Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

Goulburn y King Valley

Posted by chus y xavier en 28 diciembre 2009

Hoy es el día de los Santos Inocentes en España así que dudo que alguien consiga gastarnos ninguna broma por estos lares. Comenzamos a estar un poco agotados de tanta carretera y caravana y tenemos muchas ganas de llegar a Sídney y disfrutar del ambiente navideño pero antes nos quedan unas cuantas regiones vinícolas por visitar. Hay tantas que decidimos seleccionarlas al azar.

Los áridos campos de VictoriaIMG_5205 (Medium)IMG_5206 (Medium)IMG_5208 (Medium)Limpiando la caravanaIMG_5210 (Medium)Si, si es Navidad !!IMG_5211 (Medium)IMG_5214 (Medium)

Tal y como hemos decidido ayer, nos acercamos a Shepparton en el centro del Estado de Victoria y de sus 5 regiones vinícolas, elegimos visitar Goulburn Valley. Es en esta región donde la shiraz se cultivó por primera vez en 1860 y la marsanne se sigue cultivando desde 1930.

Las variedades típicas de la zona son las 2 anteriormente mencionadas, la viognier, la roussanne y la mourvèdre (monastrell) al igual que en el Valle del Ródano. Los viñedos están plantados a orillas del río Goulburn pero igualmente tienen que ser regados debido a lo secas que son estas tierras. Afortunadamente hay una serie de lagos que ayudan un poco a moderar las altas temperaturas.

En Goulburn nos acercamos a la Bodega Mitchelton que se encuentra en el distrito de Nagambie, donde nacieron las primeras bodegas. Esta bodega es muy conocida por su arquitectura pues tiene una enorme torre llamada “la torre gorro de bruja” desde la que se puede contemplar todo el valle. Sus vinos son de corte moderno así que probamos cinco de los más representativos.

Entrada a la bodega MitcheltonIMG_5131 (Medium)La torre gorro de brujaIMG_5149 (Medium) IMG_5132 (Medium) Las fantásticas vistas del ValleIMG_5145 (Medium)IMG_5147 (Medium)

Comenzamos con Mitchelton Blackwood Park Riesling 2009, un refrescante vino con toques cítricos, florales y de musgo. Muy fresco en boca, con una acidez crujiente y un retrogusto de lima-limón. Su precio 15,30 $AU/9,5€.IMG_5135_retocada

El segundo vino, Mitchelton Marsanne 2007, un vino poco corriente elaborado 100% con marsanne y 9 meses de crianza en roble francés 20% nuevo. Aromas a melocotón, merengue de limón, flor blanca, toques ahumados, hierba seca,… Es un blanco para disfrutar despacio y a medida que se abre sale más el limón y se vuelve más complejo. En boca tiene una buenísima acidez, es envolventemente cítrico y refrescante. Su precio 18 $AU/11,3€.

IMG_5136_retocada Un momento durante la degustaciónIMG_5134 (Medium)IMG_5142 (Medium)

También probamos el mismo vino elaborado en 1999, una marsanne con 10 años y todavía súper espectacular. Con un color tirando a dorado. Aromas a vainilla, almendras, piel de limón. En boca es fresco y cremoso con recuerdos sobre todo a fruta de hueso madura y mantequilla. Final largo y complejo.IMG_5137_retocada

Después del fantástico último blanco probamos 2 tintos. El Mitchelton Crescent 2004, elaborado cpn mourvedre, shiraz y garnacha. 16 meses de crianza en roble francés 35% nuevo, con aromas a cereza, ciruela, oliva, chocolate, especias, tinta,… un calidoscopio infinito de aromas. Tanino aterciopelado y fino. Retrogusto de fruta negra madura, especias, cueros. Enigmático final. 23,4 $AU/14,6€ la botella.IMG_5138_retocada

Acabamos probando el Mitchelton Print Shiraz 2004. 18 meses de crianza en barrica de roble francés, 45% nueva. Aromas a pastel de ciruela, cereza picota, especias, anís estrellado, cueros, cacao negro, regaliz, cedro. En boca es rico, opulento con chocolate negro, canela y regaliz en retrogusto. Su precio 49,5 $AU/31€.IMG_5141_retocada

La bodega se caracteriza por blancos poco corrientes como hemos podido comprobar con la marsanne y tintos de gran fuerza.

Dejamos atrás el Valle de Goulburn y nos adentramos en el noroeste de Victoria donde hay otras cinco regiones vinícolas y donde una vez más tenemos que decidirnos por una de ellas así que apostamos por el King Valley en pleno corazón de los Alpes australianos. Es aquí donde están plantados los viñedos más altos del estado, a una altitud de 800 metros. Esta zona es ideal para la chardonnay y la pinot noir aunque también hay espacio para las variedades italianas con las que se elaboran tintos bien robustos.

Cartel anunciando las regiones del noroeste de VictoriaIMG_5151 (Medium)

Nos paramos en dos bodegas. Primero vamos a Brown Brothers, toda una entidad en la zona que trabaja todo tipo de uvas y produce vinos a un muy buen precio. Ahí pasamos un par de horas disfrutando de 7 de sus muchísimos vinos.

Cartel a la entrada a la bodegaIMG_5152 (Medium) El exterior de la sala de catasIMG_5154 (Medium)IMG_5155 (Medium)Y su interiorIMG_5156 (Medium)IMG_5157 (Medium)

Comenzamos probando 3 de sus espumosos. El Brown Brothers Patricia Pinot Noir, Chardonnay y Pinot Meunier Brut 2004. 52% pinot noir, 25% chardoonay y 23% pinot meunier. 4 años de segunda fermentación en botella. Un vino elegante con aromas a manzana asada, bollería y toques cítricos. En boca es cremoso y con un final seco, refrescante y crujiente. El precio de la botella 39,95 $AU/25€.IMG_5161_retocada

El segundo es el Brown Brothers Limited Release Pinot Noir, Chardonnay Brut 2002. 79% pinot noir, 17% chardonnay y 4% pinot meunier y 6 años de crianza en botella. Manifiesta aromas cítricos, manzana asada, frutos secos, bollería. En boca la burbuja es crujiente, profundo con recuerdos a limón, manzana verde ácida, pan tostado y final seco, largo y refrescante. Su precio 39,9 $AU/25€.IMG_5163_retocada

Acabamos los espumosos probando el Brown Brothers Extended Lees Pinot Noir &Chardonnay N.V. (non vintage). Este espumoso ha estado 14 años de crianza en botella un poco por accidente y el resultado es una burbuja finísima visualmente. Elegantes aromas de levadura, manzana asada, canela, tiza. Es un vino complejo con un paladar delicado, cremoso y al mismo tiempo fresco, con recuerdos a manzana verde y final cítrico. Su precio 39,9 $AU/25€.

IMG_5169_retocadaUn momento durante la degustación IMG_5165 (Medium) IMG_5167 (Medium)

Después pasamos a probar un interesante blanco, el Brown Brother Limited Release Banksdale Chardonnay 2008. Solo una parte del vino ha hecho la fermentación maloláctica para mantener inalterada la acidez natural. Ha pasado 7 meses de crianza en roble francés y el resultado es un vino con aromas a fruta de hueso, melón, flor blanca, nuez moscada y algo de humo. En boca es complejo con una entrada fresca, un recuerdo cítrico, de nectarina y ahumado, envolvente y final largo y glicérico.IMG_5170_retocada

Antes de los tintos probamos un par de rosados muy curiosos elaborados con la variedad Pinot Grigio y Cienna, una supuesta variedad mezcla de sumoll y la cabernet sauvignon. Nueva variedad creada por esta bodega.IMG_5174_retocada

Acabamos con 2 tintos, el Brown Brother Limited Release Heathcote Shiraz 2007, con una crianza en barrica nueva y usada de roble francés y americano. Aromas a mora, pimienta blanca, menta, cacao. Entrada refrescante, tanino aterciopelado, retrogusto a confitura de mora, moka, clavo. Un vino cálido y elegante con un final largo. Ganará en complejidad con los años. Su precio 55,90 $AU/35€.IMG_5177_retocada

El último vino, el Brown Brother Shiraz, Mondeuse y Cabernet Sauvignon 2005. Producido por primera vez en 1954, con un coupage único en el que intervienen la mondeuse, una atípica variedad francesa de la Savoya que actualmente crece en Argentina, California y Australia. 56% shiraz, 23% mondeuse y 21% cabernet sauvignon. Crianza de 2 años en barrica nueva de roble americano el 52% y el resto en barricas usadas de 1 y 2 años.

La shiraz aporta especias y frutos negros al coupage, la mondeuse le aporta un profundo color, tanino firme y el alto potencial de envejecimiento mientras que al cabernet sauvignon marca la estructura aromática. Frutos negros del bosque, especias, cueros, tinta, tiza, cacao,… un vino potente, untuoso, especiado y envolvente, final largo y lujurioso. Su precio 39,9 $AU/25€.IMG_5178_retocada

Cambiamos de tercio y nos vamos a la bodega más italiana de toda Australia dirigida por la familia Pizzini. Pioneros en el cultivo de uva italiana.

La entrada a la bodegaIMG_5182 (Medium)

Nos recibe Fred Pizzini y su hijo Joel y ahí pasamos toda la tarde disfrutando como enanos de los piques entre padre e hijo y probando los clásicos del padre y los modernos vinos del hijo. Más de 10 vinos que nos arrancan de Australia y nos trasladan a las encantadoras campiñas italianas. Una tarde inolvidable rodeados por el verdadero espíritu mediterráneo.

Los encantadores Fred y JoelIMG_5197 (Medium)

Comenzamos probando el Pizzini Arneis 2009 elaborado con la variedad Arneis, oriunda del Piamonte en el norte de Italia. Con aromas a manzana verde, lima, especias y pétalos de flores blancas. En boca es fresco y crujiente con recuerdos a manzana verde, pera y fruta tropical. Un buen balance entre la textura del tanino y la acidez. Su precio 20 $AU/12,5€.IMG_5184_retocada

Seguimos con Pizzini Verduzzo 2009, otro vino blanco elaborado con otra variedad italiana. Aromas a pera, membrillo, fruta tropical y evolucionando a plátano, melón y kiwi. Es un vino intenso, con un buen equilibrio entre tanino y acidez, cremoso y recuerdos a melón, pera, manzana ácida. Unos años en botella le irán muy bien. Su precio también 20 $AU/12,5€.IMG_5186_retocada

El Pizzino Whitefields Pinot Grigio 2009 muestra unos riquísimos aromas a pera, canela, leche de almendra, flor seca y melocotón de viña. Cuando se va abriendo surgen los aromas a melón, albaricoque, melocotón amarillo. En boca es refrescante y crujiente, redondo y untuoso con recuerdos a pera madura, melocotones y melón, un toque mineral y tanino equilibrado. Final persistente y complejo. Su precio 25 $AU/15,6€.IMG_5187_retocada

Pasamos a los tintos y comenzamos con Pizzini Sangiovese 2008 con una crianza de 10 meses en barrica de roble francés 25% nueva. Un vino inmensamente perfumado con aromas a zumo dulce de frutos rojos, especies, hierba seca y caja de puros. Buena acidez, tanino fino y final largo y profundo. Su precio 25 $AU/15,6€.IMG_5188_retocada

Continuamos con Pizzini Il Barone 2005 elaborado con un 60% cabernet sauvignon, 20% syrah y 20% nebiolo y sangiovese. Crianza de 18 meses en diferentes barricas de roble francés y 2 años en botella antes de salir al mercado. Un vino robusto, complejo y contundente. Aromas a mora, regaliz, cacao, anís estrellado, violeta, alquitrán, cueros. En boca es intenso, con un tanino pizarroso, recuerdos a tierra, ciruelas, cacaos. Un vino para disfrutar en los próximos 10 años. El precio de la botella son 43 $AU/27€. Lo más curioso de este vino es que el nebiolo ha permanecido mucho más tiempo en barrica pues fue recogido en 2001. Esta variedad es la pasión de la familia.IMG_5191_retocada

Probamos también el Pizzini Nebiolo 2005 con una crianza de 18 meses en barrica nueva de roble francés. Aromas a fruta negra madura, menta, regaliz, hierba seca, alquitrán, rosas, tierra, cuero, caja de puros,… tanino redondo y final fino y elegante. Su precio 45 $AU/28€. Un vino más al estilo vieja Europa elaborado por Fred, el primer productor australiano que ha desvelado los secretos de la nebiolo.IMG_5192_retocada

El Pizzini Rubacuori Sangiovese 2004 elaborada por Fred y su hijo es otro vino suntuoso, profundamente afrutado, estructurado, profundo, con un final dulce amargo y la acidez típica del Chianti Classico Riserva.IMG_5194_retocada

En un momento de la cata nos hacen una prueba de fuego. Nos dan a probar 2 vinos elaborados por cada uno de ellos. El primero el Pizzini Coronamento Nebiolo 2004 elaborado por Joel, un nuevo concepto de nebiolo y el Pizzini Coronamento Nebiolo 1993 elaborado por Fred (el padre), un vino vivísimo a pesar de los años, con una acidez increíble y muy italiano. Yo me decido por el clásico nebiolo de Fred y Xevi se queda con el fragante y potente nebiolo de Joel. Cualquiera de los 2 evoluciona tanto aromáticamente como en boca en un sinfín de esencias a medida que se van abriendo en la copa. Un verdadero placer para los sentidos que nos destroza la nariz y la lengua. Una pena que no haya un buen prosciutto, un quesito parmigiano o cualquier otra cosa sólida para llevarse a la boca. Y pensar que cada botellita cuesta 135 $AU/85€.

IMG_5198_retocada Momentos durante la degustaciónIMG_5196 (Medium)IMG_5199 (Medium)

La tarde se pasa volando y cuando nos damos cuenta es casi de noche así que nos despedimos de los simpáticos anfitriones que nos recomiendan bodegas en Margaret River y Tasmania.

Nos subimos a la caravana y en cuanto encontramos un área de descanso algo decente paramos para cocinarnos algo pues estamos a punto de marearnos de tanto vino.

Con las fuerzas recuperadas volvemos a hacer kilómetros y nos acercamos lo máximo que podemos a Camberra. Allí visitaremos la bodega más importante de la zona y el Parlamento de Australia, pues aunque Sídney parezca la capital del país resulta que lo es la minúscula Canberra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: