Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

Los grandes templos de Angkor

Posted by chus y xavier en 15 agosto 2010

Felicidades Chus!!

Hoy es mi santo y la mejor manera de celebrarlo es viendo amanecer desde el más importante de los templos, el edificio religioso más grande del mundo, el Angkor Wat.

Nos levantamos a las 4:30 am y medio dormidos nos subimos con Josep y Montse a nuestro taxi privado, a las 5 am estamos atravesando completamente a oscuras la explanada que lleva al templo. Nos sentamos en unas sillas que tienen preparados en frente del lago, pedimos unos tés y cafés calientes y esperamos el mágico momento.

Realmente aún no nos hemos despertadoIMG_3087__1 (Medium)

Con la primera luz descubrimos la silueta de las tres torres piramidales. A medida que amanece las siluetas comienzan a tomar forma y el impresionante edificio se refleja en el lago pareciendo todavía más majestuoso con su torre de 66 metros que se eleva hasta rozar el cielo. Este templo representa el cénit del arte Khmer, fue construido por Suryavarman II a mediados del S.XII para honrar al dios Visnu siguiendo el estilo templo-montaña como Bakong y Pre Rup.

Diferentes momentos del amanecer en Angkor WatIMG_3087__2 (Medium) IMG_3088 (Medium) IMG_3091 (Medium) IMG_3101 (Medium) IMG_3108 (Medium) IMG_3110_1 (Medium)

Y nosotros somos testigos!! IMG_3108__2 (Medium) IMG_3108__4 (Medium)Los verdes jardines con el globoIMG_3111 (Medium) Diseccionamos el extraño fruto de una palmera. El olor recuerda a un mango!!IMG_3110__1 (Medium)

Cuando se hace totalmente de día decidimos explorar el complejo aprovechando que hay poca gente. Recorremos cada recodo del edificio que tiene un tamaño de 1 km2, con su santuario central dispuesto en 3 niveles, cada uno de ellos con un cuadrado rodeado por galerías comunicadas entre si y pasillos interiores cubiertos de bajorrelieves y pinturas. Cerca de 2.000 imágenes de apsaras adornan las paredes y otras figuras y formas geométricas de gran complejidad llenan el resto de los espacios.

El espectacular edificio más de cercaIMG_3121 (Medium)La bibliotecaIMG_3128 (Medium)Escaleras a una de las torresIMG_3131 (Medium) Sesión de fotos pare el recuerdoIMG_3133 (Medium) IMG_3133__1 (Medium) IMG_3133__2 (Medium) IMG_3136 (Medium)

En los pasillos exteriores se puede apreciar el delicado arte del bajorrelieve en el que se relatan historias de Suryavaman II, escenas del cielo y el infierno y el clásico “Batir del Océano de leche” en el que se muestran 88 asura (demonios) y 92 deva (dioses) con cascos crestados batiendo el mar para extraer el elixir de la inmortalidad. En total 800 metros de bajorrelieves que nos sitúan en el momento de mayor gloria del Imperio.

Los largos y trabajados bajorrelieves con caballos, elefantes, guerreros, monarcas,…IMG_3112 (Medium) IMG_3112__1 (Medium) IMG_3116 (Medium) IMG_3119 (Medium)

Angkor es un lugar demasiado grande, demasiado perfecto y absolutamente inabarcable. Ni mil fotos, ni mil horas podrían definir su armónica construcción. Nosotros nos quedamos con su primera silueta y con esos momentos en los que todavía puede escucharse el silencio en sus solitarios pasillos con algún que otro monje azafrán haciendo sus tempranas plegarias.

La entrada del templo al salir, antes era de nocheIMG_3142 (Medium)Unos monjes añaden un toque de colorIMG_3142__2 (Medium) IMG_3142__1 (Medium) El baray con un solitario nenúfarIMG_3142__4 (Medium) Artistas callejerosIMG_3142__3 (Medium)

Este templo es el único que permaneció en activo hasta la actualidad. Comenzó siendo un templo hinduista pero debido a su grandiosidad sobrevivió a los cambios religiosos y se adaptó al budismo actual mientras los demás templos eran devorados por la selva y el paso del tiempo.

Un Buda en el interiorIMG_3129 (Medium)

Con la imagen de Angkor Wat volvemos a desayunar al hotel justo en el momento en que llegan todos los autobuses turísticos. Nos damos una tregua de templos hasta las 11 am y ya todos juntos volvemos a la carretera, rumbo a Banteay Srey, a 37 km de Siem Reap. Un templo en miniatura pero con las mejores tallas en aresnisca roja del arte Jemer. Parece ser que esta obra corrió a cargo de mujeres.

La entrada al templo de Banteay SreyIMG_3147 (Medium) Los fotógrafosIMG_3148 (Medium) IMG_3148__1 (Medium) El templo de Banteay Srey con sus impresionantes tallas en dinteles y columnasIMG_3148__2 (Medium) IMG_3148__3 (Medium) Vista al detalle!!IMG_3152 (Medium)

El paisaje que rodea el complejo le aporta todavía más encanto pues con las lluvias los campos están vestidos con sus mejores verdes.

Los verdes campos de arrozIMG_3142__5 (Medium)IMG_3162__1 (Medium)

Volvemos de Banteay Srey y entramos nuevamente en el Parque Arqueológico, donde se encuentra la “chicha”. Hacemos una parada en Banteay Kdei, un complejo monástico budista de principios del Siglo XIII con un estilo parecido al templo de Ta Prohm pero en un estado de abandono bastante grande. Fue víctima de muchos actos vandálicos en la época del resurgimiento del hinduismo.

La entrada al templo arropados por los niños vendedores de suveniresIMG_3165 (Medium) IMG_3167 (Medium) El templo de Banteay KdeiIMG_3169__1 (Medium) IMG_3170 (Medium)IMG_3178 (Medium) IMG_3190 (Medium) Un Buda en el interior del temploIMG_3182__1 (Medium)

Lo más interesante de este templo es el gran chaparrón que nos cae y que nos obliga a quedarnos protegiéndonos del agua entre sus piedras al lado de traviesos niños vendedores que abandonan la venta de postales, pañuelos y refrescos por un buen chapuzón en las muchas charcas que se forman casi al instante. Yo decido apuntarme al remojón y es realmente rejuvenecedor sentir como la lluvia fría cala hasta los huesos mientras del suelo emana un agradable calor. Cuando el agua toca el suelo tan caliente mucha se evapora al instante. Algo genial!!

El rejuvenecedor remojoIMG_3174__1 (Medium) IMG_3174__2 (Medium) Los niños vendedores haciendo de niños …IMG_3174 (Medium)  … Juegan con el aguaIMG_3187__2 (Medium)

IMG_3191 (Medium) IMG_3191__1 (Medium)Al salir del templo después del chaparrónIMG_3180 (Medium)

Cuando para de llover vamos directamente al ansiado Ta Prohm, templo conocido sobre todo por la película Tomb Raider con Angelina Jolie.

La entrada a Ta ProhmIMG_3193 (Medium) IMG_3193__1 (Medium) Un árbol estrangulando la muralla. Esto promete!!IMG_3197__1 (Medium)

La sensación que recorre el cuerpo cuando uno entra en este mundo de árboles estranguladores no puede compararse con nada. Ni los mejores efectos especiales pueden competir con este “país de las maravillas” o “mundo al revés”. La naturaleza retando a la obra del hombre!!

Más y más árboles estranguladoresIMG_3197__2 (Medium)IMG_3200__1 (Medium) IMG_3204__1 (Medium) IMG_3204__2 (Medium) IMG_3209 (Medium)

IMG_3242 (Medium) IMG_3238__3 (Medium)

IMG_3242__3 (Medium)

El momento no puede ser más propicio pues como ha llovido se han ido casi todos los grupos y quedamos unos cuantos rezagados saltando de charco en charco entre piedras caídas y tentáculos arbóreos.

Saltando entre los charcos …IMG_3211 (Medium) … Para llegar a los lugares más imponentesIMG_3216 (Medium) IMG_3220 (Medium) IMG_3223__1 (Medium) IMG_3238__2 (Medium) IMG_3247__1 (Medium)

Ta Prohm al igual que el anterior complejo monástico de finales del S. XIII es de carácter budista y llegó a albergar a casi 13.000 personas. Es el único edificio que se ha querido dejar tal y como se ha encontrado, con toda la vegetación estrangulando las tallas y reventando las torres, pero es un estado de abandono premeditado y aparente pues las autoridades han cortado muchos de los árboles que crecían en las pasillos y tienen muchas áreas apuntaladas para sostener las estructuras en pie. Cientos de piedras caídas y constantes riesgos de derrumbamientos invitan a que seamos lo suficiente prudentes y no juguemos con la a veces destructora naturaleza. Mejor no salirse del sendero ni imitar a locos “exploradores” que se suben a cualquier piedra o árbol para hacer la foto más “arriesgada”.

La mano del hombre poniendo un poco de orden ante tal avasallamiento arbóreoIMG_3230__2 (Medium) IMG_3235 (Medium) Algunas de las muchas piedras caídasIMG_3228 (Medium) IMG_3238 (Medium) IMG_3238__1 (Medium)

¿Y después de Ta prohm, qué? Pues más templos, mal que les pese a algunos. Es difícil que alguno supere ya a este monstruo engullido por la selva o el gigantesco Angkor Wat pero no nos rendimos.

Hacemos la siguiente parada en Ta Keo, una obra incompleta con una enorme pirámide que alcanza más de 50 metros de altura construida a finales del S.X y dedicada a Shiva.

El templo de Ta KeoIMG_3258__1 (Medium) IMG_3258__4 (Medium) Subiendo a la cumbre con el infartado. Qué mal se le ve verdad?IMG_3258__3 (Medium)

A continuación vamos a Thommanom un pequeño y atractivo templo de la época de Angkor en muy buen estado de conservación.

El templo de ThommanomIMG_3269 (Medium) Las chicas del grupoIMG_3270 (Medium)Josep parece reventado …IMG_3272 (Medium)  … Pero lo está pasando fenomenalIMG_3273 (Medium)

Hacemos otra parada en el pequeño Chau Say Thevoda donde merendamos una refrescante piña.

El templo de Chau Say ThevodaIMG_3279 (Medium)IMG_3282 (Medium)IMG_3286 (Medium)

Y después nos vamos para el Phnom Bakheng el primero de los templos montaña, datado del S. IX donde Josep, Montse, Ainara y otras dos personas del resto del grupo cumplen su sueño de subirse a un elefante. Xevi y yo hacemos el ascenso al templo caminando y disfrutando de las vistas de Angkor Wat a lo lejos.

Los enormes y preciosos elefantesIMG_3328__2 (Medium) IMG_3328__1 (Medium) IMG_3287__1 (Medium) La cómoda sillitaIMG_3292 (Medium) IMG_3296 (Medium)Las vistas de Angkor Wat a lo lejosIMG_3304__1 (Medium) IMG_3304__2 (Medium) El templo de Phnom BakhengIMG_3305 (Medium)IMG_3306 (Medium)IMG_3308__1 (Medium)

Cuando llegamos a la cima hay tal cantidad de gente esperando para el atardecer que huimos despavoridos.

   El templo aún sin mucha gente, el resto viene en caminoIMG_3308 (Medium) Los del elefante vuelven de regresoIMG_3315 (Medium)

Después del intensísimo día de templos volvemos al hotel donde nuestros amigos me sorprenden con un regalito, un pañuelo de algodón típico camboyano conocido con el nombre de krama y Xevi me entrega un vale par varias bolsas de palomitas y una súper pantalla plana para poder ver todas las pelis que nos hemos perdido durante el viaje. En estos momentos nos entra una morriña de casita, sofá, familia, uummm!!

Salimos todos juntos a cenar otra vez pizza y pasta no sea que tiemblen las carteras y después cada uno por su cuenta, casi todos a comprar como posesos.

Todavía no nos podemos creer que estando en Angkor se hayan perdido Angkor Wat y todo por unas horas de más de sueño. Suponemos que la conciencia no los dejará dormir y han decidido madrugar un “poquito” mañana e irán rápidamente a hacer unas fotos, que no se digan que no han estado. El plan nos parece genial pues así estaremos unas cuantas horitas más libremente con Josep, Montse y Ainara y por fin podremos hacer las últimas visitas en tuc-tuc tal y como se merece.

Están un poco enfadados porque hemos ido a ver amanecer a Angkor Wat y ya no hemos vuelto a pasar pero ellos podrían haberse acercado durante las 3 horas que hemos estado por el hotel pues el coche estaba pagado para todo el día. A esta gente que parece que haya nacido de morros todavía no le ha quedado claro que nosotros no somos guías de nadie y que va siendo hora de que cada uno se busque un poco la vida pues no agradecen ni un detalle.

Xevi desde el incidente de la frontera ya ni siquiera regatea y vamos dejando que los pobres camboyanos se aprovechen un poco de los que van de ricos, total a nosotros ya no nos va de unos dólares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: