Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

Los Uros y Amantaní

Posted by chus y xavier en 5 agosto 2009

Preparamos mochilas para dos días pues nos vamos de vacaciones, jeje!!

A las 8 am pasan a recogernos al hotel y nos llevan a un barco rumbo a la primera de las tres islas que visitaremos en estos dos días. Somos solo 14 personas, el capital del barco y el guía así que pinta bastante bien.

En una hora y media llegamos a la Isla flotante de los Uros. Es un espacio súper idílico ya que en medio del lago Titicaca, hay un montón de islas flotantes hechas con totora que es una especie de junco con el que construyen las islas, sus casas y sus barcos. Este es el lugar que realmente estabamos buscando desde que lleguamos al Lago Titicaca y por fin lo hemos encontrado. De hecho la única manera de disfrutar el lago es estando sobre el ya sea en un barco o en una original isla flotante, pero de las verdad y no al estilo Isla Mágica como la del otro día “made for turistas”.

En esta isla flotante de los Uros ya no viven los Uros, sino los aimaras que han heredado las costumbres y modo de vida de los desaparecidos uros del lago. Se dedican a la caza y a la pesca y como no al turismo.

Las islas flotantes, sus barcos y sus casasIMG_7355 (Medium)

IMG_7410 (Medium)

Caminar sobre las islas flotantes es como caminar sobre un colchón de agua, se siente bastante inestabilidad aunque sabes que no vas a caerte. Aproximadamente cada semana añaden más capas de material vegetal (totora) sobre la superficie pues al caminar sobre ella se va deshaciendo.

El jefe de la comunidad nos explicó como se hacían las islas y nos dio a probar la totora ya que sirve como alimento tanto para hombres como para animales. Al principio estábamos un poco reacios pero al probarla nos gustó bastante, tiene un sabor bastante parecido al palmito.

El jefe de la isla de los Uros con la totora

IMG_7360 (Medium)

Nos explican como se construyen las islas

IMG_7365 (Medium)

IMG_7368 (Medium) Probando la totora. No esta mal, pero para cada día…

IMG_7361 (Medium)IMG_7362 (Medium)

Después de las diferentes explicaciones nos mostraron sus casas y lo que más nos sorprendió fue que tienen televisión y otros electrodomésticos, pues usan placas solares. Curiosísimo, una TV en una casa hecha de totora en medio de una isla!! A continuación nos subimos a la embarcación típica, no sin antes pagar 5 soles/1,25€ cada uno. Al abandonar la isla los pobladores nos cantaron varias canciones de despedida en Aimara, Quechua, Castellano e inglés… Lo más turístico!!

La isla con sus casitas

IMG_7375 (Medium)Mujeres haciendo artesanías

IMG_7369 (Medium)

Nuestra barca de totora

IMG_7376 (Medium)

El tunning también ha llegado aquí,jeje!!

IMG_7411 (Medium)

Cánticos. Seguro que mañana llueve!!

IMG_7386 (Medium)

El paseo por el lago en una embarcación sin motor es una experiencia absolutamente relajante. El silencio, el cielo azul y el agua tan brillante hacen que te olvides del mundo.

Paseo en barco

IMG_7393 (Medium) IMG_7395 (Medium) IMG_7405 (Medium)

Todo era magnífico hasta que nos bajamos en otra de las islas flotantes que es algo así como la “isla supermercado para guiris” donde venden de todo con la excusa de que  compremos algo de alimento a los habitantes de la isla Amantaní. Afortunadamente nosotros ya tenemos todo lo que queremos darle porque aquí el precio es más caro que en Puno.

Después de esta última parada volvemos todos a la embarcación y nos dirigimos a la segunda isla, la Isla Amantaní, casi 4 horas de la de los Uros. Al llegar nos reciben casi todas las mujeres de la isla con sus vestimentas típicas y cuando nos bajamos del barco nos van distribuyendo entre las diferentes familias. A nosotros nos toca la familia de Patricia que tiene 3 niños, Benjamín el más pequeñito de 1 año más o menos, Tania de 3 añitos y Mary de 5 años que no hemos conocido por que está con su abuela materna.

Tania con su abuela

IMG_7416 (Medium)

La casa de nuestra familia está en lo alto del pueblo y yo por momentos creía que no podría llegar. Es una casa humilde con 3 habitaciones, una de ellas para nosotros, en la parte baja un pequeño habitáculo que hace de cocina y en medio del huerto una cabañita de adobe con un wáter y un cubo de agua. Varias ovejas y muchas plantas y flores por todas partes.

Vista a la isla desde la casa

IMG_7413 (Medium) La casa

IMG_7415 (Medium)

La cocina

IMG_7422 (Medium)

Los habitantes de la isla solo hablan quechua y castellano, pero la gente mayor no entiende el castellano. La abuela de nuestra familia nos explica muchísimas historias que nosotros no podemos entender pero igualmente nos habla y habla utilizando la manos, sus lágrimas y sonrisa habiendo momentos en los que el lenguaje se torna universal y podemos intuir que algo le ha pasado hace poco. De hecho Patricia nos explica más tarde que hace meses que se ha muerto su padre, etc.

Los niños al principio estaban un poco distantes pero les regalamos unos globos y lápices y comenzaron a acercarse para hacer dibujos.

Tania con Chus

IMG_7419 (Medium) Después de una hora Patricia ya nos había preparado el almuerzo, comenzamos comiendo sopa de quinua, después una tortilla de queso y tomate con arroz y vegetales y una infusión de muña, una hierba muy buena para el mal de altura con sabor un poco anisado.

En la Isla Amantaní comen carne más o menos una vez al mes y el pescado solo en alguna época del año pues hay meses en los que no hay pesca en el lago. Se alimentan básicamente de vegetales y eso es lo que nos toca a nosotros estos días.

Tortilla de queso y tomate con arroz y vegetales.Aunque no lo parezca está buenísimo!!

IMG_7420 (Medium)

Después del empacho de comida, a las 16 horas ya un poco más recuperados, salimos al encuentro del resto del grupo y para ello volvemos a subir una enorme cuesta hasta llegar al Estadio, lugar donde se reúnen para jugar a futbol y hablar de sus cosas.

El estadio

IMG_7426 (Medium)

Nos acompañó Patricia con el niño. Es increíble ella cargando un niño de más de 8 kilos y aún así llevaba el ritmo más rápido que el nuestro que no llevábamos ningún tipo de carga.

En el Estadio nos dejan las familias y nos disponemos a subir al cerro donde se encuentra el Templo de la Pachatata (padre tierra). La subida una vez más es vertiginosa. En más de tres ocasiones casi vomito todo lo que he comido pero gracias a los ánimos de Xevi consego llegar a la cima después de más de una hora caminando y subiendo grandes escalones de piedra. La pena es que la puesta de sol se vio velada por las nubes, sin embargo la luna nos compensó la subida con su espectacular plenitud. Parecía un queso gigantesco saliendo del lago. Una enorme bala de fuego iluminando lo alto del cerro.

El descenso lo hicimos bajo la clara luz de la luna llena.

Cerro con el templo de la Pachatata

IMG_7423 (Medium)

Construcciones en la cima

IMG_7441 (Medium) Puesta de sol

IMG_7428 (Medium) La luna

IMG_7430 (Medium) IMG_7436 (Medium) IMG_7443 (Medium) IMG_7444 (Medium)

Cuando llegamos al Estadio nos esperaban las respectivas familias. A nosotros nos vino a buscar el marido de Patricia mientras que ella estaba preparando la cena. Al llegar a la humilde casita nos llevamos una enorme sorpresa pues al mediodía además de los lápices y globos, les regalamos a la familia sopa de sobre y pastillas de avecrén que le hemos explicado como se cocina (todo el mundo lleva fruta y arroz y queríamos ser algo diferentes). También aprovechamos para deshacernos de las bufandas y gorros pues creemos que es la mejor ocasión. Pues resulta que cuando llegamos la niñita tenia puesto mi gorro rojo de Quechua y el niño la enorme bufanda Billabong marrón de Xevi como señal de agradecimiento.

Nos sentamos todos juntos a cenar y aunque no teníamos ni gota de hambre igualmente nos lo comimos todo. Otra vez vegetales y sopa y mate de muña.

Después de la cena descansamos un poco hasta las 20:30. Nos moríamos de sueño y estábamos súper cansados pero faltaba lo mejor del día. A las 20:30 en punto, sin saber como, pues no tenían ni reloj, ni calendario, llamaron a la puerta de nuestra habitación, era Patricia que nos traía la ropa tradicional pues en media hora, en el centro cultural de Amantaní, se hace una fiesta para los turistas pero para eso tenemos que poner las ropas típicas, así que Xevi se puso un poncho típico y un gorro de lana muy bonito y a mí, en un proceso casi ceremonial, Patricia me disfrazó de joven Amantaní. Camisa blanca con bordados de muchos colores, enaguas, una falda roja súper gruesa y un mantón negro también bordado con muchos colores que supuestamente tenía que llevar en la cabeza pero resultaba muy difícil aguantarlo.

Con las ropas típicas

IMG_7459 (Medium) IMG_7460 (Medium)

A las 21 horas salimos con Patricia hasta el centro cultural. Con tanta ropa no teníamos ningún frío.

Durante el recorrido de más de 10 minutos, como no, cuesta arriba la luna llena nos iluminaba el camino. Cuando llegamos al Centro Cultural nos encontramos a los compañeros de viaje también “disfrazados” y el resultado era muy pero que muy cómico y divertido, además de ridículo.

Toda la tropa. Sin comentarios!!

IMG_7464 (Medium) IMG_7465 (Medium)

Bailamos todos juntos durante un buen rato y ya totalmente reventados volvimos a la casa custodiados por la luna y las impresionantes y brillantes estrellas.

La fiesta

IMG_7470 (Medium)

Nos metimos en cama como pudimos y creo que no tardamos ni un minuto en dormirnos.

Anuncios

2 comentarios to “Los Uros y Amantaní”

  1. MARTA said

    Com ens hem de veure nois !!!!!!
    Xavier, es nota la base de les classes que et feia l’Anna quan eres petit i de les quals ens feieu demostració al menjador de casa enmig de les rialles de tota la família…..ji ji
    La vestimenta no té pèrdua i en quant al ball….super divertit !!

    Petons!
    Marta

    Estic super emocionada per ser la número 1 del blog actualment….intentaré no perdre la posició encara que sé que compto amb una competència molt dura.

  2. Rodrigo said

    Mis estimados viajeros; sigo paso a paso vuestro recorrido dia a dia y conocedor de ese lado del mundo me sorprende el espiritu y valentia que teneis, admirable.Para que sepan cuando estuve en La Paz, duré un dia, por la altura. Y vosotros habeis subido a todos los puntos de 4000 o mas snm. como si nada. Continúo leyendo el recorrido dia a dia.(menos mal que soy jubilado). Es atrayente y muy bien organizado.
    Os saludo a los dos, un abrazo. Rodrigo y Laly

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: