Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

Amritsar, la cuna de los Sijs

Posted by chus y xavier en 3 julio 2010

Nos levantamos bien temprano y nos vamos a la estación de tren que es un verdadero hervidero humano, buscamos nuestra vía y a las 6:40 comienza el caos; gente corriendo de un lado a otro, cambio de vía del tren en el último momento y nosotros sin saber a donde ir hasta que sin saber muy bien como conseguimos entrar en el tren que nos corresponde y después de unos cuantos empujones por fin llegamos a nuestro vagón súper pijo con aire acondicionado, toda una sorpresa que no nos esperábamos pues otros vagones van a reventar de gente. Por 876 INR/16,2€ los dos viajamos como 2 maharajás y las casi 8 horas de ruta se nos hacen cortísimas y podemos disfrutar de los coloridos pueblecillos y los verdes campos de arroz que dejamos a nuestro paso. Sobre las 2 pm llegamos a Amritsar, la cuna de los Sijs y estamos totalmente expectantes para saber todo lo posible de esta curiosa gente y su religión. Ya en Delhi y en algunos otros lugares del mundo nos hemos encontrado estos elegantes personajes que llevan una especie de moño recogido en lo alto de la cabeza y recubierto con un ajustado gorro negro o envuelto en un impresionante turbante blanco, o naranja, o azul, …

Amritsar, sede del Templo Dorado, es una de las ciudades más antiguas y fascinantes de la India. Es un referente importante de la historia y cultura Sij. Siendo la puerta de entrada para los viajeros que llegaban a la India por la ruta terrestre de Asia Central y pronto se convirtió en el centro de diversas actividades comerciales. Hay varios sitios de gran interés histórico y religioso. El más famoso de todos ellos es el Templo Dorado, que fue fundado por un gurú Sij, y completado por su sucesor.

Hay un número importante de fábricas de algodón, lana y textil, etc. La planta procesadora de leche de Verka, a unos 6km del centro, es el segundo proyecto más grande de este tipo en el país. Amritsar es el principal exportador de mercancías de la India a Oriente Medio, siendo un importante núcleo de distribución de frutos secos, té y condimentos. También es un paraíso para las compras y el deleite gourmet. Es el centro líder mundial de las publicaciones en el idioma punjabi.

En el tren hemos visto muchos sijs que nos han transmitido una cierta paz con su limpia sonrisa e innata amabilidad. Todos ellos vienen a visitar el Templo Dorado que es el lugar más importante de peregrinaje al cual tienen que acudir por lo menos una vez en su vida.

Amritsar de entrada es una ciudad casi igual de caótica y ruidosa que Delhi pero más pequeña y repleta de esa gente con preciosos turbantes que no paran de llenarnos de atenciones y de ayudarnos en todo momento.

Decidimos alojarnos directamente en la parte antigua de la ciudad, muy cerca del famoso Templo Dorado y aún sabiendo que los Sijs disponen de habitaciones compartidas gratis para los peregrinos y otras privadas con precios ridículos para los turistas decidimos buscar un poco de intimidad en el Golden Tower Hotel (600 INR/11,1€) donde el trato es inmejorable.

Una vez que dejamos las mochilas en la gigantesca habitación y nos damos una buena ducha salimos a comer algo a la única pizzería de Amritsar (todavía se nos resiste la comida India!!) y de ahí nos vamos directos al Templo Dorado. Antes de entrar hay que dejar el calzado en unas taquillas gratuitas, lavarse las manos, poner un pañuelo en la cabeza y atravesar un pasillo de agua para “purificar” los pies. La entrada al Templo también es gratuita al igual que los dormitorios, la comida durante 24 horas e incluso un servicio de buses que pasa por la estación de autobuses y la terminal de tren para llevar a la gente al templo y viceversa. Estos Sijs son increíbles!! Y de entrada además de su elegancia, porte y buena educación nos encanta su filosofía.

Pizza y coulant de chocolate. Todo un lujo!!IMG_0341 (Medium) IMG_0345 (Medium) Calle cercana al Templo, algunos hombres con turbanteIMG_0349 (Medium) Los jóvenes aún no llevan turbante por lo que se recogen el pelo con un gorro negroIMG_0347 (Medium) Una plaza justo a la entrada del templo, muchos peregrinos aprovechan para hacer una siestecilla al frescoIMG_0352 (Medium) La entrada al recinto del Templo DoradoIMG_0350 (Medium)

Una vez dentro del recinto nos quedamos alucinados con la belleza del dorado y pequeño templo que se encuentra sobre un islote de mármol en medio de un lago rectangular. En el exterior hay miles de personas caminando de un lugar a otro, muchos dirigiéndose o alejándose del templo, otros recorriendo los bazares y otras descansando en los amplios jardines de los alrededores. En el interior también se concentra una enorme multitud pero apenas hay ruido, lo único que se oyen son las oraciones y cantos que se escuchan a través de los altavoces y que son recitados sin cesar por los sacerdotes del templo.

El Templo DoradoIMG_0353 (Medium)Todos tenemos que entrar con la cabeza tapada IMG_0356 (Medium) IMG_0357 (Medium)Vistas del brillante y dorado TemploIMG_0359 (Medium) Un guardián del temploIMG_0363 (Medium)

Debemos ser unos de los pocos turistas de la zona y todos nos saludan efusivamente, se fotografían con nosotros y nos explican de forma totalmente desinteresada las bases y los fundamentos de su religión que resultan completamente idílicos sobre todo en una India con mayoría hinduista donde el tema de las castas es tan importante.

Todos se quieren sacar fotos con nosotrosIMG_0375 (Medium)

El Sijismo nació en el siglo XV con el gurú (maestro) Nanak que estaba cansado de las constantes luchas entre islamistas e hinduistas. La religión que tiene que ser un punto de unión es la base de muchos conflictos por lo que el precepto más importante del sijismo es la igualdad tanto social como religiosa, todo el mundo es bien recibido entre los Sijs.

Los Sijs creen en un solo dios llamado “Nombre Verdadero” para evitar lo de los nombres concretos, combinan el monoteísmo estricto de origen musulmán con tradiciones hindúes. Al igual que los hindúes creen en la reencarnación pero pueden escapar de ella a través de la virtud.

En 1708 esta doctrina se convierte en religión siendo hoy en día la quinta más importante del mundo. Su libro sagrado es el Guru Granth Sahib, escrito por los últimos 5 gurús. Antes del libro solo hubo diez y el propio libro se considera el último gurú (el onceavo). Es el único libro sagrada escrito por los propios creadores de la doctrina que han recogido en el sus enseñanzas. Está escrito en lengua punjabí y se guarda en el Templo Dorado aunque en otros templos hay copias del original. Los Sijs son una comunidad religiosa, política y militar muy importante que durante un momento de la historia consiguieron formar un imperio independiente hasta que llegaron los británicos con los que estuvieron en guerra y acabaron anexionándose a India a la fuerza. Después de los británicos hubo varios intentos de independización pero todos acabaron en sangrientos finales.

Todo esto y mucho más nos lo van explicando los orgullosos señores y jóvenes de turbante con esa paz y serenidad que los caracteriza. Ya habíamos leído algo sobre el tema pero hoy y aquí es la mejor forma de entender su pensamiento. Cada vez tenemos más claro que India es un país al que se puede venir sin haber “estudiado” mucho pues siempre hay alguien que te habla orgulloso sobre su historia, religión, ritos, tradiciones, etc.

Hablando con unos y con otros vamos viendo como anochece en el complejo del Templo y la gente no deja de entrar. Hay personas que se bañan en el lago sagrado, otras que aguardan su turno en una interminable cola para poder acceder al templo y otras simplemente caminan sin rumbo o están sentadas contemplando el pequeño y bellísimo templo y su reflejo sobre el agua. Nosotros entre charla y charla hacemos lo mismo que todos intentando no perdernos ni un detalle del comportamiento de esta gente que nos tiene asombrados.

La gente bañándose en el lago sagradoIMG_0367 (Medium) Más vistas del TemploIMG_0370 (Medium) IMG_0373 (Medium)La larga cola de peregrinos para entrar al temploIMG_0376 (Medium)

Intentamos ponernos a la cola para entrar al templo pero a los 20 minutos desistimos pues no nos hemos movido ni un centímetro así que por hoy nos conformamos con las vistas desde lejos.

Cuando anochece completamente se detienen las oraciones y regresamos al hotel entre la sonriente multitud.

Un simpático Sij nos da a probar los dulces de su tienda IMG_0379 (Medium)

Anuncios

3 comentarios to “Amritsar, la cuna de los Sijs”

  1. Anna said

    Impressionant,

    Gràcies per transmetre’ns tant bé el que sentiu, ja començo a admirar els sijs i no en conec cap.

    Molts petons,

    Anna

  2. Kuako said

    Gran articulo lleno de sentimiento y belleza.
    Verdaderamente habeis sido nuestros ojos en Amritsar, los que no hemos ido allí lo vivimos de una forma especial gracias a vuestro reportaje.
    Gracias Chus, gracias Javier.

    P.D. ¿Os habeis planteado escribir en serio reportajes de viajes (digo a nivel profesional)? lo haceis fabuloso…

    • Muchísimas gracias Kuako, con este comentario nos has hecho revivir nuestra experiencia con la gran gente de India.
      Hay sentimientos que se magnifican cuando uno regresa a casa, a la normalidad y a las comodidades del mundo occidental.
      Me alegra mucho haber conseguido transmitir la esencia de los Sijs, aún así la realidad se multiplica por infinito.
      Aprovecho también para agradeceros a todos que aún sigais visitando nuestra Web. Gracias por conseguir que este viaje nunca se acabe aunque ya hayamos regresado.
      Chus Y Xevi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: