Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

Machu Picchu y Huayna Picchu

Posted by chus y xavier en 12 agosto 2009

Nos levantamos a las 4 am y está lloviznando un poco pero eso no es excusa para salir a la calle. De hecho cuando llegamos al lugar donde se espera al bus hay una cola enorme, tenemos más de 100 personas delante  nuestro así que decidimos quedarnos uno haciendo la cola del bus y otro haciendo la cola para comprar el billete que cuesta nada menos que 7 dólares/5,4€ por persona.

Haciendo la cola para el bus

IMG_6786 (Medium) IMG_6787 (Medium)

Aquí en Aguas Calientes todo se mueve en dólares, eso es una vergüenza ya que es muy descarado el timo turístico, por lo menos podrían poner los precios en soles y dólares.

La taquilla para comprar los billetes abre a las 5:00 am y a las 5:30 sale el primer bus. Nosotros conseguimos entrar en el tercero y después de 20 minutos de sinuosas curvas llegamos a la entrada del Machu Picchu que está atestada de gente, pues muchas personas han subido caminando y otras han hecho los diferentes caminos del inca y están esperando desde muy temprano. Está todo totalmente cubierto de niebla pero nos comentan que eso es normal y que tiende a desaparecer.

Gente delante nuestra en la cola de entrada

IMG_6789 (Medium)

Nuestra idea es subir a Huayna Picchu pero resulta que al día solo pueden subir 400 personas y teniendo en cuenta todo lo que tenemos delante va a resultar casi imposible.

A las 6 am abren las puertas de entrada al Machu Picchu y mucha gente se pone a correr en dirección a la montana (Huayna). Nosotros ya creyendo que no llegamos a tiempo vamos caminando tranquilamente y sacando las primeras fotos de las ruinas entre brumas. Nos encontramos con unos guías que casualmente van a reservar plaza para subir al Huayna y los seguimos. Cuando llegamos al lugar de reserva para subir al Huayna Picchu no había tantas personas como nos imaginábamos y llegamos a la conclusión de que mucha gente se perdió por el camino. Se echaron a correr en dirección a la montaña pensando que allí estaría la puerta de entrada pero resulta que la puerta está en otro lado.

Primeras fotos del Machu Picchu con la bruma, al fondo el Huayna Picchu

IMG_6795 (Medium) IMG_6796 (Medium) IMG_6801 (Medium)

Comenzaron a repartir los números  para subir al Huayna y cuando nos tocó a nosotros todavía pudimos elegir subir en el primer (de 7 a 8 ) o segundo turno (de 10 a 11). Elegimos el segundo y así pudimos visitar durante 3 horas el Machu Picchu tranquilamente y descansar antes de la odisea del Huayna Picchu. No podemos creer que con toda la gente que había delante nuestro tengamos la oportunidad de subir pues ya lo dábamos por perdido. Al retornar al camino de regreso para comenzar el recorrido del Machu Picchu desde el principio nos encontramos a la gente que supuestamente se había perdido corriendo hasta la verdadera puerta de recepción al Huayna, posiblemente demasiado tarde para ellos.

El Machu Picchu es una antigua ciudad que ha estado perdida durante muchísimo tiempo en medio de la selva peruana. Después de las pirámides de Egipto es el otro lugar que estaba pendiente por conocer desde que lo estudié en el colegio. Por suerte los conquistadores españoles nunca la encontraron y gracias a eso se encuentra en mejor forma de lo que hubiésemos imaginado. A parte de algunos indígenas nadie tenía conocimiento de su existencia hasta principios del siglo XX.

Machu Picchu (del quechua sureño machu pikchu, “Montaña Vieja”) es el nombre contemporáneo que se da a una llaqta (antiguo poblado andino inca) de piedra construida principalmente a mediados del siglo XV en el promontorio rocoso que une las montañas Machu Picchu y Huayna Picchu en la vertiente oriental de los Andes Centrales, al sur del Perú. Su nombre original habría sido Picchu o Picho. Según documentos de mediados del siglo XVI, Machu Picchu habría sido una de las residencias de descanso de Pachacútec (primer emperador inca, 1438-1470). Sin embargo, algunas de sus mejores construcciones y el evidente carácter ceremonial de la principal vía de acceso a la llaqta demostrarían que ésta fue usada como santuario religioso. Ambos usos, el de palacio y santuario, no habrían sido incompatibles. Algunos expertos parecen haber descartado, en cambio, un supuesto carácter militar, por lo que los populares calificativos de “fortaleza” o “ciudadela” podrían haber sido superados. Machu Picchu es considerada al mismo tiempo una obra maestra de la arquitectura y la ingeniería. Sus peculiares características arquitectónicas y paisajísticas, y el velo de misterio que ha tejido a su alrededor buena parte de la literatura publicada sobre el sitio, lo han convertido en uno de los destinos turísticos más populares del planeta.

Lo que más nos sorprendió de esta mega estructura es su ubicación a gran altura y en medio de las montañas. También nos resultó muy curiosa la ausencia de inscripciones y estatuas. Son puras construcciones, depósitos para el grano, torreones desde donde se podía divisar todo el valle, un observatorio donde los incas observaban los astros para saber cuando eran los solsticios, templos como el del cóndor, donde hacían sacrificios, el de las 3 ventanas,… Todo lo que rodeaba las edificaciones eran zonas agrícolas. En la parte más alta está lo que era el recinto del guardián.

La entrada al recinto

IMG_6803 (Medium) Vista general de la Ciudadela desde diferentes lugares

IMG_6805 (Medium)

IMG_6823 (Medium) IMG_6831 (Medium) IMG_6837 (Medium)

Las llamas en medio de las terrazas

IMG_6814 (Medium) IMG_6816 (Medium) El Recinto del Guardián

IMG_6827 (Medium)

IMG_6843 (Medium)

Piedras Sagradas

IMG_6834 (Medium) La antigua Puerta de Entrada a Machu Picchu

IMG_6840 (Medium)

Después de muchas fotografías y momentos para el asombro y la reflexión nos dieron las 9:45 am y decidimos ir acercándonos a la puerta de entrada al Huayna Picchu. La sensación que tenemos es como la de estar caminando dentro de una postal con las llamas, las ruinas, el verde selvático, las brumas y las altísimas montañas.

A las 10 am cruzamos el sendero, ya no hay marcha atrás, no sé si lo vamos a conseguir pero vamos a dejar la piel en el intento.

Comenzamos descendiendo una pequeña cuesta durante más de 100 metros y a partir de ahí comenzamos un ascenso que de entrada no se ve muy duro. Es el ascenso a una pequeña montaña previa al Huayna Picchu. Desde ahí hay unas primeras vistas panorámicas del Machu Picchu y del imponente Huayna. Visto desde ahí parece imposible lograrlo, es totalmente vertical, vemos gente que vuelve totalmente sudada y exhausta pero si ellos lo han conseguido nosotros también. Hay 2 catalanas que deciden no continuar por vértigo. Seguimos avanzando y nos encontramos con otro descenso bastante pronunciado y a partir de ahí nos encontramos con la base del imponente Huayna Picchu, comienza el verdadero ascenso e increíblemente yo me encuentro en muy buena forma, dentro de toda la dificultad a mí me parece el ascenso más fácil que hemos hecho. Suerte que he vuelto a tomar el hierro. Ahora me doy cuenta que era justo lo que necesitaba pues vuelvo a tener la energía que me faltaba desde que salimos de Argentina. Allí comíamos mucha carne y de repente nuestra dieta cambió totalmente.

No pude subir a Chacaltaya. Casi me muero subiendo el Cerro Calvario o en la Isla Amantaní y aquí delante del Huayna Picchu estoy perfectamente. Suerte pues en esta ocasión le fallan las fuerzas a Xevi. Le entra una súper pájara suponemos debido al madrugón y que no ha desayunado mucho. El sueño de subir al Huayna Picchu era más de Xevi que mío y ahora está a punto de no poder continuar. Descansamos un buen rato, dejamos que nos adelanten, y se come una buena dosis de galletas y unos plátanos. A las 11 comienza a recuperarse y continuamos poco a poco el ascenso. Esta vez me toca a mí cargar la mochila más pesada pero cualquier cosa para que logremos la meta.

La subida en un momento duro para Xevi

IMG_6846 (Medium)

La subida al Huayna no es apta para personas con vértigo pues cada vez el caminito es más estrecho y vertical, incluso hay unas cuerdas metálicas para ayudarnos con las manos durante la subida.

El camino está escarbado en la propia montaña desde la época de los incas, por lo tanto es rústico, lleno de estrecheces (ahora entendemos que solo puedan subir 400 personas en dos turnos, más personas sería muy peligroso).

Vamos haciendo varios descansos desde los cuales divisamos al Machu Picchu cada vez más lejos. Miramos hacia arriba y la cima se ve una meta casi inalcanzable, igualmente no nos rendimos y comenzamos a adelantar a varias personas que nos habían dejado atrás al principio y eso nos da bastante ánimo.

Nos cruzamos con varias personas que ya vienen de regreso (seguramente la gente que viene con tour organizado donde todo es a contrarreloj) y nos dicen que solo nos quedan 15-20 minutos. Bien!! Ya casi lo hemos logrado, después de una hora.

Al llegar casi a la cima nos llevamos una gran sorpresa pues resulta que hay construcciones ahí arriba. Terrazas, torres, piedras sagradas,… Qué locura, cuanta gente tuvo que despeñarse construyendo todo eso!! Suerte que sacaban la piedra de la propia montaña y esculpían los escalones y las terrazas directamente en las paredes del Huayna.

Decidimos buscar una terraza solitaria y con los pies descalzos pisamos la hierba y nos acostamos durante 20 minutos, recuperando fuerzas rodeados del aire más puro, con las nubes casi rodeándonos y el Machu Picchu como una visión lejana.

Ya recuperados hicimos nuestro último gran esfuerzo casi presos del pánico en algunos momentos pues la altura era de vértigo y los escalones escarbados en la montaña en alguna ocasión daban directamente al vacío. Una vez arriba la sensación es indescriptible, orgásmica. La satisfacción te embarga totalmente. La sonrisa de Xevi, el gran permio. Lo HEMOS CONSEGUIDO!! Y definitivamente para nosotros subir al Huayna Picchu es lo mejor del Machu Picchu y toda la odisea por llegar. Nos quedamos sentados en una roca con otras 4 o 5 personas, mirando al infinito desde el infinito mismo. Hacemos fotos y videos pero las mejores imágenes una vez más las llevamos en nuestras retinas almacenadas con la euforia del momento.

Vistas al Machu Picchu desde la cima del Huayna

IMG_6856 (Medium)

IMG_6881 (Medium)

Las terrazas en la cima. Xevi descansando destrozado

IMG_6857 Alturas no aptas para cardiacos

IMG_6858 (Medium)Vista de la carretera que se sube con el bus al Machu

IMG_6859 (Medium) Otras increíbles vista del Machu Picchu

IMG_6864 (Medium) IMG_6867 (Medium)

El último paso hasta la cúspide

IMG_6868 (Medium) Las construcciones casi colgando. Increíble!!

IMG_6872 (Medium) Entre el cielo y el Huayna Picchu

IMG_6875 (Medium) Prueba de que realmente llegamos. 2634 msnm

IMG_6878 (Medium)

No queremos bajar aunque sabemos que tenemos que hacerlo así que poco a poco mirando hacia atrás vamos deshaciendo el camino que en ocasiones resulta mucho más dificultoso, pues al ver la pendiente y los estrechísimos escalones acojona un poco. Parece como si las piernas quisieran salir corriendo pero hay que frenarlas para no amorrarnos a no sabemos donde.

En 15 minutos de bajada las rodillas comienzan a temblarnos un poco. Descansamos unos minutos y continuamos ya que el sol en estos momentos es sofocante y a Xevi no paran de atacarle los mosquitos.

Llegamos nuevamente a la base de Huayna y toca subir la cuesta de la otra montaña que con todo el cansancio nos parece eterna.

Después de ese último esfuerzo llegamos a la puerta de acceso al Huayna totalmente agotados y acalorados, firmamos el libro para dar constancia de nuestra llegada, compramos agua y buscamos una sombra para reponernos.

Nuestra intención era bajar desde Machu Picchu hasta Aguas Calientes caminando pero definitivamente bajaremos en bus.

Hacemos nuestro último recorrido por las ruinas del Machu Picchu cuando de repente oímos como alguien grita mi nombre, nos damos la vuelta y ahí están los 4 argentinos y Heike. Ellos también han podido subir al Huayna y al igual que nosotros también están muertos, necesitan comer algo. Además ellos han subido caminando desde Aguas Calientes y eso si que tiene mérito y  bajarán también caminando, vaya bolas!! Hacemos una parte de las ruinas juntos y nosotros decidimos quedarnos un poco más.

Roca Sagrada

IMG_6883 (Medium) Vista de las Tres Portadas sobre tres niveles de terrazas frente a la plaza principal

IMG_6885 (Medium)El Huayna Picchu

IMG_6886 (Medium) El Templo de las 3 Ventanas

IMG_6887 (Medium) IMG_6889 (Medium) IMG_6890 (Medium)

El Centro Astronómico IMG_6888 (Medium)

Observatorio Solar

IMG_6894 (Medium) Vista de diferentes edificios

IMG_6895 (Medium) IMG_6896 (Medium) Junto con nuestros amigos otra vez

IMG_6897 (Medium)Terrazas en el sector agrícola

IMG_6892 (Medium) IMG_6898 (Medium)IMG_6899 (Medium)

IMG_6902 (Medium)

Canalizaciones de agua, lo más increíble

IMG_6901 (Medium) IMG_6906 (Medium) Xevi con una llama

IMG_6912 (Medium)

Incluso las pudimos tocar

IMG_6924 (Medium)

Una alpaca, Qué elegancia!!

IMG_6921 (Medium) La despedida. Algún día quizás nos volveremos a ver

IMG_6925 (Medium)

Sobre las 17 horas, sin prisas (ventajas de ir por cuenta propia) pagamos 7 US$/5,4€ cada uno y bajamos en autobús. Por el camino vemos a los chicos caminando. Que mérito!!

Al llegar a Aguas Calientes compramos el billete de tren para mañana a Ollantaytambo también por 32 US$/24€ por persona pues queremos llegar para la feria de Pisac y esta es la única manera.

Vamos al restaurante de ayer y comemos como posesos para recuperar toda la energía gastada. Cuando salimos a la Plaza nos encontramos con los chicos y nos quedamos charlando hasta el anochecer. Son realmente una gente fantástica.

Hemos conocido casi toda Argentina, nos faltaba Córdoba, pero por suerte o razones del destino hemos conocido a los mejores representantes; Matías, Juan, Aldo y Nahuel. Aquí se separan nuestros destinos.  Con Heike todavía nos toca compartir una noche de habitación.

Fotos a la plaza de Aguas Calientes desde el restaurante

IMG_6929 (Medium) Estatua del Inca Pachacútec

IMG_6931 (Medium)

Al llegar al hotel nos duchamos y de ahí caemos totalmente derrotados en cama. Gran día hoy!!

3 comentarios to “Machu Picchu y Huayna Picchu”

  1. Carme said

    Tota la excursió al Machu Pichu i voltans es molt emocionant. Sembla imposible com es varen poder fer totes aquestes construccions en un lloc tant alt i amb tantes dificultats per arribar-hi. Poder-hi pujar ha de ser una experiencia única. I realment han de ser moltes les sensacions que es tenen al contemplar aquestes boniques panoramiques. Anim que esteu conseguint arribar a llocs als que no us pensaveu poder-hi anar, i disfruteu molt de tot. Felicitats per haver-ho aconseguit, encara que us costi, val la pena. Son llocs que dificilment es podran repetir, així que aprofiteu l’ocasió. carme

  2. Anna said

    Només tinc una paraula per definir el que he sentit llegint el que heu fet aquest dia IMPRESSIONANT.

    Enhorabona per l’esforç, no hi ha dubte que ha valgut la pena.

    I sense comparar el que heu pogut veure i sentir vosaltres, m’alegro molt de poder-me’n fer una lleugera idea.

    Molts petons i fins aviat,

    Anna

  3. María José said

    Hola Chus (y Xevi)

    Acabo de finalizar la lectura de Perú y estoy completamente emocionada !!!!! El Machu Pichu, Cusco, Arequipa, Nazca, las islas del lago Titicaca…. Al leer vuestro blog ha sido como si volviera a estar en todos aquellos lugares…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: