Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

Phnom Penh, los mercados y su gente

Posted by chus y xavier en 11 marzo 2010

Aunque nos gustaría quedar más rato en cama tenemos que madrugar para ir a las embajadas de India y Laos. En la puerta de la guesthouse tomamos un tuktuk que nos acerca a la Embajada de India por 2,5US$/1,8€, cubrimos nuestros datos en la entrada, pasamos un control policial y vamos directamente a la sección de visados, allí nos atiende un indio de lo más mafioso.

Resulta que hasta hace unos meses se podía hacer un visado para India de 6 meses con múltiples entrada y justo hace poco han cambiado la ley y ahora también se puede hacer de 6 meses pero solo de una entrada, si se sale del país tienen que pasar por lo menos 2 meses para volver a entrar, así que nos han jodido!! pues nuestra previsión es entrar 3 veces y la última desde España y lo peor es que ya tenemos el billete comprado. Creemos que en la embajada pueden aclararnos o solucionarnos algo y resulta que el indio es un extorsionista, en pocas palabras, lo puede solucionar todo a cambio de dinero y el tío ni parpadea cuando comienza a decir sumas totalmente incoherentes ya que nos llega a pedir hasta 250US$/190€ para hacer lo más básico. Una vergüenza, este tío hace que se nos quiten las ganas de ir a su país pero por experiencia sabemos que no todos son así.

Salimos de la embajada peor de lo que entramos además de muy enfadados pues hemos perdido tiempo y dinero para nada.

Caminamos bajo el inclemente sol hasta la embajada de Laos, ahí nos atiende una señora encantadora, cubrimos los papeles pertinentes, dejamos 2 fotos de carnet, pagamos 40US$/28,6€ cada uno y mañana al mediodía nos dan nuestro pasaporte con visado a Laos. Algo realmente necesario pues desde Camboya solo hay un paso a ese país que se ha abierto recientemente pero dicen que hay que llevar el visado hecho previamente.

Con una de las dos cosas solucionadas continuamos caminando por las ajadas calles de Phnom Penh y nos perdemos en el Russian Market (Mercado Ruso) llamado así porque en la década de los 80 cuando se construyó, la mayoría de los visitantes eran rusos.

Los alrededores del Mercado RusoIMG_9177 (Medium)

Los alrededores del mercado están repletos de puestos de verdura, flores, pescado fresco y secado,… piezas de moto, etc. Dentro es algo parecido a una gigantesca colmena con minúsculos puesto de ropa, calzado, telas,… y en la parte central lúgubres puestos de comida que quitan el apetito.

Uno de los puestos de comestiblesIMG_9179 (Medium)Otro de verdurasIMG_9180 (Medium) Otro de carne, en este caso claramente de cerdoIMG_9182 (Medium)Y otro de moluscosIMG_9186 (Medium) Los estrechos pasillos repletos de suveniresIMG_9183 (Medium)

En unos minutos perdemos totalmente el sentido de la orientación en el enorme mercado y nos dejamos llevar por los estrechos pasillos que desembocan en más y más puestos de todo. La gente no para de sonreirnos y hay momentos que incluso se monta un gran revuelo con nuestra presencia, somos los únicos guiris que han visto hoy y no me extraña pues el calor es sofocante y los pocos turistas que hay en Phnom Penh deben estar bajo algún ventilador o aire acondicionado. Hemos decidió visitar el Sudeste Asiático los meses más calurosos del año, la única ventaja es que veremos pocos turistas, desventajas muchísimas. No queríamos verano? Pues toma ración triple, jejeje!!

Xevi encuentra una ganga en una de las tiendecillas del mercado y comienza a comprar como un loco, parece Pretty Woman, todas las dependientas están a su disposición y ríen sus coñas constantemente, es que cuando quiere es un payaso!! Pasamos casi dos horas probando tallas, modelos y colores diferentes y finalmente se decide por unos cuantos pantalones, bermudas y camisa por el ridículo precio de 45US$/31€. Insuperable!! Aunque para mí no hay nada interesante, sniff, sniff.

Salimos del mercado cargados de bolsas y nos vamos a otro mercado, el Central Market en un tuktuk, por 6000 Rieles/1,2€ nos dejan en la puerta.

Salimos cargados de ropa. Que gangas!!

IMG_9184 (Medium)

Hoy hemos descubierto que la forma más económica de ir en tuktuk es negociando el precio en su moneda, están tan acostumbrados a decir 10US$ o 5US$ que cuando les pides el precio en rieles se descolocan y se aproximan más o menos a los precios locales y aún así sacan buen beneficio. Hoy hemos hecho 2 recorridos iguales, en el primero hemos pagado 2,5US$(10.000 Rieles)/1,8€ y en el segundo 5.000 rieles (1,25US$)/0,9€.

El Phsar Thmey (Mercado Central) es un edificio muy significativo ya que el estilo es art déco, construido en 1935 durante la colonia francesa, consta de 4 brazos y una enorme cúpula. Ahora mismo está en reformas y puede verse ya la cúpula y alguno de los brazos totalmente restaurados con sus figuras geométricas tan típicas del estilo déco y un elegante color amarillo mostaza al estilo colonial.

El Mercado CentralIMG_9191 (Medium) Alguna parte aún en obrasIMG_9187 (Medium)

Este mercado alberga tiendas de suvenires, joyería, marroquinería, artesanía, ropa, sedas,… con tanta oferta de todo, hoy decidimos cambiar de mochila. Ha llegado la hora de jubilar la Timberland y cambiarla por una North Face que nos cuesta solo 10US$/7,1€.

Los alrededores del mercado también están repletos de puestos de comida, fruta, verduras, carne, pescado… Compramos unas lechuguitas, tomates,… y nos movemos casi como los locales.

Al rico bichito. Quien quiere alguno!!IMG_9188 (Medium)

Antes de volver a la guesthouse pasamos por un moderno centro comercial y compramos unos caprichos para nuestra ensalada. Los precios son 100% europeos.

El caos en las calles. Los coches y motos se mueven en cualquier direcciónIMG_9192 (Medium)

En nuestra primera aproximación a Camboya hemos descubierto muchas cosas. La primera es que vamos a pasar algo de hambre pues es bastante difícil encontrar comida que nos guste, todavía no nos atrevemos con la Jemer (Khmer), sus platos estrella son la carne de perro, embriones de pollo o pato (aparentemente son huevos cocidos pero con sorpresa dentro), escorpiones, tarántulas, grillos,… No hay Seven Eleven ni ningún supermercado que se le parezca, excepto la excepción del moderno centro comercial (eso que estamos en la capital) y los restaurantes con comida más Europea están todos aglomerados en la misma zona y los precios son casi como en España. Este aspecto nos muestra el atraso del país con respecto a Tailandia o Malasia lo cual lo hace mucho más auténtico aunque algún heladito nos vendría muy bien para calmar el calor.

La segunda es que a pesar de lo mucho que ha sufrido el pueblo todavía tienen fuerzas para sonreír y salir adelante como sea. Camboya fue un reino muy poderoso y de ello dan fe los famosísimos Templos de Angkor, después de los periodos de esplendor vinieron momentos muy difíciles, grandes obstáculos que han tenido que salvar. Con la llegada de los franceses en 1864 hasta mediados de los 50 llegó a ser “La Perla de Asia”, con grandiosos edificios coloniales y una enorme prosperidad comercial y económica pero en 1975 el régimen Comunista Jemer Rojo bajo el mando de Pol Pot sumó el país en una inimaginable pesadilla de torturas y muertes indiscriminadas. Una pesadilla que se terminó en 1979 pero que siguió dando coletazos durante muchos años. Hay una película “Los gritos del silencio” que se aproxima bastante a lo que debió ser el país durante esos años. Más de 2 millones de personas fueron asesinados en solo 5 años.

Cuando se sabe algo de la historia de Camboya una enorme pena te acompaña cuando ves las calles, edificios destrozados, gente amputada,… y el único antídoto a esa tristeza es la sonrisa, la alegría y simpatía de los propios camboyanos.

Si uno llega a alguna de las calles de Phnom Penh sin saber nada de su historia más reciente pronto se dará cuenta que aquí ha pasado algo muy grave, algo que tardará tiempo en recuperarse.

Unos pobres y alegres niños en su hogar, la calle

IMG_9196 (Medium)

2 comentarios to “Phnom Penh, los mercados y su gente”

  1. lois e familia said

    joder esto si ke es triste y luego aki pensamos ke tnemos poblemas

  2. MARTA said

    Hola nois,
    Estic contenta de que afegiu informació al blog, fa dies que vaig mirant i res de res.
    Quina pena aquests nens al carrer…..això no hauria de passar mai però lamentablement passa i ara ho esteu veient de ben aprop. És quan realment valorem que bé que estem nosaltres oi?
    Caram amb el menjar! Bitxitos per tots els gustos, per triar i remenar !
    No sé si a dia d’avui ja heu trobat alguna cosa que us agradi, sinó segur que esteu canviant la figura perquè fa 14 dies que ho vau escriure…
    Una abraçada ben forta i a continuar amb aquesta aventura, que ara està essent una mica més durilla oi?
    Petons,
    Marta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: