Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

Bago, continua el peregrinaje

Posted by chus y xavier en 10 mayo 2010

Tras las duras horas de bus con ciento y una parada para controles varios llegamos a las 3:30 am a un punto de la carretera donde se encuentra el desvío a Bago.

Desde Inle hay buses directos a esa ciudad pero cuando hemos ido a comprar el billete no quedaban asientos así que la única opción viable ha sido un autobús con destino a Yangón y bajarnos en la intersección entre Yangón y Bago.

3:30 am totalmente a oscuras en una carretera en medio de no sabemos dónde y sin saber qué hacer. Unos taxistas bien madrugadores asaltan el bus en cuanto nos bajamos pero preferimos esperar a que se haga un poco de día.

Al otro lado de la solitaria carretera un pequeño puestecillo con 3 mesitas de guardería con sus correspondientes sillas en el que una señora prepara té y tortas para la gente que se apea en esta parada. Nos refugiamos en una de esas minisillitas y la pobre mujer nos mira como preguntándose “que hacen estos locos aquí a estas horas”. Nosotros también nos miramos y nos preguntamos lo mismo pero el tema es que ahí estamos, en medio de ninguna parte esperando a que pase alguna camioneta que nos lleve a Bago y el que espera no desespera así que a eso de las 4 o 4:30 de la madrugada se para una camioneta que va rumbo a Bago y que por 2000 kyat/1,6€ y en menos de una hora nos deja en destino.

Llegamos a Bago cuando comienza a amanecer y sus calles rebosan vida como si fuesen las 10 de la mañana, aunque teniendo en cuenta el calor durante el día es mejor trabajar bien temprano.

Bago se encuentra a 80 km de Yangon. Fue fundada en el año 573 durante la dinastía Mon y pronto se convirtió en una de las más grandes ciudades de Myanmar. Ya entonces Bago era la capital de Suvannabhumi, la tierra de oro de los Mon. La era de oro de Bago empezó en 1365 y su esplendor duró 270 años. Los primeros visitantes europeos que llegaron a esta población mencionaron en sus crónicas su importancia como puerto y centro de comercio. En 1635 el rey Thalun trasladó la capital a Inwa, cerca de Mandalay. Durante su época de esplendor Bago fue enriquecida con multitud de monumentos sagrados. Sin embargo, en 1747, el rey Alaungpaya arruinó totalmente la ciudad. El rey Bodawpaya (1782-1819) la reconstruyó pero nunca llegó a recuperar el esplendor y la importancia que había tenido en el pasado.

Con la ayuda de los lugareños en menos de 10 minutos ya tenemos un sitio donde dejarnos caer, es bastante cutrillo pero por lo menos nos permiten entrar a la habitación en estas horas tan extrañas sin pagar la noche.

Después de registrarnos nos damos una buena ducha y nos ponemos a dormir hasta el medio día. Nos despertamos a las 13 horas empapados en sudor pues han cortado la luz así que aunque ya nos imaginamos los grados que debe haber en la calle salimos igualmente a comprobarlo. En el momento que abandonamos el edificio descubrimos que nuestra habitación es un iglú con respecto a las calles de Bago. Compramos varios litros de agua que en menos de 10 minutos ya están hirviendo y nos vamos cobijados bajo la insuficiente sombra de nuestro paraguas hasta el mercado local donde nos encontramos con todos esos peces disecados y conservados en sal que nos llevan a imaginarnos la España de los años 20 cuando nadie tenía neveras ni congeladores.

Esto si que es picar piedraIMG_3052 (Medium)Cargando la leña al menos para todo el año. Que duro!!IMG_3075 (Medium) La torre del relojIMG_3064 (Medium)Varios puestos en el mercado: verduras …IMG_3053 (Medium)… Pescado seco. Por desgracia el apestoso olor se detecta a más de 200 metros y por suerte no sale en las fotos …IMG_3059 (Medium)IMG_3061 (Medium) … Especias …IMG_3062 (Medium) Otro puesto mucho más humilde con jabón y mangos.Curiosa selección de productosIMG_3054 (Medium)Unos hombres nos ofrecen thanakkaIMG_3055 (Medium) Zumo de naranja fresquitoIMG_3063 (Medium)Elementos de construcción. Donde están los ladrillos?IMG_3089 (Medium)

En el concurrido mercado también descubrimos un puesto de venta de los productos básicos para elaborar los paquetitos de nuez de areca; cientos de hojas de betel, una amplia gama de especias y la nuez de areca, entera, a trocitos e incluso colorada para un mayor efecto.

El puesto de venta de la nuez de areca y sus otros ingredientesIMG_3057 (Medium)

Dejamos atrás el polvoriento mercado y proseguimos por la única calle principal que nos lleva, tras un pequeño desvío, hasta la Shwenawdaw Paya, una pagoda que sufrió la furia del terremoto de 1917 pero que ha sido reconstruida en 1930. Mide 14 metros más que la Shwedagon Paya de Yangón y en uno de sus lados todavía se conservan los restos de la aguja de su zedi destruido por el terremoto.

A estas alturas del viaje ya no somos capaces de diferencias unas pagodas de otras y en general todas son muy doradas y tienen muchos budas, aunque hay que reconocer que la estupa de este templo es enorme!!

La Shwenawdaw PayaIMG_3067 (Medium) El zedi caído en el terremotoIMG_3070 (Medium) IMG_3072 (Medium)

Volvemos a rehacer el mismo camino, paramos en varios puestos para comprar algo fresco para beber y nos vamos a visitar un grandioso buda recostado que mide nada más y nada menos que 55 metros.

Cuando llegamos al recinto nos llevamos una gran sorpresa pues pensábamos que se encontraría dentro de un templo y resulta que está en el exterior, al aire libre. DeShwethalyaung (el Buda recostado) nos sorprenden sus facciones casi femeninas y la escasez de brillos y dorados que tanto les gustan a estos birmanos. Solo las plantas de los pies están dibujadas con relieves dorados simulando joyas.

El Buda recostado de DeShwethalyaungIMG_3078 (Medium) IMG_3084 (Medium) IMG_3085 (Medium) IMG_3080 (Medium)Las adornadas plantas de los piesIMG_3082 (Medium)

En nuestro rápido paseo por Bago pasamos por delante de otros templos budistas, mezquitas e igleses católicas. Aquí como en Yangón conviven culturas diferentes sin que sus religiones y creencias sean un problema. Las mezquitas ocupan la calle principal y la llamada de los muecines a la oración se confunde con el olor a incienso y el campanario de alguna que otra iglesia.

Otro templos budistaIMG_3086 (Medium) IMG_3087 (Medium)Una iglesia católicaIMG_3049 (Medium)

Nos perdemos una vez más entre los lugareños y disfrutamos con su euforia ante la visita de un joven actor. Todas están como locas para que les firme un autógrafo y mientras tanto las cámaras de tv en lugar de filmar el evento nos graban a nosotros mientras nos preguntan cosas como si nos gusta su país, si conocemos al actor,… Que fuerte!! Seguro que saldremos en las noticias del país  … “y como hecho importante destacar que dos jóvenes españoles han decidido sufrir las inclemencias de este clima tan caluroso para poder estar al lado de (no nos acordamos el nombre) en la presentación de su nueva película.” Que fuerte!!

Al atardecer todo el mundo está pendiente del partido de voleibolIMG_3090 (Medium)

Anuncios

Una respuesta to “Bago, continua el peregrinaje”

  1. MARTA said

    Caram…així que tenim un parell de turistes famosos que surten per les notícies, ja ja !!
    És que en aquest viatge us passa de tot i força, que divertit!

    Marta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: