Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

Hasta la vista Camboya

Posted by chus y xavier en 18 agosto 2010

Hoy abandonamos Phnom Penh pero antes nos acercamos a hacer unas compras al Mercado Ruso, el único lugar donde todavía se pueden encontrar verdaderas gangas de las mejores marcas escondidas en el laberíntico mercado en medio de puestos de comida de lo más exóticos. Para recuperar fuerzas me como un par de grillos fritos al que una amable señora me invita. Xevi jura que no volverá a besarme nunca más pero en 10 minutos ya no puede resistirse!!

Poseídos por las compras volvemos al alojamiento cargados de bolsas y desde ahí contratamos un lujosísimo coche (18 USD/12,3€) que nos lleva al aeropuerto, pagamos 25 USD/19,2€ de tasas de salida y a las 17:20 ya estamos volando rumbo a Bangkok con la mejor compañía de bajo coste, Air Asia.

Hoy, con Phnom Penh cerramos también nuestro paso por otro país, Camboya un país que hemos visitado dos veces en menos de 5 meses y que nos merece dos opiniones bien distintas.

Cuando llegamos la primera vez nos removió la conciencia, sobre todo al ver las tristes y polvorientas calles de Phnom Penh con sus ruinosos edificios y rejas por todas partes. La trágica historia del país nos dejó una huella imborrable sobre todo a medida que íbamos interactuando con su gente. Una gente humilde, honesta y entregada en cada recodo del país.

Las ruinosas calles del centro de la ciudadEl horror de la imborrable dictadura

En Sihanoukville disfrutamos de las solitarias playas y de la falta de infraestructura.

La paradisíaca playa de Sokha

En Kampong Thon hicimos una primera aproximación a la grandeza del Imperio Khmer, nos perdimos en la selva entre las ruínas de Sambor Prei Kuk rodeados por la entregada gente camboyana.

Las antiguas ruínas de Sambor Prei Kuk

Las mujeres camboyanas nos hicieron sentir algo muy especial


En Kampong Chan nos relajamos en frente del Mekong y recorrimos algunos bonitos templos.

El inmenso Mekong con su Puente de Bambú

Y antes de dejar temporalmente el país en Kratie nos esperaban los delfines de Irrawaddy, una extraña y casi inexistente especie de delfín de agua dulce.

Buscando los escurridizos delfines de Irrawaddy

Hace unos días hemos vuelto a Camboya para conocer su tesoro más preciado, los Templos de Angkor y no solo no nos han decepcionado sino que tenemos claro que no pasará mucho tiempo hasta que volvamos. Sus templos y la naturaleza indomable forman una simbiosis perfecta. Generan una magia difícil de explicar.

Los templos de Angkor con el inmenso Angkor Wat desde el aire …IMG_3357 (Medium)… Y desde el sueloIMG_3105 (Medium) Las gélidas caras de BayonIMG_3410__6 (Medium) Y el enigmático Ta ProhmIMG_3238__3 (Medium)

Y de nuevo Phnom Penh, una ciudad que hemos visto con otros ojos. Menos pobre y ruinosa y más llena de esperanza. No hay nada mejor que un paseo por India par que se cambie la perspectiva de las cosas.

La gran Pagoda de Plata en el Palacio RealIMG_3518 (Medium) Las aún hoy ajadas calles de la ciudad vistas con otros ojos

Con su resplandeciente Riverside

La primera vez que llegamos a Camboya veníamos de países más avanzados y el choque fue brutal pero ahora después de pasar por la subyugada Myanmar y por la caótica India, Camboya nos parece un país diferente. Solo hay un concepto que no nos ha cambiado en todo este tiempo, seguimos viendo el mismo dolor en los ojos de los pocos ancianos que aún siguen vivos, el entusiasmo por una vida mejor en los más jóvenes y la típica alegría infantil y juguetona en cada niño camboyano. Cada vez queremos más esta gente tan entrañable!!

La humildad de su gente mayorIMG_3546 (Medium) Y la ternura de sus juguetones niñosIMG_3481__2 (Medium) IMG_3466__1 (Medium)

Una hora de vuelo y ya en el aeropuerto  volvemos a pasar el control de pasaportes y buscamos un coche que nos lleva al hotel de nuestro barrio cerca de Khao San Road. Quedamos con la misma compañía de taxis para que nos recojan mañana a las 6:30 am pues por fin llegó el momento de irse a las playas (Minivan ida y vuelta al aeropuerto 2.450 THB/60€)

En el hotel Mango Lagoon nos reciben casi como a miembros de la familia y a nosotros nos dan la misma habitación de siempre. Damos un paseo por la siempre animada Khao San Road y al final nos vamos a dormir a las tantas.

En perfecta simbiosis con las “tribus” urbanas en Khao San RoadIMG_3558 (Medium) IMG_3559 (Medium) IMG_3561 (Medium) IMG_3563 (Medium) IMG_3566 (Medium) Y cenamos unos riquísimos pancakes. Qué buenoooos!!IMG_3567 (Medium)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: