Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

Bodegas al norte de Margaret River

Posted by chus y xavier en 19 enero 2010

A las 8 am ya estamos en pie y fuera de la habitación del horror. Hemos dormido bastante mal pues a las tantas de la madrugada hacía un calor horrible, olía a sudor y uno de los guarros de la habitación no paraba de tirarse pedos, que asco!!

Nos damos una buena ducha para desinfectarnos y nos largamos de Bunbury, seguimos rumbo al sur y pasamos por Dunsborough para ir al Cabo Naturalista donde se encuentra un faro de 1900 por el que hacen visitas guiadas (nosotros pasamos) y un sendero que lleva a la costa, caminamos durante más de 30 minutos hasta que llegamos a un mirador desde el que se contempla el mar embravecido y hasta diciembre pueden verse ballenas.

La playa de Bunbury

IMG_6287 (Medium) IMG_6288 (Medium) El faro del Cabo Naturalista

IMG_6290 (Medium)

Durante nuestra caminata quedamos espantados con la enorme cantidad de moscas que nos persiguen e incluso nos atacan. Suerte que tenemos las mosquiteras porque si no sería imposible caminar.

Suerte que tenemos mosquitera!!

IMG_6291 (Medium)La punta del Cabo Naturalista

IMG_6294 (Medium)

Del cabo nos vamos a la cercana playa de la Bahía de Bunker, una bonita y tranquila playa en la que nos damos un buen chapuzón. Fuera del agua las moscas (en menor cantidad) también intentan tocarnos las narices, por eso pasamos más tiempo dentro que fuera del agua.

La playa de la Bahía de Bunker

IMG_6301 (Medium)

Después de una horita nos pasamos una ducha de agua fría para sacarnos la sal y continuamos la carretera hacia el sur hasta que nos adentramos en la Caves Road, la carretera que atraviesa los viñedos de Margaret River.

Margaret River como región vinícola se encuentra entre el Cabo Naturalista (norte) y el Cabo Leeuwin (sur), 138 km de una punta a otra, una franja costera de bajas cadenas montañosas. Es una joven región ubicada sobre una de las partes más antiguas de la tierra. Hace solo 40 años que se plantaron las primeras vides, pero la región ha crecido muy rápidamente y es reconocida como una de las grandes zonas productoras de vino del mundo. Su clima es mediterráneo pues está totalmente influenciado por las brisas marimas, con vientos que ayudan a suavizar el calor. Temperaturas en verano que no superan los 32℃ e inviernos que rondan entre los 18℃ y los 11℃.

Las variedades más reconocidas son la chardonnay que produce unos vinos con gran intensidad y carácter, cabernet sauvignon y los blends mayoritariamente de cabernet con intensos aromas a fruta, complejos y gran potencial de envejecimiento. Estos son muchas veces comparados con los vinos de Pomerol y Saint Emilion en Burdeos (Francia).

Además de estas nobles variedades también se producen excelentes vinos con la shiraz y la semillon y sauvignon blanc y otras a modo más experimental como la zinfandel, sangiovese, …

Margaret River tiene un alto porcentaje de bodegas que ejercen las prácticas biodinámicas. Hay más de 100 que pueden visitarse y disfrutar de sus amplios jardines, rústicos edificios y creativa arquitectura.

Nosotros comenzamos con Moss Brother que pertenece a la hermana del dueño de la famosa Moss Wood.

La entrada a la bodega

IMG_6305 (Medium)Los viñedos

IMG_6303 (Medium)

IMG_6321 (Medium) IMG_6322 (Medium) IMG_6323 (Medium)

La sala de catas

IMG_6306 (Medium)

El interior de la sala de catasIMG_6320 (Medium)

Hacemos nuestra primera incursión en Margaret River probando 6 de los vinos más significativos de la bodega elaborados con las variedades más características de Margaret River.

Comenzamos con Moss Brother Semillon 2008, un vino fresco y aromático, hierba recién cortada, lima y otros aromas cítricos. En boca domina una acidez cítrica sobretodo con recuerdos a lima, hierba recién cortada y un poco de especies. Un buen equilibrio, largo y refrescante final. El 30% del vino ha tenido una crianza de 6 meses en viejas barricas de chardonnay.IMG_6308_retocada

El segundo vino Moss Brother Single Vineyard Chardonnay 2007, con una crianza de 11 meses en roble francés y húngaro. Muestra aromas a melocotón de viña, limón, pomelo, almendra, vainilla, toques ahumados. En boca es sensual, rico y complejo con una textura aterciopelada y una acidez bien equilibrada.IMG_6309_retocada

En la bodega nos atiende el propietario que nos cuenta cosas sobre la joven región vinícola, sus vinos, etc.

Pasamos a los tintos y comenzamos con la serie Jane Moss Range (Jane es una de las propietarias). Probamos Moss Brother Jane Moss Cabernet/Merlot 2005, un blend de 76% cabernet sauvignon, 19% merlot y 5% petit verdot, con una crianza de 12 meses. Es un vino con aromas a frambuesa, fresa, toques florales, especiados. En boca es elegante y envolvente, con un tanino delicado, recuerdos a fruta roja, especias y un final largo y mineral.IMG_6310_retocada

Después probamos un shiraz-cabernet de la serie más económica Moses Rock, el Moss Brother Moses Rock Shiraz/Cabernet 2007, elaborado con 51% shiraz y 49% cabernet. Aromas a mora madura, cereza, violeta, tierra húmeda, especies y notas tostadas. En boca tiene un tanino firme, recuerdos a cereza madura y especias y un final especiado.IMG_6312_retocada

Un momento durante la degustaciónIMG_6313 (Medium)

Pasamos a la serie Premium Range y probamos 2 tintos, el Moss Brother Premium Range Cabernet Sauvignon 2005. Con aromas a violeta, mora, cassis, toque de eucalipto mentolado, con un paladar suave y complejo, recuerdos a cassis, mora roja, tabaco, ahumados y final largo e intenso.IMG_6315_retocada

El último vino Moss Brother Premium Range Shiraz 2005, con 9 meses de crianza en barrica de roble francés y un pequeño porcentaje en americano. Aromas a ciruela madura, cereza, pimienta, barbacoa, cacao, regaliz,… En boca tiene un tanino suave y una acidez muy equilibrada. Ideal para beber ahora o para esperar una mayor complejidad en 3-4 años.IMG_6319_retocada

Después de esta introducción a fondo con los primeros vinos de Margaret vamos hasta Moss Wood y resulta que solo funcionan con reserva, es una pena pero hay tantas bodegas interesantes que ni nos los planteamos y nos vamos Caves Road hacia el sur hasta que llegamos a Cullen Wines, una bodega familiar que comenzó sus andanzas hace 40 años al cargo de Kevin Cullen y su esposa Diana Madeline, desde 1989 su hija Vanya continua con la elaboración de grandes vinos dentro del concepto biodinámica.

La entrada a la bodega

IMG_6326 (Medium)

Los viñedos tapados con redes para protejerlos de los pájaros

La bodega

IMG_6328 (Medium)

Esta bodega es una verdadera bodega-boutique o como decimos en Europa, producen vinos de garaje, pocos y grandes vinos que están pensados para envejecer durante años. Su chardonnay es reconocida mundialmente y según los críticos es uno de los pocos vinos blancos australianos que merece la pena envejecer durante al menos una década. Por desgracia es el único que no podemos probar pues está agotado. Igualmente probamos 5 vinos increíbles.

Comenzamos con Cullen Mangan Vineyard Semillon 2008. Un 22% del vino hace fermentación y crianza en barrica de roble francés. Tiene ricos aromas a fruta tropical, hierba, flores blancas, en boca buena acidez, recuerdos a fruta de la pasión, lima. Un vino que puede envejecer 10 años y con un precio de 19$AU/12€.IMG_6329_retocada

Probamos el típico coupage de Margaret River, Cullen Wines Mangan Vineyard Semillon/Sauvignon Blanc 2009, con un 60% semillon y 40% sauvignon blanc. El 25% del sauvignon blanc ha fermentado en barrica y el resto junto con el semillon lo ha hecho en inox para preservar los aromas y la frescura de la fruta. El resultado es un vino muy afrutado, hierba recién cortada, lima, flor blanca. Con una entrada en boca cítrica y refrescante, recuerdos a limón, hierba y un final largo, estructurado y mineral. Se recomienda guardar unos años para que aumente su complejidad. Su precio son 35$AU/22€.

IMG_6331_retocada Un momento durante la cata

IMG_6330 (Medium)

Después de los refrescantes blancos pasamos a los tintos y comenzamos con el Cullen Wines Cabernet Sauvignon Merlot 2007, elaborado con 67% cabernet y 33% merlot y una crianza en roble francés de 20 meses. Este vino es la segunda marca del Diana Madeline, el gran tinto de la bodega. Desprende aromas a fruta negra, vainilla y en boca es potente, complejo con recuerdos a mora, ciruela madura, vainilla, un tanino firme combinado con una agradable frescura que se nota sobre todo al final. Ideal para beber ahora o esperar 5 años. Su precio 39$AU/24,5€.IMG_6334_retocada

Probamos también el Cullen Mangan 2007, un blend de 31% merlot, 37% malbec y 32% petit verdot, con una crianza de solo 4 meses en barricas de roble francés de primer y segundo año. La combinación de las tres variedades da como resultado un vino con intenso aroma a fruta gracias a la malbec, profundo y con una gran textura aportada por la petit verdot y con una buena estructura aportada por la merlot. Aromas sobre todo a fruta negra como la mora, la cereza, compota de ciruela, rosas, clavo,… En boca es complejo con recuerdos a cereza y ciruela confitada con un tanino firme y aterciopelado y un final largo, untuoso y persistente. Su precio 45$AU/28€ y se puede guardar hasta 15 años.IMG_6336_retocada

Ponemos el broche de oro de la visita a Cullen probando el Cullen Diana Madeline 2007, el gran vino tinto de la bodega, homenaje a la fundadora  y madre de Vanya. Es un blend de 60% cabernet sauvignon, 30% merlot y 10% cabernet franc de viñedos plantados en 1971. Un típico blend al más puro estilo burdeos y con una crianza de 18 meses en barrica de roble francés, cada variedad por separado. El resultado es un vino con un gran potencial de envejecimiento, aromas a fruta negra, sobre todo cassis, mora, especias como clavo, anís estrellado y cueros, caja de cigarros, tierra húmeda. En boca es complejo, con un tanino maduro y envolvente, recuerdos a fruta negra madura, tierra, anís, final largo, refrescante y profundo. Su precio son 105$AU/65,5€.IMG_6338_retocada

En la pequeña y rústica bodega hay un restaurante de lo más seductor con unas fantásticas vistas a los viñedos y unos platos que hacen salivar, nos conformamos con probar solo los vinos pues aún tenemos que llegar a Margaret River pueblo.

Dejamos la bodega y continuamos Caves Road dejando más y más bodegas a ambos lados de la carretera hasta que llegamos a Margaret River donde hemos reservado habitación para dos noches en un YHA pues sabemos que cumple las condiciones mínimas. Pagamos 25,5$AU/16€ por persona en dormitorio compartido pero como hay poca gente nos dejan solitos en una enorme habitación.

El hostel está genial pues son unas casitas en torno a un enorme jardín, lejos de todo el mundanal ruido. La cocina y sala de TV está en otra área aparte y hay una enorme y seductora piscina. Una buena elección y buen precio para estos dos días.

Comprobamos que hay ollas y sartén en condiciones y nos vamos al centro de Margaret River, dos calles repletas de supermercados, tiendas pijas, restaurantes, bares y hotelitos de lujo. Paramos en el súper y para consolar nuestra pena por no almorzar en el restaurante Cullen Wines compramos un rico pescado y un montón de gambas, para postres un pastel de chocolate.

Buscamos una tienda de bebida, pues como ya es sabido en Australia y Nueva Zelanda las tiendas de bebida alcohólica están al lado del supermercado o a dos calles pero no puede venderse alcohol en las tiendas de alimentos, una chorrada como una casa, a veces lo único que separa el súper de la tienda de alcoholes es una simple pared. Todo para que los menores no compren bebidas alcohólicas pero el tema es que hay igualmente accidentes de tráfico donde mueren un montón de chavales de 15, 16, 17 y 18 años lo cual demuestra que la medida es “0” efectiva. Lo más curioso es que todas las tiendas cierra a las 5 o 6 de la tarde y las que venden alcohol están abiertas hasta las tantas y muchas son drive thru como el McDonald’s, pasas con el coche y te llevas las cajas de cerveza o lo que sea. Que buenos que son!! Nosotros nos llevamos un pack de 6 cervecitas Boag’s Premium y nos vamos a preparar nuestra súper cena al hostel.

Estamos realmente agotados del largo día de hoy y después de la mega cena y las cervecitas nos vamos a nuestra tranquila habitación y miramos algún documental sobre nuestro próximo destino, Asia. Que ganas que tenemos de cambiar de aires!!

Anuncios

2 comentarios to “Bodegas al norte de Margaret River”

  1. Carme said

    Bé, ara sí que ja m’he posat al dia, al dia que hi ha penjat, de les vostres aventures.
    Esperaré que hi anoteu nous dies per poder anar seguint-vos.
    Sí, m’agrada poder anar viatjant amb vosaltres.
    Fins aviat, petons.

  2. ALEXIS CORDERO said

    Trabajan con huella de carbono?’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: