Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

La Great Ocean Road

Posted by chus y xavier en 23 diciembre 2009

Felicidades Vikinga!!

Nos despertamos con el sofocante calor que desprenden los rayos de sol al colarse por los cristales. Nos damos un buen chapuzón con nuestras reservas de agua y emprendemos la ruta por la famosa carretera de la costa, La Great Ocean Road, más de 300 km en los que no dejamos de sorprendernos. Cada pocos kilómetros nos paramos para observar y sorprendernos con las auténticas obras de arte esculpidas por la naturaleza. El espectáculo comienza en Port Fairy donde la carretera bordea la costa hasta tal punto que parece que las embravecidas olas vayan a romper contra el coche. En los solitarios kilómetros de carretera vamos acompañados constantemente por el mar a nuestra derecha y extensos y áridos paisajes a nuestra izquierda. Al llegar a Bay Of Islands comienza realmente el éxtasis visual que no para de sucederse hasta que pasamos Los Doce Apóstoles, menos de 50 km concentrados por imposibles edificaciones naturales de piedra caliza, algunas de esas formaciones rocosas que surgen del mar miden más de 45 metros de altura.

Bienvenidos a la Great Ocean RoadIMG_4852 (Medium) Comienza el espectáculoIMG_4853 (Medium) IMG_4856 (Medium) IMG_4858 (Medium) IMG_4861 (Medium)La Bay of MartyrsIMG_4865 (Medium)IMG_4867 (Medium)The GrottoIMG_4873 (Medium)IMG_4871 (Medium)

El desgaste que ha provocado y sigue provocando el paso del tiempo, el viento y el mar en la roca no deja de cautivarnos una y otra vez. Formaciones rocosas como la London Arch, Thunder Cave, Razorback y Loch Ard Gorge son verdaderas maravillas. El color de la piedra arenisca en medio del embravecido mar y bajo un cielo azul intenso crea un entorno mágico.

Somos pocas las personas que visitamos la costa por nuestra cuenta por lo que en muchas ocasiones podemos disfrutar de la soledad del momento teniendo como único sonido el rompiente de las olas contra las castigadas rocas.

La London ArchIMG_4875 (Medium) Y sus alrededoresIMG_4874 (Medium) IMG_4877 (Medium) IMG_4878 (Medium)El Razorback IMG_4885 (Medium) IMG_4886 (Medium) Y sus increíbles formaciones rocosasIMG_4881 (Medium) IMG_4884 (Medium) IMG_4882 (Medium)IMG_4887 (Medium)

A medida que nos acercamos a Los Doce Apóstoles y alrededores comienzan a verse más coches y autobuses de excursiones así que la visita a la parte más emblemática y famosa de la Great Ocean Road la hacemos al lado de cientos de personas. Curiosamente el día se transforma radicalmente y pasamos de un radiante día de sol a un sofocante día nublado por lo que tenemos la ocasión de disfrutar de las vistas con dos ambientes totalmente diferentes.

  El Loch Ard GorgeIMG_4892 (Medium) IMG_4888 (Medium) IMG_4890 (Medium) IMG_4889 (Medium) IMG_4891 (Medium) Bajamos a la playitaIMG_4896 (Medium) IMG_4897 (Medium) IMG_4898 (Medium) IMG_4894 (Medium)

Los 12 Apóstoles, que ahora son menos pues ya se han ido erosionando demasiado hasta resquebrajarse son una sucesión de rocas que sobresalen del agua, muy de postal pero realmente hay otras formaciones más cerca de Port Campbell, a las que no llega tanta gente, igualmente o más espectaculares todavía.

Los 12 ApóstolesIMG_4899 (Medium) IMG_4904 (Medium) IMG_4901 (Medium) IMG_4911 (Medium) IMG_4906 (Medium) IMG_4909 (Medium)

En el momento en que se oculta el sol miles de moscas aparecen de la nada y comienzan a incordiarnos como solo ellas saben. Suerte que llevamos nuestras infalibles mosquiteras, la envidia de todos, el artículo más codiciado. Muchos son los que se nos acercan para preguntarnos donde las hemos comprado pero me temo que el Uluru les queda demasiado lejos, jeje!!

Después de Princetown el paisaje comienza a normalizarse y la carretera abandona la costa para adentrarse por una zona boscosa llena de precipicios que nos recuerda por momentos a los paisajes de verdes bosques de Nueva Zelanda.

Las verdes montañasIMG_4925 (Medium)

En Apollo Bay volvemos a bordear el mar hasta Torquay donde damos por finalizada nuestra particular ruta de más de 9 horas por la verdadera Great Ocean Road. Durante estos últimos 100 km vamos disfrutando del paisaje cambiante, pasando desde frondosos bosques verde intenso a áridos paisajes donde apenas viven unos esqueléticos eucaliptos que tratan de superarse en altura los unos a los otros. Parece que pasemos de un bosque de gnomos y duendes a un bosque embrujado del Señor de los Anillos. En una de esas nos encontramos un esquivo equidna en estado salvaje, paramos el coche y cuando nos acercamos para apreciarlo más de cerca se escapa para esconderse entre la seca vegetación.

La playa de Castle CoveIMG_4922 (Medium)El mirador del Cabo PattonIMG_4927 (Medium)  Los áridos eucaliptosIMG_4930 (Medium) El puntiagudo equidnaIMG_4917 (Medium) IMG_4916 (Medium)

Nuestra última parada la hacemos en un enigmático y solitario faro que se encuentra en Aireys Inlet. Desde ese apartado punto nos despedimos definitivamente del Estrecho de Bass y sus aguas turbulentas. Disfrutamos del breve atardecer y del rápido anochecer y emprendemos rumbo a Geelong donde buscamos un área de descanso para comer algo y dormir. Por fin mañana dejamos la caravana por unos días

El faro de Aireys InletIMG_4931 (Medium)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: