Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

El centro de Christchurch

Posted by chus y xavier en 16 noviembre 2009

Feliz aniversario!!

Hoy, después de unos días de intensas reflexiones decidimos ponernos en marcha, nos despedimos del bonito estudio donde estuvimos refugiados estos días y volvemos a nuestra vida en la caravana.

En principio en Nueva Zelanda no hay tantas zonas adaptadas al camping gratis para dormir como en Australia, seguro que se puede dormir en cualquier parte, pero con el frío que hace las duchas de agua fría serían impensables, así que buscamos un camping cerca del centro de Chrischurch, pagamos 25$NZ/12,5€ y así aprovechamos para dejar aparcada la caravana mientras paseamos por la ciudad y ahorramos en aparcamiento.

La conservadora Chrischurch ,la más inglesa de las ciudades neozelandesas, ha tardado más que Auckland o Wellington en mostrar la naturaleza cada vez más multicultural de la sociedad urbana del país. Pero esto está cambiando, en parte gracias a la inmigración, y aunque la ciudad guarda múltiples ejemplos de su pasado colonial, como su regia catedral anglicana, la arquitectura gótica, las bateas que surcan el río Avon, los tranvías que traquetean por Worcester Street y las mansiones de madera de sus fundadores, a poco que se escudriñe, aparece una Christchurch más dinámica con avenidas y plazas restauradas y modernos cafés..

Nuestra primera parada la hacemos en el Jardín Botánico, un enorme espacio verde que ocupa 30 hectáreas junto al río Avon. Como es primavera todas las plantas muestran el color de sus flores y está precioso, más de 10.000 especies de plantas autóctonas y foráneas y grandes extensiones de césped. Aquí también hay un impresionante jardín de rosas donde pasamos más de 30 minutos oliendo cada variedad y cada color de rosa, dejándonos fascinar por su embriagadora fragancia. Otro fantástico lugar es una enorme área de rododendros de todos los colores. Rosa y Dídac seguro que disfrutarían muchísimo viéndolos tan esplendorosos.

Las largas extensiones de césped cerca del Jardín Botánico

IMG_2044 (Medium)

Uno de los grandiosos árboles del Jardín Botánico

IMG_2049 (Medium)La Peacock Fountain a la entrada

IMG_2050 (Medium)El Herbaceous Border donde hay muchos tipos distintos de plantas

IMG_2053 (Medium) IMG_2055 (Medium) IMG_2056 (Medium)El increíble y fragante jardín de rosas

IMG_2062 (Medium)IMG_2059 (Medium)IMG_2060 (Medium)IMG_2063 (Medium)Los rododendros en los jardines neozelandeses

IMG_2064 (Medium) IMG_2065 (Medium)El jardín de agua IMG_2066 (Medium) IMG_2067 (Medium) Unos escolares jugando en la piscina. Lo más divertido, … el improvisado bañador!!

IMG_2068 (Medium)IMG_2069 (Medium)

Al salir del Jardín Botánico pasamos por delante de un embarcadero de botes que data de 1882, es un fotogénico cobertizo pintado a rayas blancas y verdes y desde allí salen los botes al estilo góndola veneciana con sus pilotos todo monos empujado un largo palo y llevando a las parejas en un romántico paseo por el río Avon.

El fotogénico embarcadero

IMG_2045 (Medium) Los botes al estilo góndola

IMG_2047 (Medium)

Dejamos atrás los jardines y bordeamos el río hasta el Centro de Artes el cual había sido en su momento la sede del Canterbury College, y después Universidad de Canterbury. Este recinto tiene carácter puramente inglés con su conjunto de edificios neogóticos y sus pequeñas callecitas y estanques con pececillos que llevan a los diferentes locales de artesanía y restaurantes así como a las salas de teatro, cines, etc. En una de las calles laterales incluso las cabinas telefónicas tienen reminiscencias inglesas, además el tranvía circula por esta y otras calles dándole un aspecto ciertamente inglés, por algo esta es la más inglesa de todas las ciudades de Nueva Zelanda.

El Museo de Canterbury

IMG_2071 (Medium)

El Centro de Artes

IMG_2072 (Medium) IMG_2073 (Medium) IMG_2074 (Medium) IMG_2075 (Medium)IMG_2077 (Medium) Y sus cabinas 100% inglesas

IMG_2076 (Medium)

Con el día soleado es fantástico perderse por las calles y diferentes parques de la ciudad como el Victoria Square, con la estatua de la Reina Victoria y el Capitán Cook, una fuente muy original y el cutre reloj floral que lleva unas cuantas horas de retraso. El problema es que al mediodía comienza a levantarse un aire bastante frío y aceleramos nuestra visita pues a la sombra hace bastante frío así que nos vamos a la Cathedral Square, la plaza de la Catedral de Cristo construida en 1881 en la que destaca un impresionante rosetón y sus techos de madera.

La original fuente en Victoria Square

IMG_2097 (Medium)El cutre y destartalado reloj floral

IMG_2093 (Medium)  Una mama pato cuidando de sus pequeños

IMG_2096 (Medium)IMG_2098 (Medium) Otra fotogénica góndola atravesando el parque

IMG_2092 (Medium)

La Catedral de Cristo

IMG_2080 (Medium)

IMG_2103 (Medium)

La cruz al lado de la Catedral

IMG_2089 (Medium)

En la plaza también hay un monumento conmemorativo del nuevo milenio, una escultura de 18 metros de altura conocida como el Cáliz de metal. Aparte de la arquitectura,  en esta plaza se cuece un ambiente de lo más pintoresco, desde vendedores de cosas de lo más cutre, pasando por un músico al que habría que pagarle para que no siga cantando y lo mejor de todos, el top ten, una especie de predicador hippie que camina gritando a saber qué de un lado para otro. Todo esto en la plaza de la Catedral!! El ambiente acaba enganchando y nos quedamos un rato a ver qué pasa… es para estar horas y analizar a estos personajes, no tienen desperdicio.

Después de un descanso para ver a los personajes que deambulan por la plaza, continuamos caminando por el atrio de cristal que une la plaza de la Catedral con otros edificios y seguimos las vías del tranvía hasta el New Regent Street, una minúscula calle con sus pequeñas casitas de color pastel con balcones y geranios que tratan de emular la arquitectura colonial española.

El Cáliz de metal

IMG_2088 (Medium)Varios edificios de la plaza 

IMG_2081 (Medium)IMG_2085 (Medium)También hay un gigante juego de ajedrez

IMG_2082 (Medium)Un marcador que indica que solo quedan 94 semanas, casi 2 años!! para el campeonato del mundo de rugby. Aquí este deporte se toma muy en serio

IMG_2084 (Medium)Los puestos de los vendedores 

IMG_2079 (Medium)

Las casas del New Regent Street

IMG_2102 (Medium)IMG_2100 (Medium)

El viento y frío comienzan a ser insoportables así que cambiamos de planes. Nuestra intención era comer en una terracita bajo los rayos de sol y celebrar nuestro día pero al final nos vamos a un McDonald’s donde descubrimos que no tienen Internet, esta sí que es una mala noticia pues el blog llevará otro ritmo en este país en el que internet es bastante caro y más ahora sabiendo que no tenemos espónsor. Tenemos que buscar opciones alternativas y ya sabemos que serán más caras de lo que nos esperábamos.

Nuestro primer McDonald’s en Nueva Zelanda

IMG_2104 (Medium)

Aprovechamos que tarda bastante en anochecer y decidimos volver caminando al camping a pesar del frío pues llevamos días encerrados y nos viene bien un poco de aire fresco aunque sea helado.

De camino al camping pasamos por una antiguo molino de agua en el Mill Island

IMG_2107 (Medium)

Después de más de 8 horas paseando por la ciudad llegamos al camping bastante cansados, aprovechamos que hay una zona común donde está la cocina y una sala de estar con televisión y nos refugiamos dentro mientras programamos los próximos días con más ilusión. Suerte que los campings tienen áreas cerradas pues sino no se como haríamos para cocinar. El tema climatológico nos tiene bastante confundidos en este país pues parece ser que está es la época ideal para venir a Nueva Zelanda y para recorrer el país en caravana y en principio el tema parece más durillo que en Australia. Pues creemos que vamos a tener que dormir en camping casi cada día, lo que supone un gasto extra.

Hoy es nuestro aniversario, hace 3 años que nos hemos conocido y todo es muy extraño pues estamos en un lejano país, dentro de una caravana pensando en todos estos días y horas que llevamos juntos y con un clima nada agradable, el mismo clima que el 16 de noviembre de 2006 en Barcelona, en pleno otoño. Nosotros que pensábamos que un día como hoy estaríamos en alguna playita, tomando el sol y bebiendo una copa de vino o como mínimo en una terracita de restaurante, pero lo reservamos para todos los días de sol y playa que todavía están por venir.

En cualquier momento volverá a ser 16 de noviembre!! Felicidades amor meu!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: