Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

Show fronterizo y la gran cocina Sij

Posted by chus y xavier en 5 julio 2010

Hoy repetimos la misma dulce rutina; nos acercamos al Templo, interactuamos con su gente y vamos al Museo Sij donde hay cuadros que reflejan las batallas de estos incansables luchadores y retratos y fotografías de algunos gurús y mártires.

Policía en AmritsarIMG_0448 (Medium) El Templo Dorado por la mañanaIMG_0450_1 (Medium) El Akal Takhat en los alrededores del temploIMG_0450_2 (Medium) Hoy nos estrenamos con la comida callejera, no sabemos que es pero se comeIMG_0452 (Medium)

Después de la carga de “buena” energía buscamos una furgoneta compartida para ir a Attari donde se encuentra la frontera con Pakistan. Por 150 INR/2,8€ salimos a las 16 horas junto con 2 japoneses, un coreano y 3 indios en un destartalado coche rumbo a la frontera que se encuentra a 30 km de Amritsar. En el recorrido hacemos buenas migas con Sachpnut Singh, un joven Sij de 19 años que está empeñado en que tenemos que acudir a la celebración de su cumpleaños. El 21 de este mes cumple 20 años y quiere que seamos sus invitados de honor. Sachpnut es de Agra y como todavía no hemos ido intentaremos hacer todo lo posible para estar en esas fechas. Cada día te depara una sorpresa en este país!!

Al llegar a Attari nos encontramos con miles de personas, puestos ambulantes de comida y bebida y mucho jolgorio. Parece que vayamos a acudir a un partido de futbol súper importante pero lo que realmente se viene a hacer a Attari es mucho más curioso, incluso diría que es único en el mundo. Cada día en la frontera se congregan miles de personas antes de la puesta de sol para animar a sus soldados en el cierre de la frontera.

Puesto de venta de artículos patrióticosIMG_0453 (Medium) Los soldados de la frontera indiaIMG_0454 (Medium) Foto de grupo en la fronteraIMG_0484 (Medium)

Todo un show para el que se han instalado unas enormes gradas a ambos lados y en las que los extranjeros somos VIP y nos dejan sentarnos delante de todo para no perdernos ni un detalle del “ridículo” espectáculo.

Pasamos más de una hora bajo un sol abrasador esperando el momento culminante y mientras tanto las gradas de ambos lados no paran de llenarse. Hay una serie de animadores que exaltan los patriotismos y hacen agitar las banderas constantemente. Se seleccionan a varias mujeres del público para que porten las enormes banderas al trote hasta la puerta que divide los 2 países, …

Las inmensas y abarrotadas gradasIMG_0464 (Medium)Algunas mujeres van al trote con las banderasIMG_0456 (Medium) Los soldados intentan poner orden pero con este gorro nadie les hace ni “puto” casoIMG_0457 (Medium)

La gente comienza a agitarse cada vez más hasta que el ejército empieza su desfile alzando las piernas hasta la cabeza, dando fuertes taconazos y gritando “Viva Indostán” o algo así. El espectáculo se termina con los oficiales de ambos países estrechándose la mano después de abrir las verjas de par en par y con la recogida de banderas, momento que indica el cierre de fronteras.

Es espectáculo en sí es bastante cómico pues es un ir y venir de soldados llenos de orgullo delante del público exultantemente patriótico y algún que otro turista como nosotros. Lo bueno de este show es ver cómo dos países que se hallan enfrentados y que han hecho correr tanta sangre consigan en esta parte de la frontera unos 40 minutos de fantástica harmonía, pues lo único que separa a miles de indios y paquistaníes es solo un enorme portón que se abre por unos minutos. Ejemplar!!

Pantomima fronterizaIMG_0481 (Medium)

Recogiendo las banderasIMG_0478 (Medium) IMG_0479 (Medium)

Después del espectáculo regresamos a la furgoneta y de ahí de nuevo a Amritsar. Sachpnut nos acompaña durante un buen rato y se despide de nosotros haciéndonos prometer que iremos a su aniversario, así que el día 21 tenemos una cita en Agra.

Volvemos al Templo Dorado donde muchos de los guardianes ya nos conocen y decidimos probar la comida del comedor más grande del mundo.

Nos ponemos a la cola, recogemos nuestro plato, cuenco y cuchara y en menos de 10 minutos entramos en una enorme habitación con otras 300 o 400 personas. Nos sentamos en el suelo unos al lado de otros y comienzan a pasar voluntarios con cubos de comida. Dhal (sopa de lentejas), chapati (una especie de pan de pita), de postre arroz con leche y agua. Uno puede comer cuanto quiera y repetir las veces que le dé la gana. La cocina abre las 24 horas y por el comedor pasan unas 100.000 personas al día.

Un poco de leña para la cocinaIMG_0451 (Medium)Nos preparamos para la comilonaIMG_0488 (Medium)Sirviendo la comidaIMG_0492_ (Medium) Todo el mundo colaboraIMG_0497 (Medium) BuenísimoIMG_0492 (Medium) Todos al ataqueIMG_0493_ (Medium)

Al acabar de comer pasan unos modernos y motorizados carros de limpieza y en menos de 5 minutos queda todo impecable. Vuelven a abrirse las puertas y entran otras 300 o 400 personas y así todo el día. La comida sabrosísima, una pena que no nos hayamos atrevido antes incluso nos hemos arriesgado a beber de su agua, mañana ya veremos que pasa!!

Estamos tan alucinados con el trabajo en cadena tan bien desarrollado que no acabamos de entender quien organiza todo eso, de donde sale la comida o el dinero para comprarla, etc pero una vez más aparece un Sij que nos ofrece su tiempo para aclarar todas nuestras dudas. Jagdeep Singh nos guía por las diferentes áreas de la enorme cocina, con sus gigantes pucheros y una moderna máquina para hacer chapatis, después nos lleva a la zona de fregado donde podemos ver el coordinado trabajo en cadena; unos enjuagan, otros enjabonan, otros vuelven a enjuagar, otros aclaran, otros secan y otros llevan los enormes carros llenos de platos al área del comedor y vuelta a empezar.

La gran cocinaIMG_0513 (Medium) IMG_0512 (Medium) IMG_0498 (Medium) Preparando los cubos para servir la comidaIMG_0504_ (Medium) IMG_0503_ (Medium) IMG_0505_ (Medium)

Los platos limpios y relucientesIMG_0502 (Medium)

Para que todo funcione hay un comité que organiza a los voluntarios y les otorga los puestos. Entre los cientos de voluntarios hay algunos que son fijos como Jagdeep que tienen su propio carnet. Es curioso ver a todo tipo de personas haciendo las diferentes actividades, sobre todo resulta conmovedor ver la alegría con la que los niños colaboran en lo que pueden.

En cuanto a las aportaciones económicas para hacer posible todo esto, los peregrinos dejan muchas donaciones y en general los granjeros donan un 10% de la producción y otros trabajadores de la ciudad aportan dinero a la comunidad dependiendo de los ingresos que tengan.

Con más dudas resueltas tomamos un té con Jagdeep mientras nos explica que se dedica a hacer juegos de mesa en madera y antes de irse nos da una tarjeta con su teléfono y dirección invitándonos a ir a su casa y también a Goa donde pasa los meses de verano (de noviembre a abril). A lo mejor un día en el futuro nos pasamos por allí.

Antes de abandonar definitivamente el recinto volvemos a intentar atravesar la pasarela que nos separa del infranqueable templo y por fin, de una forma casi misteriosa conseguimos llegar al Templo Dorado. Le damos completamente la vuelta al marmóreo edificio decorado con delicadas incrustaciones de motivos florales y animales. Entramos en su interior abarrotado de gente y vemos a los 4 sacerdotes en torno al libro sagrado entonando los cánticos que se oyen constantemente. Los peregrinos tiran cientos de rupias en diferente recipientes y en pocos minutos deben abandonar el pequeño templo para que otros puedan entrar.

Hoy podemos observar claramente la cúpula dorada en la que se dice que emplearon 740 kg de oro puro y que representa una flor de loto invertida (símbolo del deseo de los Sij de llevar una vida pura).

A las 22:30 se acaban los cántico y se cierra el Guru Granth Sahib, se envuelve en diferentes telas y se traslada el Akal Takhat en un precioso pedestal transportado por los apasionados devotos, mientras es abanicado sin cesar, pues el libro se trata en todo momento como a una persona (se le abanica, se acuesta, se levanta, …). A partir del momento en que se acuesta el Libro se cierran las puertas del Templo pero la actividad no cesa en toda la noche.

Los devotos transportan el libro en el palanquínIMG_0522 (Medium) IMG_0524 (Medium) Mientras tocan un extraño instrumentoIMG_0528 (Medium)

Casualmente hemos podido presenciar toda la ceremonia en primera línea y pensar que estos días no podíamos ni imaginarnos que podríamos entrar al templo de tanta gente que hay!!

Mañana nos despediremos de los Sijs y de la parte más al norte que estaremos de la India.

Anuncios

Una respuesta to “Show fronterizo y la gran cocina Sij”

  1. LAILA ROMI SALMA YOGUI AND COMPANY said

    Este comedor, lo vimos Romi y yo en Pekin Express (el programa de la tele Cuatro)..!! jejeje
    Sigo poniendome al dia…
    besotes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: