Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

Adiós Myanmar

Posted by chus y xavier en 13 mayo 2010

A las 5:30 am dejamos el hotel y en las aún tranquilas calles buscamos un taxi que por los últimos 4000 Kyats/3,2€ que nos quedan nos lleva a la terminal.

Como somos turistas, dentro del pequeñísimo aeropuerto no pasamos por ningún control mientras que a los pobres birmanos los cachean sin dejar ni un rincón sin tocar. Que desigualdad con los suyos!! Pagamos los 10US$/7,7€ cada uno de impuestos de salida y por fin estamos en el área internacional.

A las 8:30 dejamos esta dura parte del viaje que nos ha hecho reflexionar casi cada día y en el que hemos perdido unos cuantos kilos pues más de una vez se nos ha cortado el apetito.

Al llegar a Bangkok volvemos a poner el reloj en marcha, volvemos al mundo real, al 2010.

Mañana a las 6:15 am sale nuestro avión con rumbo a Bali así que decidimos pasarnos el día en el aeropuerto y trabajar en el blog tanto como podamos, hemos vuelto al mundo de las libertades!!

Trabajando en el blogIMG_3166 (Medium)

Contactamos con la familia y al contrario de lo que pensábamos las horas se pasan volando. El ajetreo y el ir y venir de aviones cargados de pasajeros se calma y la paz reina de nuevo al anochecer por lo que nosotros al igual que otros viajeros buscamos un rincón tranquilo para dormir un poco.

Hoy hemos cerrado la página de otro país. Sin duda el país más difícil en el que hemos estado y mucha culpa de eso la ha tenido el insoportable calor que nos ha acompañado cada día. Hemos tenido que acostumbrarnos de un momento para otro a más de 43°, se nos han quemado los pies en muchas ocasiones y casi no hemos hecho pis en 17 días, nuestro cuerpo necesitaba toda el agua que bebíamos.

Myanmar o Birmania es la Bolivia de Sudamérica pero elevada a la décima potencia. Muchos se preguntan si vale la pena ir por cómo está la situación política pues hay una especie de dilema en el que se piensa que si se va se siguen engrosando las arcas de los militares pero en el que también se piensa que si no se va los birmanos acabarán aislados completamente del mundo y la gente de a pie será todavía más pobre. En este sentido es mejor ir y viajar por libre dejando lo poco o mucho que gastemos repartido entre el mayor número posible de personas.

Al margen de este dilema nosotros también nos preguntamos si vale la pena ir en el aspecto más amplio de la pregunta pues paisajísticamente no tiene nada que no tengan otros países y salvo el Lago Inle con sus verdes campos de arroz, jardines flotantes y barqueros que reman con su pie, los grandes templos construidos a lo largo y ancho de todo el país desde el fervor más religioso queda poco por conocer. Mandalay no tiene nada de especial y su colina tampoco, Bago es otra empobrecida ciudad donde solo los templos se conservan más o menos nuevos, Monte Popa para los no budistas ni animistas es una montaña alta con vistas, Moniwa, Pakoku, … más de lo mismo.

Barqueros y jardines flotantes en el lago InleIMG_2858 (Medium) IMG_3011 (Medium)Los más de 4000 templos de BaganIMG_2709 (Medium)La Shwedagon Paya en YangónIMG_1937 (Medium)

Pero Myanmar está llena de birmanos, personas sumamente inocentes y sencillas, aisladas medio siglo con respecto al resto del mundo, que merecen la pena que los conozcamos. Por desgracia nadie sabe cómo sería esta gente si su país estuviese como su vecina Tailandia, Malasia, Laos o incluso Camboya, pero está claro que si para encontrar gente tan servicial, familiar y amorosa hay que pagar el precio que ellos están pagando es mejor conformarse con la gente de nuestro mundo real pues al final los birmanos son una utopía para nosotros.

Sin los birmanos estos 17 días hubieran sido una pesadilla pero gracias a ellos, a su amabilidad y ayuda hemos podido llegar a todos los lugares que nos propusimos, hemos participado de su fiesta más importante en la pagoda más emblemática de Myanmar donde nos enseñaron a entender un poco más su cultura y devoción religiosa, lo único que nadie puede robarles.

En estos 17 días hemos compartido horas de ruta, restaurantes, oraciones y hambre. Nosotros nos vamos a nuestro mundo idílico y todas esas personas que se han colado de alguna manera en nuestros corazones seguirán con sus vidas de futuro incierto. Ojalá pronto reine la libertad en ese país.

Anuncios

2 comentarios to “Adiós Myanmar”

  1. Anna said

    Hola,

    Llegeixo el blog aquest matí, però ja sou aqui !!!!

    Que injust és el món, realment aquest país és corprenedor, però val la pena saber el què està passant.

    Com dieu, per la gent ja ha valgut la pena.

    Avui esperem poder-vos abraçar i saludar fisicament.

    Petons.

    Anna

  2. MARTA said

    Mentre mirava el resum final d’aquest país, amb aquesta música tan melancòlica, en Sergi, que sentia la melodia, ha dit “aquesta música fa pena”. Li he dit que jo pensava el mateix, i això que ell no sap la misèria en la que viu tota aquesta pobra gent.
    Com dieu, som molt afortunats de viure on vivim i de tenir tot el que tenim.

    Petons,
    Marta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: