Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

El MacKenzie Country

Posted by chus y xavier en 18 noviembre 2009

Hoy abandonamos el camping de Christchurch y nos adentramos en el interior de Canterbury, atravesamos inmensas llanuras verdes con sus granjas disipadas y los recurrentes animalitos, ovejas, vacas y ciervos, todos ellos en harmonía e incluso a veces pastando juntos.

Circulando por estas carreteras la sensación de solitud es enorme, no se ve vida humana por casi ninguna parte, estamos nosotros, los animales y alguna que otra caravana en dirección opuesta o adelantándonos.

Nos sorprenden los grandes espacios de terreno vallados por hileras de árboles que hacen a la vez función de césped, cerco y paraviento pues en estas latitudes el viento es incesante.

Después de un buen rato conduciendo entramos en el MacKenzie Country y el paisaje comienza a cambiar, nos acercamos a los ásperos páramos de los Alpes Neozelandeses y aparecen ante nuestros ojos sinuosos ríos de agua cristalina, lagos de color turquesa y el fondo, como una postal, el nevado Monte Cook también conocido como Aoraki, la montaña más alta de Nueva Zelanda.

El vasto y elevado terreno desde el que se alzan las bellas cimas del Aoraki/Mt Cook National Park se conoce como el Mackenzie Country, en honor al legendario James Jock Mackenzie, quien en la década de 1840 condujo su rebaño robado a esta región, por entonces deshabitada. Cuando lo detuvieron, otros colonos se percataron del potencial de aquellas tierras y siguieron sus pasos. Los primeros en atravesar esta zona fueron los maoríes, quienes se desplazaron desde la península de Banks hasta Otago hace cientos de años.

Los Alpes Neozelandeses

IMG_2110 (Medium)

Nuestra primera parada la hacemos en el Lago Tekapo, un inmenso e ininterrumpido espacio de aguas color turquesa que llega a hipnotizar. En las orillas del lago está el pequeño pueblecillo que también se llama Tekapo con sus cuatro casas, una tienda, alojamientos y restaurantes.

Llegando al Lago Tekapo

IMG_2111 (Medium) Vistas del precioso lago con su impresionante color turquesa

IMG_2113 (Medium) IMG_2114 (Medium) IMG_2118 (Medium)IMG_2119 (Medium)

A la entrada del pueblo hay una pequeña y bonita iglesia de 1935, hecha con piedra y roble y con una gran ventana con vistas al lago. Debe ser genial estar escuchando al cura mientras miras al inmenso lago, uno debe sentirse tan cerca del cielo… Al lado de la iglesia, en un pequeño montículo hay una estatua de un collie, en homenaje a los perros pastores de la zona pues son muy importantes para ayudar al granjero en el control del ganado.

La Iglesia del Buen Pastor

IMG_2125 (Medium)

IMG_2129 (Medium)IMG_2128 (Medium)

Con las fantásticas vistas al lago desde su interior

IMG_2126 (Medium)

La estatua homenaje al collie

IMG_2123 (Medium)

Después de la rápida visita a la calle principal del pueblo buscamos un lugar privilegiado en frente del lago y preparamos nuestro primer almuerzo de campaña, un tema arduo y complicado por culpa del viento.

Todo a punto para empezar a cocinar

IMG_2130 (Medium)Las vistas al lago, … insuperables

IMG_2133 (Medium)Y que no falte un buen vinito para acompañar

IMG_2134 (Medium)

Ya con el estómago lleno continuamos camino hasta el Monte Cook y pasamos por otro lago igual o más impresionantes que el anterior, el Lago Pukaki, a solo 45 km del Tekapo y con el mismo e intenso color turquesa que abarca hasta las laderas de las montañas nevadas.

El Lago Pukaki con el Monte Cook al fondo

IMG_2147 (Medium)

IMG_2151 (Medium)

Este azul hipnotizante de los lagos se debe a la “harina de roca”, un sedimento de sus aguas. Esta “harina” se creó cuando un glaciar de fondo rocoso desplazó la cuenca del lago al desplazarse por la superficie y el roce de roca contra roca hizo que se desprendieran unas finas partículas, que acabaron suspendidas en el agua derretida del glaciar. Este sedimento es el que le da al agua ese cualidad lechosa haciendo que los rayos de sol se reflecten dando ese intenso color turquesa.

Paramos un montón de veces para admirar su belleza y la de sus alrededores hasta que llegamos al desvío que nos lleva al Parque Nacional Monte Cook, este es un parque de 700 Km2 y está rodeado por los Alpes Neozelandeses y las sierras de Two Thumbs, Liebig y Ben Ohau.

El majestuoso Monte Cook

IMG_2150 (Medium)

En este parque se hallan 22 de los 27 picos del país que sobrepasan los 3050 metros, entre ellos el Monte Cook que tiene una altitud de 3755 y nosotros hoy vamos a dormir a sus pies.

En el parque hay una sencilla zona de camping por la que solo se pagan 6$NZ/3€ por persona, lo curioso de estas zonas de acampada es que uno se autoregistra y mete el dinero dentro de un sobre con los datos del vehículo y el número de personas y los echa a un buzón así que nosotros como “no tenemos cambio” pagamos solo por una persona así que nos sale la noche por 6$NZ/3€, lo único que puede pasar es que mañana cuando venga el ranger nos diga algo, entonces sacaremos un billete grande, que nos de cambio y pagamos, jeje.

La zona de acampada a los pies del Monte Cook

IMG_2152 (Medium)

A unos kilómetros de la zona de acampada está el pequeño pueblecillo que alberga unas cuantas casas, alojamientos, bares, restaurantes y el famoso hotel Hermitage, construido por primera vez en 1884, parece ser que es el más famoso de Nueva Zelanda y su historia es bastante triste pues se tuvo que reconstruir en varias ocasiones pues la primera vez en 1913 lo destruyó una riada y  en 1957 un incendio volvió a destruirlo. Para nuestro gusto es un edificio bastante feo, pero parece ser que tiene unas interesantes vistas del Monte Cook sin tener que acercarse.

Nosotros hoy preferimos este contacto con la naturaleza, ver como el color de la nieve va cambiando a medida que va atardeciendo y ya de noche… el cielo es espectacular, se pueden ver cientos de estrellas nítidamente, brillan tanto que parece que estén parpadeando, la Cruz del Sur se ve perfectamente y a pesar de que casi no hay luz de luna, gracias al brillo de las estrellas se pueden distinguir los picos nevados con un reflejo ligeramente azulado.

Cuando todos duermen y reina el silencio absoluto se llega a oír el rugido de la montaña cuando algún trozo de hielo se desprende y resbala desde lo alto. Absolutamente fascinante!!

Anuncios

5 comentarios to “El MacKenzie Country”

  1. Anna said

    Hola parella !!!

    Avui he fet una immersió total.
    He rellegit els dies de viatge amb els pares (millorats i ampliats) i els de després (quina baixada d’ànims….) però sembla que ja us heu refet. Us quedarà de tot plegat uns dies compartits i un record immillorable.
    Molts curiós la rebuda dels maorís…quina pressió, oi?

    Bé, a seguir amb el blog please. He quedat parada de la gent que us ha visitat, això deu motivar molt, oi?

    Fins aviat i molts petons i abraçades de tots.

    Anna

  2. Rosa & Pili said

    Holaaaaaa, qué tal?, bueno, bueno, bueno, nos dais tanta información de esta mega aventura que estamos viviendo con vosotros, que nos faltan filtros para asimilarlo todo.
    Todo lo que hemos leido y visto de Nueva Zelanda nos ha encantado, las fotos son geniales, los paisajes maravillosas y…la narración lo mejor. Gracias por dejarnos participar en este sueño.
    Bueno guapísimos, seguir disfrutando como hasta ahora y arriba los ánimos que aún queda mucho por ver.
    Muchos besitos ¡¡¡¡¡ os echamos muchísimo de menos. Os queremos.
    Pili y Rosa.

  3. Rosa & Pili said

    Hola!! nos acaba de llegar la postal de New Zeland!!! Hemos escrito al Ajuntament de Barcelona para que cambien el nombre de la calle y le pongan otro pero no creo que nos hagan caso. ¿cuando os conectais por el mess? tenemos ganas de veros en directo!!!!

    Muchos besos de las tres

  4. LAILA ROMI SALMA Y YOGUI said

    Hola xiquets…me uno al club de fans que teneis del blog…GRACIAS ´por hacernos partícpes de este viaje…de verdad q siento que viajamos con vosotros…y cuidadin con lo que haceis que lo vemos toooddoooooo..ja jajaj
    Un besote
    y ánimoooooo!!!!
    Os queremossss

  5. Michel said

    Hola Willy Fogs!!!!

    És tant bonic el que esteu fent, que se’m posa la pell de gallina cada cop que entro al blog.
    Ho trobo tant brutal, que quan torneu us segrestaré un cap de setmana perquè m’expliqueu en persona totes les experiències i emocions que esteu visquent.
    No cal que us ho digui, però disfruteu el màxim de lo bó i de lo dolent, de les experiències negatives sen treu molt de coneixament i riquesa, tingue-ho en conte.

    Us donc tot el meu suport vital perquè seguieu endavant amb la vitalitat i força que us caracteritza.

    Us estima de tot cor, el vostre amic.

    Michel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: