Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

La Isla de Waiheke

Posted by chus y xavier en 8 diciembre 2009

Nos preparamos un abundante desayuno y vamos camino al aeropuerto para intentar facturar las mochilas ya que el avión sale mañana a las 6 am y no podemos pasarnos el día con ellas encima. Al llegar al mostrador de Quantas nos comunican que no se puede facturar con tanta antelación así que buscamos otra alternativa, que por suerte existe. En el propio aeropuerto está la oficina de información turística que abre las 24 horas y tiene una consigna, así que dejamos nuestras dos gigantescas mochilas y unas bolsas hasta las 4 am, hora en la que facturaremos. Tenemos que pagar 30$NZ/15€ pero no nos importa, pues sin los bultos tenemos total libertad.

Nuestro siguiente paso es dejar la caravana, algo que nos alegra muchísimo, pues la experiencia ha sido más dura de lo que nos esperábamos y además el coche está bastante hecho polvo.

A las 12 am ya tenemos gestionado lo más urgente, cogemos nuestras pequeñas mochilas y caminamos por la perdida y solitaria área industrial donde se encuentra Spaceships hasta que llegamos a una igualmente solitaria estación de tren. En 15 minutos ya estamos camino del centro de Auckland y en otros 15 minutos más ya estamos paseando por las familiares calles del centro. Hoy todo está más alegre, el día soleado le aporta un brillo y dinamismo nunca visto por nosotros. Las plazas están engalanadas con grandes adornos de navidad por lo que cambia en el acto nuestra perspectiva de la ciudad.

Estación de trenes de Britomart

IMG_3776 (Medium) Unas “pequeñas” bolitas de navidad

IMG_3777 (Medium)

Vamos a parar al puerto y de ahí nos vamos a la Isla de Waiheke, una paradisiaca isla de 93 km2 donde también hay espacio para los viñedos y bodegas además de las casas de lujo y las bonitas playas de arena blanca bañadas por aguas color esmeralda. La Isla se encuentra a 45 minutos de la ciudad en ferry. Pasamos al lado de Devonport, con sus pintorescas casitas victorianas y sus conos volcánicos y cuando nos damos cuenta ya estamos en Waiheke por 32$NZ/16€ por persona ida y vuelta.

El Ferry Building visto desde el barco

IMG_3778 (Medium) Salimos hacia Waiheke dejando atrás la ciudad

IMG_3779 (Medium) IMG_3781 (Medium) Pasamos al lado de Devonport

IMG_3782 (Medium)Llegando a Waiheke

IMG_3783 (Medium) IMG_3784 (Medium)

En cuanto llegamos a la Isla nos subimos a un autobús y nos vamos directamente a la Bodega Stonyridge que se encuentra casi en la otra punta, por lo que aprovechamos el recorrido de más de 40 minutos para disfrutar del paisaje. Muchas personas vienen en caras excursiones organizadas pero realmente está todo muy bien montado y uno puede moverse perfectamente con los diversos autobuses que recorren la Isla casi de punta a punta. Pagas 8$NZ/4€ y puedes subir y bajar las veces que quieras durante todo el día.

En este recorrido vemos bastantes viñedos escondidos en las lomas de las montañas pues el microclima cálido y seco de Waiheke es ideal para la cabernet y syrah. De hecho la Isla se caracteriza por su clima de carácter casi mediterráneo y porque su poco pero elegante y elitista vino junto con sus bodegas son el reflejo de lo que será una copa de buen vino de Waiheke.

El autobús nos deja justo en frente de la finca donde se halla la bodega. Ascendemos una interesante cuesta bajo un pesado sol de mediodía, pasamos al lado de un campo de croquet donde varios abuelos golpean las gruesas bolas escondidos bajo sus sombreros y por fin llegamos a la original y acogedora bodega. Rodeado de viñedos y olivos por todas partes, una bonita casa de piedra con el frente lleno de enredaderas y con una terraza de vicio. Cuando llegamos decidimos parar el reloj!!

El campo de croquet

IMG_3786 (Medium) IMG_3787 (Medium)

La entrada a la bodega

IMG_3785 (Medium) La bodega

IMG_3789 (Medium)

Se respira paz y tranquilidad por todas partes, hay grandes hamacas a la sombra con vistas a los viñedos, unas mesitas en la terraza en la que se puede degustar un rico menú y una igual de tranquila zona de cata bajo un parral lleno de pequeños racimos de uva.

La tranquila terraza

IMG_3790 (Medium) IMG_3791 (Medium)La sala de catas

IMG_3794 (Medium) IMG_3792 (Medium)

La bodega pertenece a Stephen White, un marinero aficionado al surf y al buen vino que tuvo la gran idea de plantar variedades tintas de Burdeos.

Comenzamos probando Stonyridge Vineyard Church Bay Chardonnay 2007. Un vino con una graduación alcohólica elevadísima, 14,5% vol. pero que está muy bien integrada en el conjunto. Ha pasado 6 meses en barrica de roble americano y tiene unos interesantes aromas tropicales, toque cítrico y mineral, manzana asada, bollería, aportados estos últimos aromas por el paso por barrica. En boca tiene una buena acidez, a la entrada recuerdos de vainilla y compota de manzana, el paso por boca es untuoso y el final largo y refrescante. Su precio 30$NZ/15€.

IMG_3793_retocada

Nos encanta el ambiente que se respira en la bodega porque hay un montón de gente joven trabajando temporalmente, viajeros apasionados por el vino que se quedan unos meses en esta Formentera de las antípodas, uno de ellos es el que nos atiende a nosotros, hace un mes que trabaja para la bodega y cada pregunta que le hacemos se desvive para encontrar la respuesta, busca al enólogo o a quien sea necesario y nos resuelve las dudas.

Tras el refrescante chardonnay pasamos a los tintos y comenzamos con Stonyridge Luna Negra Malbec 2008, un vino con solo 13% vol., 14 meses de crianza en barrica, 90% francesa y 10% americana. Con un precioso color cereza picota. Aromas a violeta, ciruela madura y otros frutos negros, mucho chocolate negro, vainilla, clavo, regaliz, una explosión de aromas desde el más simple al más complejo aportados también por el uso de barricas. En boca es muy potente con un tanino aterciopelado y envolvente, final larguísimo y retrogusto de frutos negros, especias, tabaco y cueros. El precio 80$NZ/40€. Con una puntuación de 91-93 puntos Parker.

IMG_3795_retocada

El siguiente vino es el Stonyridge Hawkesby Malbec 2008, con un color cereza picota intenso, aromas a violeta, frutos negros, yodo, mineral, tierra, tiza, tinta, chocolate… En boca es punzante, con un tanino un tanto astringente, recuerdos a tiza, tinta, cueros y final largo y mineral. Este vino también cuesta 80$NZ/40€ y la diferencia con el anterior es que en este caso los viñedos están muy cerca del mar por lo que las uvas están más expuestas a las brisas marinas y tardan más en madurar, el Luna Negra es un vino más cálido y redondo en boca porque los viñedos están más protegidos y expuestos al sol dando también como resultado unos aromas a fruta más madura.

IMG_3796_retocada

El último vino que probamos es el Stonyridge Larose 2008, un coupage de 45% cabernet sauvignon, 21% malbec, 16% merlot, 16% petit verdot y 2% cabernet franc. Es un calidoscopio de aromas de ciruela, mermelada de mora, cassis, menta, clavo, nuez moscada, cuero, cedro, chocolate negro, tabaco, tierra húmeda,… Un súper potente vino con una gran concentración aromática, tanino aterciopelado, retrogusto a frutos negros maduros, especias, cuero, helado de after-eight y final largo, profundo y lujurioso. Un vino que ha recibido 93-95 puntos Parker y que cuesta 220$NZ/110€. Este vino a pesar de ser uno de los más caros del país es también el más solicitado.

IMG_3799_retocada

Disfrutamos cada sorbo (porque hoy nos los tragamos todos, aprovechando que no tenemos que conducir) y damos un paseo entre los olivos y los viñedos donde nos encontramos con un grupo de chicos trabajando en la viña. Están haciendo la poda en verde, arrancando las hojas que cubren los racimos para que el sol pueda alcanzar la fruta y que esta se pueda madura correctamente pues en Nueva Zelanda llueve tanto que los viñedos son demasiado frondosos por lo que hay que utilizar técnicas en el viñedo durante la primavera para controlar el crecimiento desbordado de hojas y zarcillos, pues de lo contrario sería una enredadera salvaje.

Paseando por los viñedos y olivos

IMG_3800 (Medium) IMG_3803 (Medium) IMG_3804 (Medium) IMG_3797 (Medium)Haciendo la poda en verde 

IMG_3807 (Medium) IMG_3808 (Medium)

Disfrutamos tanto de nuestra estancia en esta bodega, de la atención de sus trabajadores y de sus excelentes vinos que cuando nos damos cuenta ya son las 17 horas así que decidimos irnos antes de que no echen, pues en este país a las 17 horas cierra todo, sin excepción.

Salimos de la bodega, descendemos la cuesta que nos lleva otra vez al asfalto y nos subimos al próximo bus que nos deja en Onetangi Bay donde hay unas fantásticas casas al lado de la increíble playa de arena blanca en la cual nos mojamos un poco más arriba de la rodilla (toda una hazaña para nosotros en este país), de hecho si tuviésemos los bañadores nos daríamos un gran chapuzón en las “hoy” templadas aguas del Pacífico, paseamos a lo largo de la playa cubierta de miles de conchas de almejas y otros moluscos y nos vamos a la parada del autobús.

La playa en Onetangi Bay

IMG_3812 (Medium) IMG_3813 (Medium)

IMG_3819 (Medium)

Nos mojamos los piececitos

IMG_3816 (Medium) IMG_3818 (Medium) Las bonitas casas en primera línea de mar

IMG_3820 (Medium)

Nos subimos en el siguiente autobús y volvemos a atravesar la bonita isla hasta que llegamos a Oneroa, la población principal de Waiheke, con sus restaurantes, tiendas de regalos y un montón de salones de belleza. En 30 minutos ya hemos recorrido su única calle donde ya casi todo está cerrado así que nos vamos a dar un paseo a la tranquila playa, de ahí de nuevo al embarcadero de Matiatia, a solo 2 km de Oneroa y en 10 minutos ya estamos en el ferry que nos devuelve a Auckland.

La playa en Oneroa

IMG_3825 (Medium) IMG_3821 (Medium) IMG_3827 (Medium) El ferry

IMG_3829 (Medium)

Son las 20 horas y todavía es de día y hace sol, Nueva Zelanda se ha empeñado en darnos una buena despedida y nosotros estamos ansiosos por disfrutar hasta el último momento así que cuando desembarcamos en Auckland nos vamos directamente al restaurante Karmedec, con unas fantásticas vistas al puerto y a los veleros. Aquí ya habíamos venido con la familia por eso creemos que es un buen lugar para decirle adiós a este país.

Hoy el restaurante está lleno de gente pero tienen una bonita mesa para nosotros. Tomamos 2 copas de vino de las bodegas que ya conocemos, una copa de Te Mata Chardonnay 2008 y otra de Main Divide Pinot Noir 2008 (de la familia de Pegasus Bay) y las acompañamos con un tartar de salmón, un snapper (pescado de la zona) con verduritas, patatas baby y una reducción de lima y un solomillo de ternera Neozelandesa con salsa bernesa y patatas fritas. Acabamos con un magnífico postre de chocolate en texturas.

Disfrutando en el Karmedec

IMG_3830 (Medium) El tartar de salmón

IMG_3833 (Medium) El snapper

IMG_3834 (Medium) Solomillo de ternera

IMG_3835 (Medium) Postre de chocolate

IMG_3836 (Medium)

Tras una larga sobremesa nos vamos caminando tranquilamente ya de noche por las luminosas calles de la ciudad.

Como disponemos de mucho tiempo, pues tenemos que estar en el aeropuerto a las 4 am y no vamos a dormir en ninguna parte, nos dirigimos al Hotel Stanford donde habíamos estado alojados con la familia y aprovechamos que tienen Internet gratuito para adelantar unas horitas de blog y mirar e-mails hasta las tantas.

A la 1 am vamos a Queen Street y tomamos el autobús que nos lleva al aeropuerto y que nos cuesta 16$NZ/8€ por persona, un buen precio teniendo en cuenta que está a más de 21 km de distancia. Un taxi nos vaciaría la cartera seguro!!

Ya en el aeropuerto recogemos nuestro equipaje de las consignas y hacemos tiempo hasta que por fin a las 6 am salimos rumbo a Australia.

3 comentarios to “La Isla de Waiheke”

  1. carme said

    Tornar a veure Aukland, el restaurant Karmedec, on hi varem dinar un dels dies que hi estavem, em porta molts bons records del nostre viatge. Sé que vosaltres també ho esteu disfrutant molt.
    Cada vegada que obro l’ordinador miro si hi han mes novetats, pero van apareixent poc a poc. Aixó fa que les esperem i disfrutem més.
    Encara que aquí esteu anant a Australia, ja deveu estar a punt de tornar de Tasmania. Dieu-nos cap a on aneu, per poder seguir-vos en el vostre recorregut.
    La colonia de mascarells (alcatraces)que hi han es sorprenent. Sembla que no sigui posible que n’hi hagin tants i tan junts.
    Bé fins aviat.
    Petons a tots dos.
    Carme

    • Hola a todos,
      ayer nos hemos ido de Tasmania y por fin los precios de Internet son caros pero no abusivos así que como podeis ver estamos publicando como locos nuevo material.
      Como son cositas de hace más o menos un mes os adelantamos que ahora mismo estamos en Perth (Oeste de Australia) y en unos 10 días emprendemos rumbo a Asia. Todavía no sabemos el destino pues esta parte aún la tenemos poco perfilada…. Seguiremos informando de más novedades.
      Esperamos que nuestra aventuras os sigan enganchando a pesar del retraso.
      Muchos besos a todos

  2. laila romi salma y yogui said

    Holaaaa wapetones!!! hemos estado un poco desconectados pero ya nos hemos puesto al día!!!!..exactamente no se si ya estais por tierras asiaticas, ya que me quedan por leer algun os comentarios!!!
    la rutina ya se ha apoderado de nosotros..y encima se nos ha ocurrido pintar el piso y cambiar algunas cosas así q hemos pasado (y tdvia queda) los fines de semana pintando..jaja..de bricomanía.
    bueno noiets muchos besitos..voy a seguir leyendo vuestro blog..prometo escaquearme mas en el trabajo para seguiros..jejej
    umuuaaakkkkkkk…x cierto la Salma ya sabe decir Chus Xavi..y Rosa y Pili jajaja teneis q oirla llamando al yogui (oguiii oguiii vinaaa guapo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: