Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

Wat Phu Champasak

Posted by chus y xavier en 27 marzo 2010

Aprovechamos nuestro último día en Pakse y nos vamos con la moto a Champasak para ver el Wat Phu Champasak, uno de los yacimientos arqueológicos más impresionantes de Laos. Champasak se encuentra a menos de 40 km de Pakse así que cargamos el depósito de gasolina y emprendemos rumbo al Patrimonio de la Humanidad declarado por la Unesco.

Nos perdemos un par de veces pero con la ayuda de los amables laosianos conseguimos llegar a la orilla del Mekong donde tomamos un ferry que nos deja en Champasak. El ferry no tiene desperdicio pues la única similitud que tiene con ese medio de transporte es el nombre. Pagamos 10.000 kips/1€ y cuando llegamos a la orilla del río nos encontramos dos pequeñísimas embarcaciones de madera con una plataforma que las une entre sí, sobre esa plataforma se suben las motos, a veces hasta 4 y los usuarios se colocan donde pueden. Toda una aventura!! Tardamos sobre unos 15 magníficos minutos en atravesar el río y después salimos del original ferry rumbo a Wat Phu Champasak.

El “moderno” ferryIMG_9963 (Medium)Atravesamos el gran MekongIMG_0080 (Medium) IMG_9969 (Medium) Saliendo del ferry. Viva la seguridad!!IMG_9975 (Medium) IMG_9978 (Medium)

Atravesamos la tranquila población de Champasak con sus templos budistas, sus casas y mansiones coloniales francesas, tiendas tradicionales,… hasta que llegamos a la antigua ciudad de estilo puramente asiático cuyos orígenes datan del S.V y VI, con sus casas de paja y madera y la vida rural a orillas del Mekong, de ahí nos adentramos en el monumental complejo de Vat Phu. Pagamos 30.000 Kips/3€ por persona y entramos en el recinto que se encuentra en la base de la montaña Phou Kao.

La montaña domina el paisaje cultural y su cima es una linga natural, una representación de Shiva, el dios de la fertilidad. Los restos de un antiguo templo que datan de la misma época de la fundación de la ciudad (S. V y VI) fueron encontrados en la cima y los salientes de la montaña con una linga esculpida a los pies de la misma. En la ladera de Phou Kao es donde fue construido finalmente el complejo religioso hindú de Vat Phou que data del S. XI con posteriores ampliaciones y reconstrucciones en los siglos XII y XIII.

El complejo ocupa 1,4 Km sobre la ladera de Phou Kao y se divide en dos partes, en la base hay 2 grandes barays (lagos artificiales) para el uso de prácticas religiosas y para el riego de los campos de arroz.

La montaña Phou Kao. En frente uno de los barays

IMG_9981 (Medium)

Un importante pasillo de piedra flanqueado con bellas columnas desemboca en dos edificios idénticos, llamados Palacio del Norte y Palacio del Sur, construidos con piedra arenisca y laterita y con unas preciosas tallas y bajorrelieves. Estas 2 rectangulares construcciones se cree que eran utilizadas para ceremonias y para la preparación de las ofrendas que se llevaban posteriormente a los dioses durante los días de eventos ceremoniales especiales. Algunas teorías también apuntan que uno era el palacio de los hombres y el otro el de las mujeres, pero solo son teorías sin fundamento científico. Los edificios están siendo restaurados por lo que solo podemos admirarlos desde fuera.

El largo pasillo de columnas con la montaña Phou Kao al fondoIMG_9983 (Medium)IMG_9984 (Medium) Restos del Palacio del Norte y Palacio del SurIMG_0066 (Medium) IMG_9986 (Medium) IMG_9990 (Medium)IMG_0068 (Medium) IMG_0069 (Medium)

Ascendiendo hasta el templo, justo después del Palacio del Sur hay un pequeño edificio totalmente restaurado llamado Pabellón de Nandi. El Nandi o toro sagrado es el vehículo que utiliza el dios Shiva en la mitología hindú. Desde este punto parte una antigua ruta hasta Angkor Wat en Camboya.

El restaurado Pabellón de NandiIMG_0067 (Medium) Vista general del Nandi y el Palacio Norte y SurIMG_0065 (Medium) IMG_0063 (Medium)

Comenzamos nuestro ascenso por unas inclinadas escalinatas de piedra entre ruinas, estatuas caídas y bajo la sombra de fragantes jacarandas. Durante el ascenso disfrutamos de las preciosas vistas del valle con el río Mekong al fondo. Somos los únicos turistas por lo que la paz que envuelve el entorno le aporta todavía más magia a las paredes centenarias.

Continuamos por el largo pasilloIMG_9993 (Medium) IMG_9995 (Medium)Subimos por una de las varias escalinatas a la sombra de las jacarandasIMG_9997 (Medium)IMG_9999 (Medium) Alguna de las estatuas y rocas caídasIMG_0062 (Medium) IMG_9992 (Medium) IMG_9982 (Medium)Las preciosas vistas al MekongIMG_9998 (Medium) Subimos las más largas, empinadas y peligrosas escalerasIMG_0002 (Medium) En algunos escalones no cabe ni un trocito del pieIMG_0005 (Medium) Las terrazas o lo que queda de ellas justo al lado de las escalerasIMG_0003 (Medium) IMG_0004 (Medium)

Al final de las estrechas escalinatas divididas en seis terrazas se encuentra la segunda parte del complejo. A 100 metros de la base y totalmente sudorosos nos encontramos el santuario principal llamado Thevalay. Hoy en día alberga una enorme estatua de Buda pero en otra época era un santuario Jemer cuyos orígenes datan de mediados del S. XI y en los dinteles todavía se conservan bellas esculturas hindúes.

Thevalay, el santuario principalIMG_0008 (Medium) IMG_0010 (Medium)IMG_0030 (Medium)IMG_0032 (Medium) IMG_0043 (Medium) El buda en su interiorIMG_0013 (Medium) Detalle de los dinteles con Shiva …IMG_0048 (Medium)… Vishnu …IMG_0049 (Medium)… Y BrahmaIMG_0050 (Medium) Otros detalles del temploIMG_0020 (Medium) IMG_0047 (Medium) IMG_0053 (Medium)IMG_0011 (Medium) IMG_0052 (Medium) IMG_0019 (Medium)

A su lado se encuentra las ruinas de la biblioteca que nunca guardó libros. Es muy curioso que en estos complejos hindúes siempre hay un edificio llamado biblioteca pero que no servía para tal fin y tampoco se sabe muy bien cuál era su uso.

Las biblioteca completamente en ruinasIMG_0022 (Medium)

Es detrás del templo principal donde se halla la fuente sagrada y los restos del antiguo templo hinduista del S. V y VI. Escarbado en la roca hay un bajorrelieve representando el trimurti, la “trinidad“ hindú; Shiva principal dios del santuario en el centro, Brahma a la derecha y Vishnu a la izquierda.

Camino a la fuente sagradaIMG_0024 (Medium) IMG_0026 (Medium)Los antiguos restos del templo hinduistaIMG_0027 (Medium)IMG_0036 (Medium) La fuente sagradaIMG_0044 (Medium)

El agua que fluye de la roca era canalizada por un acueducto que la transportaba al interior del templo principal, desplazándose por la linga de Shiva, bajando por las terrazas hasta llegar a los barays, de ahí a los campos de arroz y desembocando finalmente en el río Mekong. Este sistema de recolección e irrigación de agua, desconocido en otros santuarios Jemeres es lo que hace único a Vat Phu. El agua es muy importante en la antigua religión Jemer así como para las ceremonias budistas. Aunque realmente en todas o casi todas las antiguas civilizaciones el agua siempre ha tenido un papel muy importante pues es la base de la agricultura y necesaria para la vida. Mesopotamia, Egipto, Macchu Picchu, etc.

Descansamos bajo la sombra de los árboles y las enormes rocas de montaña y proseguimos nuestra exploración a lo Indiana Jones. Trepamos por las rocas al norte del santuario hasta que localizamos un bajorrelieve con la pisada de Buda, en otro apartado se encuentra la enorme piedra del elefante y más escondido, si cabe, la enigmática piedra del cocodrilo y las serpientes. En medio de más y más ruinas aparecen esculturas a medias, piedras que nunca acabaron de tallarse con escaleras inacabadas y otras muchas formas.

La pisada de Buda. La acompañan un elefante y un budaIMG_0031 (Medium) La piedra del elefanteIMG_0039 (Medium) IMG_0037 (Medium) IMG_0038 (Medium) La piedra del cocodriloIMG_0042 (Medium) Las serpientesIMG_0041 (Medium)Las escaleras inacabadasIMG_0040 (Medium)

Después de todas nuestras incursiones y descubrimientos decidimos tomar el camino de regreso a Pakse, justo como siempre cuando llegan las hordas de turistas orientales.

Vistas de todo el complejo desde la parte superiorIMG_0021 (Medium) IMG_0034 (Medium) Al salir un montón de orientales hacen ofrendas a uno de los guardianes del temploIMG_0057 (Medium)

Hacemos una paradita en un tranquilo restaurante “colgado” sobre el Mekong y reponemos fuerzas.

Tomando un refrigerio

IMG_0073 (Medium) Los niños se refrescan en el ríoIMG_0071 (Medium) IMG_0072 (Medium)

Volvemos a cruzar el río en el rustiquísimo ferry, conducimos durante casi 1 hora y ya en Pakse vamos a la terminal de buses VIP para comprar un billete a Vientián, capital de Laos con salida a las 20 horas. Pagamos 150.000 Kips/15€ por persona por una cama doble (a ver cómo va la nueva experiencia).

Cruzamos nuevamente el ríoIMG_0075 (Medium) IMG_0078 (Medium) IMG_0081 (Medium)

Devolvemos la moto, comemos una riquísima carne en nuestro restaurante callejero preferido, recogemos las mochilas en la guesthouse y sin darnos cuenta ya estamos en el bus nocturno.

Elaborando los platos en plena calleIMG_0087 (Medium) Cenamos la mejor carne de AsiaIMG_0085 (Medium) El rojo sol del atardecer se despide de nosotrosIMG_0090 (Medium) Nos despedimos de la encantadora Bounleua y su hermanaIMG_0094 (Medium) IMG_0095 (Medium)

El bus resulta toda una experiencia, no existen los asientos y en su lugar han puesto camas a lo largo de los pasillos en 2 niveles. Nosotros nos hemos pedido la parte superior. De entrada resulta un poco claustrofóbico sobre todo porque hay que estar acostado o reclinado todo el rato pero cuando uno encuentra la postura, se acuesta y apagan las luces y la insoportable y altísima música de karaoke la experiencia se merece un 10. Ya habíamos probado la cama en un tren, en barco y ahora también en bus, solo nos falta en avión aunque creo que no tenemos presupuesto suficiente para ir en first class.

El bus nocturnoIMG_0096 (Medium)

Anuncios

2 comentarios to “Wat Phu Champasak”

  1. Carme said

    Esteu fent unes experiències en tots els mitjans de transport que existeixen, que sembla impossible.
    Teniu sort en que en molts dels llocs que visiteu esteu sols. Com us ho feu? Hi aneu sempre fora d’hora?
    Dona gust poder visitar-ho en aquesta pau i tranquil·litat.
    També estem fent molta cultura en quan a les religions budista i hinduistes.
    Quedo pendent dels vostres últims dies.
    Ah, avui ja fa un any que vareu marxar. Felicitats. I també ja només falten dos mesos perquè torneu.
    Molts petons.
    Carme

  2. MARTA said

    De part d’en Jordi: On hi hagi un ferry com aquest, no cal agafar creuers de luxe.
    De part meva: Sí que sembla una mica claustrofòbic l’autobús però segur que heu dormit bastant bé, teniu una gran capacitat d’adaptació.
    Els jaciments arqueològics son molt bonics i la solitud del lloc també té molt d’encant.
    Petons,
    Marta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: