Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

Sonoma parte 2: Green Valley, Russian Valley y Dry Creek Valley

Posted by chus y xavier en 7 septiembre 2009

Hoy para disgusto de algunos, volvemos a la ruta de las bodegas.

Subimos al norte de Sonoma y visitamos tres bodegas ubicadas en zonas vinícolas bien diferentes. Primero paramos en Green Valley en la Bodega Iron Horse. Esta es una zona algo fría, ideal para las variedades de la Borgoña (pinot noir y chardonnay).

Entrada a la bodega

IMG_8152 (Medium)

La bodega da buena fe de las variedades borgoñonas pues tiene unos muy buenos vinos.

Los viñedos alrededor de la bodega

IMG_8153 (Medium) IMG_8154 (Medium) La sala de degustación está instalada en el exterior, con unos grandes ventiladores y al lado de los viñedos. Lo más curioso es que aquí no hay escupideras, el vino se tira directamente al viñedo. Las copas son de nivel pues la degustación se hace con la marca austríaca Riedel.

Parte de la sala de degustación

IMG_8162 (Medium)

Comenzamos probando tres espumosos. El primero Iron Horse 2004 Classic Vintage Brut. Un clásico blend de pinot noir y chardonnay. Con una burbuja muy peta zeta, aromas de manzana y croissant y una muy buena acidez y final.

El segundo, Iron Horse Ultra Brut 2004 también un blend de chardonnay y pinot noir. Con una burbuja pequeña y bien integrada que se deshace en la boca, aroma a compota de manzana y toques minerales. Un placer al paladar!!

Después pasamos a los vinos tranquilos para ello nos cambian la copa, hacemos la degustación en unas buenas copas borgoña.

Probamos Iron Horse Estate Chardonnay 2005 con 14% vol. Un 75% del vino pasó por barrica de roble francés. Es un vino muy sedoso, con aromas a manzanilla, un toque cítrico, a pera y recuerdos a frutas tropicales. En boca hay un buen balance entre fruta y aromas  aportados por la barrica. Ligeros toques ahumados y final muy largo. Lo mejor es que no se aprecia el grado alcohólico, y las copas son un placer. Se magnifica el vino!!

Chus durante la cata

IMG_8160 (Medium)

Finalmente probamos 2 tintos. El Iron Horse Estate Pinot Noir 2007 con aromas a frambuesas, hierba seca, musgo y un toque de cuero. En boca un buen cuerpo con recuerdos a guindas y taninos suaves, muy borgoña, muy joven pero muy prometedor.

El último, Iron Horse BDX-3. Un blend de cabernet sauvignon 80%, cabernet franc 12% y petit verdot 8%. Un clásico burdeos. Es un cajón sorpresa aromático, mermelada de arándanos, cassís, pimienta negra, cedro, … en cada aireación salen más y más aromas. Que pena que algún vino no se pueda tragar pues acabaríamos borrachos de buena mañana…

Tirando el vino sobrante en los viñedos

IMG_8168 (Medium)

Decidimos comprar una botellita del chardonnay para alguna ocasión especial en estos días por California por 29$/21€. Algo carillo pero muy bueno.

De Green Valley nos vamos un poco más al norte a Russian Valley, una región también fría, y con tendencia a nieblas matutinas. Parece ser que por aquí se producen algunos de los mejores pinot noir de California así que vamos a probar suerte. Entramos a la Bodega de Gary Farrell, un modesto productor que se dedicaba a las manzanas y en 1982 se pasó al vino. Por cierto, una gran decisión!!

Entrada a la bodega de Gary Farrell

IMG_8169 (Medium) La bodega

IMG_8170 (Medium) Las fantásticas vistas

IMG_8172 (Medium)

Nos recibe Robert Collier, un señor fantástico que nos da a probar un montón de vinos y nos lleva a la bodega donde están comenzando a vinificar las primeras tandas de pinot noir, allí nos presenta a Joseph Jewell, el segundo enólogo de la bodega que con su juventud ya está elaborando una línea propia de vino. Nos encanta ese momento de contacto con las uvas maduritas y medio rotas desprendiendo unos aromas fantásticos que atraen a cientos de abejas.

Ya han empezado la vendimia. Aquí tenemos algunas de sus mejores pinot noir

IMG_8183 (Medium) IMG_8185 (Medium) IMG_8182 (Medium)Joseph, Chus, Robert y la chardonnay

IMG_8184 (Medium)

Después del breve contacto con las uvas volvemos a la sala de cata y comenzamos probando el Gary Farrell Sauvignon Blanc 2007 un prometedor vino con aromas a pomelo, grosella, lima, melón, … sedoso y crujiente en el paladar, con una acidez muy refrescante.

Pasamos a la Chardonnay 2007. Un vino que ha hecho la maloláctica (Transformación del ácido málico en ácido láctico, con emisión de anhídrido carbónico, por acción de bacterias lácticas. El proceso tiene lugar después de la fermentación alcohólica. Esta fermentación reduce la acidez total del vino al perderse parte de la acidez fija: una parte de la acidez del vino se transforma en gas carbónico, el cual se desprende y desaparece. La fermentación del ácido málico está provocada por el desarrollo de bacterias lácticas que se encuentran en los hollejos de las uvas maduras). Ha pasado por barrica de roble francés sobre 8 meses. Es un vino con aromas a piña, manzana asada, un ligero y apenas apreciable aroma a lavanda y toques de anís estrellado. En boca recuerdos a mazapán, polvo de tiza y mucha complejidad. Un vino para dedicarle tiempo.

Después de los fantásticos blancos pasamos a probar los tintos. Comenzamos con tres pinot noir de viñedos situados en diferentes zonas del Valle de Russian.

El primer, Gary Farrell Pinot Noir 2006 Russian River Selection. Una selección de uvas de diferentes viñedos del valle. Es un vino elegante con aromas a cereza madura, frambuesa, fresa, y otros frutos del bosque, en boca es suculento con recuerdos a frutos negros complementados por un espléndido final especiado y ahumado.

El segundo, Gary Farrell Pinot Noir 2006 STark Ridge Vineyard. Hecho con uvas de un solo viñedo de una zona más caliente de Russian Valley. Aquí los aromas ya recuerdan a frutas del bosque más confitadas, granada, un toque de vainilla y de tabaco de pipa aportado por la barrica.

El tercero, Gary Farrell Pinot Noir Rochiolli-Allen Vienyard procedente de los viñedos más viejos de la zona. Es un vino que muestra aromas de cereza madura, champiñón y de fondo arándanos y notas de manzana roja, clavo, nuez, cilantro y un sinfín de aromas que no paran de desprenderse de la copa en cada momento. Es un vino increíble pero su precio también, cuesta 70$/50€.

Estamos impresionados con los vinos sobrios y elegantes de esta bodega. Antes de irnos probamos un blend de merlot 70% y cabernet 30%. El Gary Farrell Encounter 2004 y el Gary Farrell Zinfandel 2007. Dos vinos bastante interesantes pero nos quedamos con la chardonnay y la pinot noir.

Los vinos que hemos probado hoy son de gran nivel así que dejamos para el final una bodega en la cual estoy muy interesada. Se encuentra en el norte de Sonoma, en el Dry Creek Valley. Una región plantada con viñas viejas (algunas con más de 100 años) de zinfandel e interesantes viñedos de cabernet. Ahí está una de las bodegas de Ridge, la otra está en Santa Cruz, en la Bahía de San Francisco.

Está apartada de todas y nos cuesta un poco llegar, de hecho llegamos por los pelos pues faltan 10 minutos para cerrar. Cuando les comento que la Vila Viniteca vende sus vinos se emocionan y comienzan a darnos a probar todo lo que tienen.

Primero comenzamos probando los vinos de Santa Cruz. Ridge Monte Bello Chardonnay 2006, un vino de 60$/43€ súper mineral y todavía muy joven con una acidez bastante marcada. De hecho recomiendan guardarlo en botella 4-5 años más para una total evolución aromática. Es un vino de alta gama hecho con uvas seleccionadas a mano de 4 parcelas excepcionales. Pasa 18 meses en barrica y se embotella sin filtrar. Sublime!!

El segundo vino es Ridge Monte Bello 2006. Un blend de cabernet sauvignon 68%, merlot 20%, petit verdot 10% y cabernet franc 2% y su precio 145$/104€. Es un vino hecho con uvas de viñas de más de 50 años y plantadas a 2.500 mts de altura. Probamos el mismo vino pero del 2005 y se nota más integrado, igualmente son vinos que necesitan unos añitos en botella. Se dice que pueden mejorar hasta los 25 años. Lo curioso de esta bodega es que en los blend casi siempre vinifican todas las variedades juntas y después pasan una crianza de 20-24 meses en barrica de roble francés y americano. Estos son unos vinos para disfrutar tranquilamente y es una verdadera pena tener que escupirlos.

Después de los vinos de Monte Bello pasamos a probar los de la zona de Sonoma, Los Ridge Lytton Springs. Degustamos 4 vinos hechos básicamente con zinfandel.

El primero es el Ridge Geyserville 2006 con un 70% de zinfandel, 18% cariñena, 10% petit verdot y 2% monastrell. Es un vino con un color cereza picota intenso y un tanino muy agradable. Destacan los aromas a frutos negros y toques especiados.

El segundo, Ridge Lytton Springs 2007 con un 71% zinfandel, 22% petit syrah y 7% cariñena. Es un vino procedente de viñedos de 115 años, esta edad de viñedos en el nuevo mundo suele ser poco frecuente por lo que en general o ya no están activos, los han arrancado o como en este caso producen vinos magníficos. Este es un vino con un color casi negro, con aromas a frutos negros maduros y un balance y elegante textura en boca. Ha estado 15 meses en barrica de roble americano y ganará complejidad en los próximos 10 años.

El tercero, Ridge East Bench 2007 con un 92% zinfandel y 8% petit syrah. Es el nuevo vino de Ridge. Un clásico de la zona (mayoría casi absoluta de zinfandel), envejecido 12 meses en roble americano usado de primero, segundo y tercer año.

Probando los vinos

IMG_8186 (Medium)

El cuarto, Ridge Pagani Ranch 2007 con un 92 zinfandel, 5% alicante bouschet y 3% petit syrah. Un vino opulento, con un tanino firme y muy complejo, perfecto para beber ya o para guardar hasta 10 años.

Definitivamente los zinfandel de Ridge son deslumbrantes y eso nos demuestra que al contrario de lo que pensábamos hasta ahora (sobre todo con algunos vinos que hemos probado) la zinfandel trabajada con pasión desde la cepa a la botella, produce vinos de una calidad excepcional.

Elliot, el chico que nos atiende desde que llegamos nos lleva a ver los viñedos que están justo al lado de la bodega. Ahí podemos probar las uvas zinfandel directamente de la cepa y la alicante bouschet, una variedad totalmente desconocida para nosotros pero después de verla y probarla tenemos nuestras dudas y creemos que es la garnacha tintorera, pues también es negra por dentro y el racimo es enorme. Si no es la garnacha tintorera, ahora ya conocemos dos tipos de uva con el hollejo y la pulpa de color cereza picota.

Después de ver la planta creo que podré distinguirla fácilmente pues es súper curiosa ya que los sarmientos cuelgan como las ramas de un sauce llorón.

Elliot de Ridge

IMG_8193 (Medium) La alicante bouschet

IMG_8194 (Medium) IMG_8195 (Medium) IMG_8196 (Medium) IMG_8197 (Medium) IMG_8199 (Medium)

También hemos podido ver algún viñedo enfermo, infectado por algún hongo que hace amarillear sus hojas y probamos las uvas de la viña de zinfandel más vieja de Ridge.

El viñedo enfermo que produce uva de la misma calidad pero en menor cantidad

IMG_8201 (Medium)

Estamos súper contentos y pensar que casi llegamos tarde!! Hoy hemos aprendido muchísimo sobre los vinos de Sonoma y hemos podido apreciar la intensidad de una buena zinfandel y lo mejor es que todo nos ha costado nada, solo alguna de mis tarjetas de sumiller. Creo que el mejor regalo que me ha hecho Xevi pues lo estamos amortizando a base de bien. Nos hemos ahorrado en degustaciones sobre 120$/86€ y probando lo mejor de lo mejor de cada bodega. Ser sumiller y tener tarjeta es indispensable por estos mundos!! Suerte que Linda, la señora majísima de Matanzas Creek nos lo comentó sinó no se nos hubiese ocurrido pues somos españoles y estamos acostumbrados a ocultar lo que somos y a creernos menos que nadie, etc y sin embargo aquí el tema del “yo soy”, “yo tengo” funciona mejor que nada, es una carta de presentación. Así que en cada bodega lo perfeccionamos un poco más. Se acabó ir de incognito, sobre todo porque se ahorra pasta, je, je, je!!!

Salimos de la bodega y bajamos por Dry Creek Road hasta llegar al centro de Healdsburg, un pueblecillo muy mono donde se encuentran las salas de cata de alguna que otra bodega más comercial como Gallo (la tercera productora mundial de vino) de propietarios italianos que han comprado un montón de terrenos en Sonoma y elaboran vinos muy competitivos. Cuando entramos a la sala de degustación nos quedamos un poco desconcertados porque nos esperábamos más opulencia y glamour y resulta que los muebles son del Ikea. No hay ningún vino que nos sugiera, sobre todo después de lo que venimos de probar, así que después de chafardear un poquito nos vamos.

Seguimos paseando por el entorno de la plaza donde hay una enorme sequoia y donde descansan a la sombra de los árboles familias con niños, abuelos, perritos, etc, pues hoy es festivo en EEUU, es el Labor Day, es por eso que algunas bodegas están cerradas como la Ferrari-Carano que también tiene su sede en el centro de Healdsburg y al igual que los Gallo es de italianos, que antes de dedicarse al vino se dedicaban a la hostelería en Nevada.

Totalmente derrotados volvemos al motel atravesando más y más viñedos cerca de la costa. En menos de una hora ya estamos en “casita” preparando la ruta de las bodegas para mañana.

Una cenita ligera, eso si con un excelente vino

IMG_8213 (Medium)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: