Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

Bienvenidos a Ko Tao

Posted by chus y xavier en 27 febrero 2010

Hemos dormido como dos bebés acunados por el mar. Nos despiertan a las 6 am los primeros rayos de sol que se cuelan entre algunas nubes para entrar por los enormes ventanales del barco. No muy lejos ya se ve la pequeña isla de Ko Tao. 21 km2 emergiendo del mar en forma de tortuga, (Tao significa tortuga).

Ko Tao es una de las islas más importantes del sudeste asiático, junto a Ko Samui y Ko Pha-Ngan. Sus aguas son de las más cristalinas y transparentes del golfo de Tailandia. Sus playas de arena blanca están situadas a cuarenta y cinco kilómetros de Ko Pha-Nga y desde el mar se asimila a una pirámide montañosa. Conforme te acercas en el ferry a la isla de la Tortuga, como se conoce a Ko Tao, el contraste entre el azul turquesa del mar, el blanco de la costa y el verde oscuro de la jungla, se vuelve más intenso y deja entrever la belleza espectacular que vas a encontrar cuando desembarques.

La Isla permaneció oculta en mitad del Índico hasta que, hace una década, un grupo de mochileros la convirtió en objeto de culto. Desde entonces no ha dejado de recibir a viajeros sedientos de aventura que andan a la búsqueda del paraíso perdido. Sin embargo, y a pesar de que los ferrys han relevado a las primeras barcas de pesca y balsas de bambú que llegaban hasta Ko Tao, la isla ha conservado intacto todo su encanto. Ni los pequeños bungalows, ni los restaurantes, ni los chiringuitos han logrado borrar la belleza natural y salvaje de Ko Tao, que sigue siendo, en esencia, un lugar remoto y alejado de la civilización. Hoy es uno de los lugares preferidos por los submarinistas de todo el mundo. Sus arrecifes de coral, los tiburones y rayas que habitan bajo sus aguas cristalinas y la paz y tranquilidad que reina tanto en sus fondos como en la superficie, convierten a Ko Tao en una isla de ensueño, en un paraíso donde lo mismo puedes vivir una aventura en la selva que contemplar el amanecer sentado en la barra de un exótico restaurante. Buceadores, mochileros y aventureros de todo el mundo, se sienten atraídos por la magia de este sorprendente lugar.

El amanecer desde el barcoIMG_8785 (Medium)

Atracamos en la parte occidental de la Isla, en el puerto de Mae Haad Bay, el único habilitado para grandes embarcaciones y al que llegan los barcos desde las otras islas. Al desembarcar  nos encontramos con lo mismo de siempre, un montón de gente ofreciendo alojamiento, taxi, cursos de buceo y nosotros hacemos lo que hacemos siempre desaparecemos del bullicio ignorando falsas ofertas, buscamos un rincón tranquilo y descargamos las mochilas. Acabamos de despertarnos y Xevi busca un lugar para dejar bultos y dormir esta noche. En 15 minutos ya tenemos una habitación sin aire acondicionado, sencilla pero barata. Pagamos 500THB/11,4€, nos damos una ducha y nos acostamos un par de horas. A las 11 am salimos a explorar las calles de Mae Haad, su pequeña playa y varios centros de buceo, pero esta parte de la isla no nos gusta mucho así que alquilamos una motocicleta por 180THB/4,1€ (24 horas) y salimos a explorar la Isla.

Conducimos por la estrecha carretera que nos lleva a la cercana Sairee Beach, el verdadero corazón de Ko Tao, con un montón de hoteles, bungalows casi en el agua, una larguísima playa de arena finísima, restaurantes y una infinidad de centros de buceo. Mañana nos mudamos seguro a esta zona. Seguimos con la moto por la carretera hasta que llegamos al norte de la Isla donde se acaba el asfalto.

Dejamos la moto y caminamos en medio de unas enormes rocas y un precioso resort que cuelga casi de la montaña entre árboles milenarios y protuberancias rocosas hasta que llegamos al Nangyan Terrace, un tranquilo mirador sobre las límpidas aguas del noroeste de Ko Tao. Aprovechamos el tranquilo lugar para darnos nuestro primer baño en esta Isla. Nadamos en medio de rocas, corales, peces de mil colores y pequeños cangrejos que se pelean por un rayo de sol.

Las inmensas rocasIMG_8786 (Medium) El mirador de Nangyan TerraceIMG_8787 (Medium) IMG_8789 (Medium) Nos damos un bañito. Que limpia que está el agua!!IMG_8790 (Medium)

Después del relajado baño disfrutamos del principio del atardecer y volvemos a deshacer el camino hasta la moto, ya sobre ruedas, volvemos a Sairee Beach, buscamos una de las muchas terrazas en la arena y tomamos una fría cerveza mientras vemos el final del bellísimo atardecer. Al desaparecer el sol toda la playa se llena de luces provenientes de antorchas y un montón de restaurantes ofrecen rico pescado fresco a la parrilla para disfrutar sobre la arena y con el sonido del relajado vaivén de las olas. Mañana segurísimo estaremos en alguna de esas románticas terrazas.

Vemos el inicio del atardecer desde el mirados

IMG_8796 (Medium)

IMG_8804 (Medium) IMG_8805 (Medium) IMG_8808 (Medium) IMG_8810 (Medium)

El final del magnífico atardecer en Sairee BeachIMG_8811 (Medium) IMG_8813 (Medium) IMG_8815 (Medium) IMG_8819 (Medium) IMG_8826 (Medium) IMG_8833 (Medium)

Volvemos al soso Mae Haad y buscamos algún lugar para cenar, como no puede ser a la orilla del mar nos conformamos con uno enfrente del ruidosos puerto. Después de nuestro pescadito y calamares a la parrilla nos vamos a dormir pues tenemos que dejar la habitación a las 9 am (ya parece que estemos en Australia o Nueva Zelanda con esos horarios) pero ya nos viene bien madrugar para buscar con tiempo alojamiento en Sairee Beach.

Si te gustan los destinos paradisiacos y alejados del turismo convencional, Ko Tao (Tailandia) es el sitio de tus sueños. Se trata de una de las islas más importantes del sudeste asiático, junto a Ko Samui y Ko Pha-Ngan, y sus aguas son de las más cristalinas y transparentes del golfo de Tailandia. Sus playas de arena blanca están situadas a cuarenta y cinco kilómetros de Ko Pha-Nga y desde el mar se asimila a una pirámide montañosa. Conforme te acercas en el ferry a la isla de la Tortuga, como se conoce a Ko Tao, el contraste entre el azul turquesa del mar, el blanco de la costa y el verde oscuro de la jungla, se vuelve más intenso y deja entrever la belleza espectacular que vas a encontrar cuando desembarques.

Ko Tao permaneció oculta en mitad del Índico hasta que, hace una década, un grupo de mochileros la convirtió en objeto de culto. Desde entonces, la isla no ha dejado de recibir a viajeros sedientos de aventura que andan a la búsqueda del paraíso perdido. Sin embargo, y a pesar de que los ferrys han relevado a las primeras barcas de pesca y balsas de bambú que llegaban hasta Ko Tao, la isla ha conservado intacto todo su encanto. Ni los pequeños bungalows, ni los restaurantes, ni los chiringuitos han logrado borrar la belleza natural y salvaje de Ko Tao, que sigue siendo, en esencia, un lugar remoto y alejado de la civilización.

Anuncios

2 comentarios to “Bienvenidos a Ko Tao”

  1. MARTA said

    Quina passada de fotos amb la posta de sol, son precioses.
    No em deixeu descansar ni un dia eh? Ahir vaig llegir fins al final i avui, com que encara porto el ritme, he pensat…mira si hi ha alguna cosa més i sorpresa! així que vaig a llegir ara mateix totes les novetats abans no se m’acumulin.

    Petons,
    Marta

  2. imma said

    Hola nois!
    Quina passada de fotos! Això és preciós! Es per quedar-s’hi una temporadeta, no?
    Xevi, em deixes parada amb les classes de buceig! A mí que m’agrada tant la platja i em faria por o respecte, igual que la Chus, fer-les! Em trec el barret noi!!!
    Si veiessiu el temps que fa per aquí!… A disfrutar-ho!
    Petonets!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: