasaban hasta que nos paró uno que resultó ser taxista pero como nos paró haciendo dedo no nos cobró y además nos informó sobre unos taxis compartidos para volver a San Juan por el mismo precio que el bus. Nos dejó en la parada y en 10 minutos ya estábamos en otro coche con otras 2 personas camino de San Juan por 4 pesos/0,8€ por persona.

La idea de los taxis compartidos es muy buena, sobre todo en los pueblos pequeños donde es imposible moverse. A nosotros ya nos han sacado de varias situaciones difíciles y por muy buen precio.

Por la tarde vamos a visitar otra bodega a la zona oeste, en el Valle de Tulum. La bodega se llama Merced del Estero, a 30 minutos de San Juan en bus (3,5 pesos/0,7€ por persona). Es muy nueva y un negocio puramente familiar, con una producción limitada y muy cuidada. Está en un entorno hermosísimo, rodeada de montañas. Hacen una sola marca, el Mil Vientos, utilizando la tecnología más vanguardista conjugada con la tradición para así extraer todo el potencial y tipicidad de su terruño, que se manifiesta en el resultado de sus vinos.

Entrada Merced del Estero

IMG_5369 (Medium)Nos atiende Agustín que es la persona que vigila todo el proceso en la bodega para que el vino no sufra ningún problema en toda su evolución.

Es una bodega donde toda la maquinaria es minúscula, lo cual nos advierte sobre la calidad posterior de los vinos y solo tienen 5 barricas, 3 de roble francés y 2 de roble americano.

Agustín mostrando la bodega

IMG_5373 (Medium)Zona de recepción de la uva en la época de la vendimiaIMG_5372 (Medium) Viñedos

IMG_5374 (Medium) Tanques de inox

IMG_5390 (Medium) Máquina para el filtrado

IMG_5393 (Medium)

Las 3 barricas de roble francés

IMG_5377 (Medium)

Agustín está presente en todos los procesos de elaboración, hasta el embotellado y etiquetado que es manual. Nos comenta diferentes anécdotas y récords conseguidos de embotellado en un día. Es un hombre que vive su trabajo con mucha pasión.

Embotelladora manual

IMG_5387 (Medium) Encorchado manual

IMG_5394 (Medium) Etiquetado manual

IMG_5397 (Medium)Después de mostrarnos cada recodo de la bodega y explicarnos cada detalle, pasamos a probar el Mil Vientos, llamado así por el viento Zonda que azota esos parajes Sanjuaninos con una velocidad a veces de hasta 120 km/h y con temperaturas de más de 40℃. Un viento que viene del pacífico y cambia el humor de la gente.

Zona de guarda

IMG_5399 (Medium) Cajas de Mil Vientos

IMG_5396 (Medium)El primer vino es un torrontés 2009. La torrontés es una variedad blanca típica de la región de la Rioja (un poco más al norte). Junto con la malbec son las 2 variedades típicas de Argentina. Ya habíamos probado esa variedad en otras ocasiones pero en ninguna me sorprendió tanto como esta. Su color pajizo casi traslúcido, su brillantez… Los aromas de melocotón de viña, albaricoque, pera de agua, uva moscatel casi pasificada y la sorpresa en boca de un vino totalmente seco, con una acidez increíblemente buena y una untuosidad que graba un largo recuerdo en boca. Increíble!!

Sala de degustación

IMG_5401 (Medium) IMG_5404 (Medium)

El segundo vino,  Mil Vientos Syrah 2008 de color cereza picota. Aroma de violeta, chocolate y especias. El paso por barrica le aporta una mayor complejidad aromática apareciendo recuerdos balsámicos, de regaliz y algo de cuero. En boca tiene un tanino fresco y dulce y un retronasal que recuerda al after-eight. Es una syrah muy expresivo que manifiesta muchísimo el terroir donde está cultivada.

El último, Mil Vientos malbec 2008, tiene un color cereza intensísimo con aromas a ciruela madura pero no confitada (como algunos de Mendoza), moras, chocolate, vainilla y clavo aportado por el paso por barrica. En boca tanino agradable, dulce y redondo.

Después de la cata nos despedimos y nos vamos súper contentos de haber visitado la bodega. Hoy es uno de esos días que crees que has aprendido un poco más del misterioso mundo del vino, y todo gracias a la entrega y dedicación de Agustín.

Saliendo de la bodega

IMG_5408 (Medium) Vistas de la viñedos al anochecer

IMG_5410 (Medium)

IMG_5412 (Medium)

Vistas de la bodega anocheciendo

IMG_5415 (Medium) Volvemos a la carretera principal y nos subimos al bus de vuelta a San Juan. Casualmente el conductor es el mismo, así que fuimos conversando de diferentes cosas y nos dejó muy cerca del hostel. No hay nada mejor que hacerse amigo de los conductores!!

Compramos 4 huevos,  que por suerte para nosotros venden por unidades (0,50 pesos/0,1€ cada uno) y arroz. Al llegar al hostel nos preparamos un arroz a la cubana antes de tomar el bus de las 22:45 que nos lleva a Chilecito (67 pesos/13,4€ por persona) y nos dejará allí a las 6 am.

Chilecito es la segunda ciudad más importante de la provincia de La Rioja, Argentina, cabecera del departamento homónimo. Se encuentra situada en el Valle Antinaco – Los Colorados, encerrado por los cordones de la sierra de Velasco al este y las Sierras de Famatina al oeste.

Pobre Xevi, más dosis de bodegas!! Pues estos días iremos a ver los viñedos del Valle de Famatina, una región vinícola de La Rioja Argentina. Pero no te preocupes amor meu que ya casi se acaba!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: