Perdidos por el mundo

CAMINS… de una galega y un català

Archive for the ‘Malasia’ Category

Adiós Malasia. Bienvenidos al paraíso de Tailandia

Posted by chus y xavier en 9 febrero 2010

Hoy es nuestro último día en Malasia. A las 17:15 horas sale el avión rumbo a Phuket (Tailandia) pero antes nos vamos a despedirnos de las Torres Petronas. Son totalmente espectaculares pero de noche además son mágicas. Con la luz del día son grandes, gigantescas y frías. Dos enormes estructuras de reluciente vidrio y acero. Intentamos subir a la planta 40 donde se encuentra el famoso puente que une las 2 torres pero ya no hay plaza. Resulta que hay un aforo limitado que se reparte en diferentes horas. Nos habían comentado que hay que madrugar un montón pero después de ver como funciona tampoco es necesario el madrugón, lo más importante es la disponibilidad pues a las 11 am todavía quedan plazas para las 13, 14, 15, 16 hora, etc. Uno coge el pase, elige el horario entre los disponibles y ya está. No es tan difícil conseguir cupo aunque tampoco creemos que es tan espectacular, al fin y al cabo solo son 40 pisos de los muchos que tienen las torres.

Las Torres Petronas de díaIMG_7702 (Medium) IMG_7703 (Medium) Un Fórmula 1 en su interiorIMG_7698 (Medium)

Después de la fugaz visita volvemos al hotel, nos volvemos a duchar, pues el calor es aplastante y salimos con todos los bultos para el aeropuerto. Buscamos la forma más económica por la que nos toca hacer varios trasbordos y subir y bajar alguna que otra escalera pero al final merece la pena pues en KLCentral salen autobuses por 10RM/2,2€ por persona, otros transportes más rápidos cuestan 40RM/8,9€ como mínimo. El aeropuerto está a 75 km así que un taxi puede ser un robo.

En menos de 1 hora ya estamos en el enorme y moderno Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur, vamos a facturar las mochilas y resulta que para entrar en Tailandia se necesita un billete de salida. Qué extraño!! Comentamos que saldremos por tierra pero nos ha tocado el típico azafato amargado que no sabe leer más allá de sus narices así que buscamos una rápida solución. Vamos a una compañía aérea y reservamos un falso vuelo de regreso a Malasia (evidentemente sin pagar nada), volvemos con nuestra reserva al mostrador de facturación y problema solucionado; Pasamos el control de seguridad y ya en el área internacional del gigantesco aeropuerto buscamos un restaurante para gastar nuestro último dinero malayo. El aeropuerto es tan grande y tan moderno que hay unos trenes que te llevan de una terminal a otra. Es genial!! Internet gratuito, salas de espera enormes y muchísimas tiendas de chocolates y bombones.

A las 16:45 subimos en un avión de la compañía Air Malasia que nos lleva a Phuket por 468RM/104€ los dos. En 1:30 minutos ya estamos en Tailandia.

Después de casi 6 años vuelvo a pisar las fantásticas tierras Tailandesas. Esta vez comenzamos en Phuket la más europea de todas las islas del sudeste asiático.

A la isla de Phuket la llaman “Perla del Sur”, porque cuelga literalmente del grácil cuello que forma la península meridional de Tailandia. Y sobre todo porque, en pleno mar de Andaman, es una joya exótica cuyo nombre basta para evocar playas de arena resplandeciente bajo las palmeras y el silbido de la resaca. Dicen que ha perdido su aire salvaje que la hizo famosa hace veinte años. Sin embargo, Phuket sigue siendo un universo único, un  islote tropical de 810 km2, donde los vergeles y los puertos pesqueros se distribuyen entre verdes colinas.

El primer dilema es escoger entre la decena de playas que en forma de bahías o calas bordean la costa oeste. Si te gustan los ambientes urbanos y las noches ruidosas, decídete por Patong y Karon. Algo más retirada está Kata, Bang Tao y la salvaje Nai Thon.

El aeropuerto es bastante pequeño y anticuado, pasamos la aduana, nos ponen el pertinente sello y a partir de hoy tenemos 1 mes para disfrutar de este país. Por cierto nadie nos ha pedido la reserva de vuelo de salida del país. El azafato debía estar aburrido hoy!!

Recogemos las mochilas y ya en el exterior comienzan a ofrecernos taxis y alojamiento por todas partes a unos precios carísimos. Decidimos ignorar las ofertas y buscamos un transporte colectivo que por 150THB/3,4€ cada uno (una pasta) nos deja en el meollo de la Isla, Patong. La zona de playas más cara, concurrida y fiestera de todo Phuket. Pero ya nos apetece algo de ambientillo pues llevamos demasiados meses de enclaustramiento, viendo caras más bien sosas y tenemos muchas ganas de animación, alcohol barato y música hasta el amanecer.

Nos dejan en el centro de Patong a las 19 horas (en Tailandia hay que retrasar el reloj 1 hora con respecto a Malasia, ya estamos a solo 6 horas de España) y ya es totalmente de noche. Mientras Xevi se queda con las mochilas yo salgo a indagar precios y los más baratos que encuentro son 1300THB/30€ pues ponen la excusa del año nuevo chino. Vuelvo junto Xevi y sale él a probar un poco más lejos. En 15 minutos vuelve con buenas noticias. Tenemos una habitación por 850THB/19€ con Internet y desayuno incluido en el callejón de ambiente gay. Genial pues se respira el típico refinamente y el cuidado por el detalle en cada apartado. Debo ser la única chica del lugar y me miran un poco extrañados al principio pero después me sonríen con complicidad.

Nuestro hotel en el barrio gayIMG_7708 (Medium) IMG_7709 (Medium)

Las paredes del hotel están repletas de fotos de chicos guapos semidesnudos y la cabecera de la cama está presidida por un oleo de unos musculosos y guapísimos gays.

La habitación. Que monada!!IMG_7735 (Medium)

Nos relajamos un rato, una buena y refrescante ducha y salimos a hacer un primer sondeo de Patong. Las calles están atestadas de gente, en nuestro callejón los bares se agolpan uno al lado del otro y cientos de chicos guapos y travestis se pasean de un lado a otro en busca del “despistado” gay europeo o del no tan gay que quiere probar nuevas experiencias.

En la calle principal Th Rat Uthit, más restaurantes, puestos de venta callejeros, neones, discotecas, parejas de jubilados y gordos rusos, guaperas italianos en busca de ligue por una noche, feos y babosos proxenetas cogidos de la mano de preciosas tailandesas que parecen niñas y motos y tuk-tuks que no paran de ir y venir. En Patong hay de todo para todos. Un Lloret de Mar a lo asiático que siendo la parte más cara de Tailandia sigue siendo mucho más barato que cualquier destino vacacional en Europa.

La noche en PatongIMG_7720 (Medium)

Nos empapamos un poco del ambiente que no tiene desperdicio y volvemos al hotel entre masajistas ofreciendo masajes de todo tipo, incluso de hombres para hombres a partir de la bandera arcoíris.

Hoy hemos dejado atrás el segundo país del sudeste asiático, la moderada Malasia, con una cultura mayoritariamente musulmana que hace del país un entorno más recatado y menos fiestero que la vecina Tailandia donde la cerveza es baratísima y la diversión está servida en cualquier lugar.

En Malasia una cerveza es tan cara como en España y en algunos lugares es imposible encontrarla. A parte del poco vicio, el país es precioso y por supuesto se merece algo más que un par de días para visitar las gigantescas Torres Petronas.

Las gigantescas Torres PetronasIMG_7702 (Medium)IMG_7570 (Medium)

Malasia es otro paso más al sudeste asiático. La fusión cultural, la convivencia entre hindúes, chinos, musulmanes y turistas es patente en todas partes.

Malasia es más que la ciudad de los rascacielos de Kuala Lumpur, a unos kilómetros se encuentran selvas milenarias como Cameron Highlands donde se esconde la flor más grande del mundo, un mágico bosque de musgo o las preciosas colinas plantadas con el aromático té de Cameron.

La Raffesia, la flor más grande del mundoIMG_7098 (Medium) Las extraordinarias plantaciones de téIMG_7222 (Medium)

El tranquilo Parque Nacional de Taman Negara es otra muestra de la exuberante naturaleza del país, con su vida al borde del río, árboles milenarios y una paz y sosiego indescriptible.

La vida al borde del ríoIMG_7317 (Medium) IMG_7337 (Medium) Sobrevolamos la selva en Taman NegaraIMG_7408 (Medium)

En Malasia también se encuentran lugares históricos como Melaka (o Malaca), antiguo puerto comercial disputado por indios, chinos, portugueses, holandeses e ingleses. Pintoresco lugar que todavía conserva rasgos de las culturas invasoras.

La histórica MelakaIMG_7693 (Medium)

Malasia es un pequeño y tranquilo país donde sus gentes te reciben con los brazos abiertos, sin estrés haciendo de tu estancia un tiempo inolvidable. Un lugar de paso, de entrada o de salida, pero en el que hay que quedarse más días para sentir algo de su esencia. Punto de reflexión e inflexión antes de entrar a Tailandia.

Malasia nos ha preparado para entrar directos al corazón del sudeste asiático.

Anuncios

Posted in Malasia, Tailandia | 1 Comment »

Melaka

Posted by chus y xavier en 8 febrero 2010

Hoy nos vamos a Malaka, una ciudad que se encentra a casi 140 km de Kuala Lumpur. Al llegar a la terminal de buses nos subimos en el primero que sale. 12,20RM/2,7€ por persona y más de 2 horas sin parar entre autopistas y pequeños pueblecillos hasta que llegamos a la histórica Melaka (mal llamada por los europeos Malaka). El autobús nos deja en las afueras de la ciudad, en una moderna terminal, de ahí buscamos el bus número 17, pagamos 1RM/0,2€ por persona y en 10 minutos nos deja en Town Square, el centro neurálgico de Melaka.

Melaka, declarada en el 2008 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es un ejemplo vivo en el sureste asiático de una ciudad mestiza en la que múltiples influencias europeas y asiáticas, a lo largo de más de 500 años, han terminado creando un espacio urbano excepcional.

Melaka no se parece a ninguna ciudad de Asia y mucho menos de Malasia. Se mire por donde se mire siempre aparece algo desconcertante, difícil de clasificar, de ponerle un nombre. De pronto aparece una iglesia con influencia holandesa, pero también con caracteres chinos, un fuerte portugués con cañones británicos, un antiguo palacio del sultán que se aleja de los cánones arquitectónicos de la región o una insólita estatua de San Francisco Javier.

También ocurre con la cocina, que es pura fusión -antes de que se inventara el término- y la misma impresión vuelve a repetirse con sus gentes, que todavía conservan rasgos de todas las culturas y civilizaciones que han pasado por este lugar estratégico en el estrecho de Melaka.

Vista general de Town SquareIMG_7693 (Medium)

Melaka ha sido desde siempre un puerto comercial muy importante pero ahora Singapur tiene absoluta supremacía y mejor ubicación.Esta ciudad que ha estado en manos de los indios, chinos, portugueses, holandeses e ingleses, muestra vestigios históricos y culturales de todos esos conquistadores que la han utilizado a lo largo de los siglos.

En Town Square, también conocida como plaza holandesa se respira un cierto aire europeo, con unos edificios granatosos que en su momento habían sido el Ayuntamiento de Melaka y la residencia del gobernador. Hoy en día el Stadthuys acoge el Museo de Historia, Etnografía y Literatura. En la misma plaza se encuentra la Iglesia de Cristo construida en 1753 y el Edificio de Correos también de color rojo.

Town SquareIMG_7592 (Medium)

IMG_7665 (Medium)

EL edificio StadthuysIMG_7669 (Medium)La Iglesia de CristoIMG_7667 (Medium) La Galería de Arte y CorreosIMG_7664 (Medium) Los alrededores de la plaza

IMG_7589 (Medium)Las tuneadas bicicletas para llevar a los turistas

IMG_7594 (Medium)

Un escribiente redacta una carta para un cliente. En pleno siglo XXI!!IMG_7590 (Medium) Un molino, vestigio de los holandesesIMG_7591 (Medium)

Tras un corto paseo por la plaza y alrededores atravesamos el río y nos vamos a Chinatown que se conserva perfectamente con sus pequeñas casitas de colores adornadas con dragones y pequeñas flores de porcelana.

Atravesamos el Río MelakaIMG_7593 (Medium)

Chinatown huele a pintura por todos los rincones pues están dejando todo como nuevo para que el día 14 ( Año Nuevo chino) las calles luzcan perfectas. Hay cientos de farolillos rojos y pequeñas lucecitas como si fuese navidad pues se aproxima el año del tigre.

Los farolillos rojos de ChinatownIMG_7648 (Medium) IMG_7600 (Medium) IMG_7601 (Medium)

En el barrio hay 2 calles principales, la Jl Tun Tan Cheng Lock con una hilera de recargadas mansiones del siglo pasado que ahora sirven de restaurantes, hoteles y como museos y la calle Jl Hang Jebat que está repleta de tiendas de antigüedades, de ropa y varios puestos de comida económica.

Las mansiones de la calle Jl Tun Tan Cheng Lock

IMG_7642 (Medium) IMG_7644 (Medium) IMG_7647 (Medium) IMG_7650 (Medium) IMG_7652 (Medium) IMG_7653 (Medium) IMG_7654 (Medium)

Además de estas dos calles nos perdemos por pequeñas callejuelas donde ya no hay turistas y nadie entiende inglés. Pasamos por delante de algún que otro templo como el Cheng Hoan Teng que data de 1646, el templo chino más antiguo de Malasia construido íntegramente con materiales traídos de la China.

Nos perdemos por otras calles súper decoradasIMG_7604 (Medium) Vemos el gimnasio de un ex-míster universoIMG_7605 (Medium)Y el dragón para celebrar el año nuevo chinoIMG_7606 (Medium)El templo Cheng Hoan TengIMG_7615 (Medium) IMG_7611 (Medium) IMG_7612 (Medium)Otros de los varios templos chinosIMG_7603 (Medium)

IMG_7651 (Medium)

Hace tanto calor que es imposible caminar más de una hora seguida, bebemos varios litros de agua y comemos unos helados para refrescarnos hasta que buscamos un bonito restaurante con aire acondicionado. Nuestra idea era probar la cocina de fusión malaya pero no nos vemos con fuerzas así que vamos a lo tradicional; espaguetis boloñesa (de pollo) y pollo frito con patatas fritas. Para refrescarnos 2 gigantescos zumos naturales de piña y naranja.

En el restaurante degustando platos típicos!!IMG_7622 (Medium)

Después del almuerzo continuamos nuestro paseo por Chinatown donde nos encontramos una mezquita india con una increíble fusión arquitectónica con detalles portugueses en una de las torres. Volvemos a atravesar el río para visitar más antiguas reliquias portuguesas. Mientras cruzamos nos quedamos embobados mirando unos enormes reptiles nadando en el río, parecen caimanes, que acojone!!

La torre de la original mezquita india de kampung klingIMG_7617 (Medium)Cruzamos el río…IMG_7636 (Medium) … Y vemos los reptiles nadando … quien se atreve a darse un bañito?IMG_7628 (Medium) IMG_7629 (Medium)Una parte de la antigua fortalezaIMG_7637 (Medium)

Volvemos a Town Square y subimos las escaleras de la Stadthuys, caminamos un pequeño trozo subiendo una colina hasta que nos encontramos las ruinas de la Iglesia de San Pablo, erigida en 1521 por un capitán de barco portugués. Son poco más que cuatro paredes y unas cuantas lápidas en su interior pero igualmente el entorno cobra una magia especial debido a su estratégica ubicación, el aire fresco que circula en la cima, y a que en el interior de las ruinas un músico con su guitarra llena los huecos con preciosas y pegadizas melodías.

Subimos las escaleras hacia la iglesiaIMG_7692 (Medium) Las ruinas de la Iglesia de San Pablo IMG_7670 (Medium) IMG_7676 (Medium)IMG_7679 (Medium)

Desde lo alto de la colina se obtienen unas preciosas vistas del famoso estrecho de Melaka. Una posición totalmente estratégica. Los portugueses en un solo mes conquistaron la zona, derrumbaron mezquitas, expulsaron a los mercaderes musulmanes y construyeron una fortaleza llamada A Famosa. El único vestigio que queda de esta fortaleza es la Porta de Santiago, situada al borde de la colina donde se encuentra la Iglesia de San Pablo. Es muy curioso dar con una Puerta de Santiago en esta parte del mundo. La verdad es que españoles, italianos y portugueses han sido verdaderos exploradores y viajeros. Siglos más tarde holandeses e ingleses copiaron nuestras hazañas contando con técnicas y tecnologías marítimas más avanzadas así que no tienen tanto mérito, je je!!

Las vistas del estrecho de MelakaIMG_7675 (Medium) Lo que queda de la Porta de SantiagoIMG_7680 (Medium)IMG_7681 (Medium) IMG_7686 (Medium) IMG_7688 (Medium) El Palacio del Sultanato de Melaka cerca de la Puerta de SantiagoIMG_7687 (Medium)

Nos alejamos con la música de fondo, respirando los diferentes momentos históricos de Melaka que han quedado impresos en cada piedra, cada templo, puente, … y buscamos nuevamente el autobús número 17 que nos da una enorme vuelta por la ciudad antes de llevarnos a la terminal de buses. Ahí esperamos 10 minutos hasta que salimos de vuelta para Kuala Lumpur, 12,20RM/2,7€ en un bus de súper lujo, imposible no quedarse dormido con tantas comodidades. Al llegar a Kuala provechamos que la estación está cerca de Chinatown y vamos a comprar un kilo de castañas asadas, están tan buenas!!

De camino compramos también unas hamburguesas en un puesto callejero, una pepsi bien fría y volvemos caminando al hotel donde tomamos nuestra original cena.

En el puesto de hamburguesas con el súper chefIMG_7694 (Medium) IMG_7695 (Medium)

Mezquita de Kampung Kling

Posted in Malasia | 2 Comments »

La Torre de Comunicaciones y las Torres Petronas

Posted by chus y xavier en 7 febrero 2010

Hoy dejamos la selva tropical de Taman Negara y volvemos a la capital. Salimos a las 10 en un bus local hasta Jerantur por 7RM/1,5€ por persona y 1:30 horas recorriendo pequeños pueblecillos llenos de color. En cada uno de esos pueblos salen y entran personas locales que nos miran y sonríen amablemente.

A las 12 del mediodía nos subimos al Metrobus, un súper bus con aire acondicionado que nos lleva al centro de Kuala Lumpur por 16,8RM/3,7€. A las 15 horas estamos nuevamente caminando rumbo al hotel por las atestadas y sofocantes calles de Kuala. Pagamos 200RM/44€ por dos noches y recogemos nuestras mochilas que habíamos dejado guardadas durante estos días. Es genial poder dejar el equipaje sin que te cobren y viajar con lo estrictamente necesario.

Hoy decidimos salir a visitar la Torre de Telecomunicaciones y las Torres Petronas. Todos estos días hemos visto estos gigantescos edificios desde diferentes ángulos, pero siempre de lejos.

Vistas de las Torres Petronas desde la estación de autobuses a la llegadaIMG_7474 (Medium)

La Torre de Comunicaciones a lo lejosIMG_7475 (Medium)

Tomamos el monorraíl que nos deja cerca de Menara Kuala Lumpur, la cuarta torre de telecomunicaciones más alta del mundo con 421 metros de altura. Caminamos unos 10 minutos y a la entrada del recinto nos recogen en un microbús gratuito que nos deja a las puertas de la torre. Pagamos 38RM/8,5€ y subimos en un ascensor súper rápido los 276 metros, altura a la que se encuentra el mirador. Disfrutamos de las espectaculares vistas de 360°de Kuala. Además nos dejan unos auriculares con audio-video que nos explican lo que podemos ver (lo mejor de todo es que también está traducido al español). Damos varias vueltas por el observatorio y vamos descubriendo entre edificios las mezquitas que hemos visitado, la antigua estación de trenes, la Plaza Merdeka y las imponentes Torres Petronas en su totalidad. Inmensas!! Mucho más altas de lo que realmente parecen a lo lejos. Esperamos al anochecer para poder disfrutar de las vistas nocturnas de Kuala Lumpur y sus modernos edificios.

La estación del monorraílIMG_7478 (Medium) La Torre más de cercaIMG_7480 (Medium)

La entrada a la TorreIMG_7483 (Medium) Vistas desde el mirador de 360°IMG_7484 (Medium) IMG_7487 (Medium) IMG_7493 (Medium) IMG_7501 (Medium) IMG_7506 (Medium)

Antes de irnos entramos en un pequeño zoológico que tienen en las instalaciones de la Torre, diferentes especies de reptiles, arañas gigantescas, pájaros y monos grandes y pequeños. En el precio de la entrada también está incluido además del zoológico una carrera en un simulador de F1. Yo que no tengo ni idea aguanto un par de minutos mientras me cargo unos cuantos coches y varias vallas, Xevi disfruta como un bebé mientras adelanta a varios coches y consigue una buena posición.

La entrada al zoológicoIMG_7546 (Medium)

Un grandioso camaleónIMG_7516 (Medium) IMG_7515 (Medium)El gecko Tokay, rarísimo reptilIMG_7531 (Medium)Una extrañísima rana africanaIMG_7532 (Medium) Un multicolor loro de sudamericanoIMG_7518 (Medium)

Otras exóticas y ruidosas aves

IMG_7542 (Medium) IMG_7545 (Medium) Un tranquilo mapacheIMG_7521 (Medium) Los juguetones coatíesIMG_7525 (Medium) IMG_7528 (Medium)El tití de orejas blancasIMG_7536 (Medium) A toda velocidad en el F1!!IMG_7551 (Medium)

Volvemos a subirnos a un microbús que nos deja en la entrada del recinto y decidimos caminar hasta las Torres Petronas que están a unos 20 minutos a pie, el paseo resulta muy ameno pues hay muchos locales de copas, música, gogos, guiris, prostitutas y travestis.

La Torre a la salida con las luces encendidasIMG_7559 (Medium)Camino a las Torres PetronasIMG_7561 (Medium) Un cartel de advertencia, mejor no entrar en este lugarIMG_7563 (Medium)

A medida que nos aproximamos nuestra sorpresa es mayor, son inmensas, 452 metros de acero y vidrio. Las torres gemelas más altas del mundo y hasta 2004 los rascacielos más altos hasta que Taipei 101 le arrebató el título.

Las Torres PetronasIMG_7562 (Medium)

IMG_7570 (Medium) Nos quedamos fascinados mirándolas e intentando fotografiarlas de una sola pieza, cosa casi imposible. Entramos dentro de los majestuosos edificios donde están las tiendas de las mejores marcas, Channel, Louis Vuitton, Armani,… y un montón de árabes ricos comprando joyas, bolsos, perfumes. Que glamour más chocante!! Los mejores y más caros complementos para mujeres que van tapadas de negro de la cabeza a los pies. Curioso!!

Aunque parezca un montaje es totalmente realIMG_7573 (Medium) IMG_7576 (Medium)

Después de una semana hemos hecho la visita obligada de Kuala Lumpur. Intentaremos pasarnos también de día a ver si podemos subir a la planta 40, donde hay el puente que une las dos torres, aunque parece ser que el aforo es limitado y hay que madrugar bastante.

Volvemos al hotel con la imagen de los gigantescos edificios en nuestras retinas.

Posted in Malasia | 1 Comment »

Taman Negara

Posted by chus y xavier en 6 febrero 2010

Nos levantamos tranquilamente y vamos a desayunar a un lugar donde preparan tostadas con mantequilla y mermelada, revuelto de huevos, zumo de naranja y té así que hoy después de mucho tiempo volvemos a tomar un desayuno como debe ser.

Atravesamos el río en una de las muchas barquitas y por 1RM/0,2€ ya estamos a la entrada del parque Taman Negara. Un precioso bosque tropical con casitas de madera desperdigadas a lo largo del río, varios resorts, restaurantes y una tienda donde el agua cuesta 3 veces más que al otro lado del río. En esta parte se alojan los pijos y en el otro los mochileros.

Los restaurantes de Kuala Tahan, al otro lado el Parque NacionalIMG_7352 (Medium) Las barcasIMG_7353 (Medium)

La entrada al ParqueIMG_7354 (Medium)

Vistas al pueblo de Kuala Tahan desde el ParqueIMG_7355 (Medium) Los restaurantes flotantesIMG_7359 (Medium) Unas curiosas palmeras en el resortIMG_7361 (Medium)

Pagamos 1RM/0,2€ cada uno por la entrada y 5RM/1€ por la cámara de fotos (algo súper extraño) pero totalmente legal pues cubren una de papeles y registros que casi parece una transacción bancaria.

Comenzamos nuestra incursión en la selva milenaria y desde el primer momento nos alegramos de no haber comprado ninguna excursión con guía pues está todo súper bien indicado con explicaciones de la diferente vegetación y animales. Caminamos durante una hora entre gigantescos árboles estrangulados, lianas de todos los tamaños, termiteros,… hasta que llegamos al Canopy Walkway.

Árboles fantásticosIMG_7365 (Medium) Un gran árbol caídoIMG_7368 (Medium) Hay instalados unos miradores para poder observar la fauna. A esta hora imposible ver nada ya que hay que esperar a la noche que es cuando hay más movimientoIMG_7370 (Medium) IMG_7371 (Medium)Los extraños helechosIMG_7373 (Medium) Una de las mariposas que nos acompañanIMG_7377 (Medium) Otro inmenso árbolIMG_7383 (Medium)

E inmensas raíces sobresalen del sueloIMG_7386 (Medium)

La extraña hoja del ginseng, parece una hoja de hojasIMG_7385 (Medium)

En el parque de 4343 km2 hay diferentes rutas con distintos grados de dificultad y duración. Se puede caminar durante días, ascender algún monte o caminar unas horas y hacer al Canopy Walkway, nosotros optamos por esta opción. Al llegar al comienzo del circuito, totalmente sudorosos nos encontramos un pequeño puesto de venta de bebida fría. Genial!! Una coca-cola helada en medio de la jungla y solo por 3RM/0,6€. Nos sentamos en unos bonitos banquitos de madera y ya más recuperados de los últimos escalones pagamos 5RM/1€ cada uno y comenzamos nuestra caminata por un vertiginoso y estrecho puente de madera construido sobre las copas de los árboles.

El Canopy Walkway son 9 puentes a alturas entre 26 y 45 metros. En total 450 metros de largo, el más largo del mundo. No podemos caminar juntos y tenemos que guardar una distancia de 10 metros entre cada persona pues el puente son apenas unas cuerdas y unos tablones de madera que se tambalean más que una cama elástica. Entre cada puente hay una plataforma de descanso construida sobre los propios árboles que hacen de enlace entre puente y puente y desde donde se puede observar la vegetación.

Los puentes colgantes del Canopy WalkwayIMG_7399 (Medium) IMG_7408 (Medium)IMG_7418 (Medium) Cruzamos un poquito acongojadosIMG_7394 (Medium)IMG_7404 (Medium)

Las plataformas de descansoIMG_7407 (Medium) Continuamos caminandoIMG_7411 (Medium) Hay un momento en el que hay unas escaleras y todo, que cague!!IMG_7421 (Medium)

Vistas del canopy ya desde el sueloIMG_7425 (Medium)

Después de la interminable caminata casi por las nubes por fin ponemos los pies en firme. La experiencia es genial pero también “acojona bastante” pues es de lo más rústico que hemos visto en la vida. Además antes de comenzar te advierten que cualquier accidente o muerte es responsabilidad de cada uno y eso le pone más emoción a la en sí emocionante caminata. Cien por cien recomendable para descargar adrenalina aunque si se tiene aún que sea un poco de vértigo mejor ni intentarlo.

El calor es bastante sofocanteIMG_7429 (Medium) Los árboles y las lianasIMG_7433 (Medium)

Continuamos caminando por el selvático bosque y nos encontramos alguna que otra ardilla voladora, divertidos monos saltando de árbol en árbol y un ave de lo más extraña pues parece que lleve una máscara de goma en la cabeza.

Una extraña ave que se pasea por el entorno del parque …

IMG_7445 (Medium)… También hay algunos monos …

IMG_7451 (Medium)

… Y ardillas voladorasIMG_7456 (Medium)

Nuestra siguiente parada es Lubok Simpon, una pequeña playa por la que pasa el Río Tahan. Un lugar ideal para relajarnos y darnos un buen chapuzón. El color del agua no es muy atractivo pero su temperatura es ideal. Nos bañamos rodeados de peces de diferentes tamaños y con otras personas, que llegan al escondido lugar, igual de cansados y sudorosos que nosotros.

Un puente de camino a Lubok SimponIMG_7457 (Medium)

Otro grandioso árbolIMG_7471 (Medium)El río en Lubok SimponIMG_7460 (Medium) Nos bañamosIMG_7461 (Medium)

Un buen rato en el río y volvemos a Kuala Tahan pagando otros 2RM/0,4€ por barca que nos lleva directamente al Restaurante Family. Ahí tomamos unos zumos de piña y mango y nos encontramos con nuestros vecinos los italianos. Pasamos el resto de la tarde charlando sobre nuestros viajes pues ellos que tienen más o menos nuestra edad llevan 16 mese viajando y todavía les quedan unos 10 meses. Nosotros a su lado somos unos aficionados!! 26 meses para hacer toda Asia, genial!! Unos italianos enrollados y atípicos.

Volvemos juntos a nuestras respectivas casitas y continuamos hablando emocionadísimos sobre nuestros próximos destinos y lugares inolvidables.

Al anochecer (más o menos las 20 horas) comienza de nuevo el alocado sonido de las cigarras que vuelven a estrellarse contra todo emulando a los kamikazes. Muchas hoy acaban su ciclo vital después de más de 10 e incluso 15 años, las hembras esparcen sus huevos y luego se mueren. Estos huevos se convertirán en larvas que vivirán durante años bajo tierra, volverán a trepar por los árboles con su forma alada, se reproducirán, esparcirán sus huevos y se morirán de ese modo suicida tan cruel.

Ayer nos dimos unos cuantos sustos pero hoy su presencia y chillidos ya los hemos asimilado como algo normal. Volvemos al Restaurante y comemos unos noodles con verduras y pollo. De postres unos riquísimos crêppes de banana, chocolate y helado.

Posted in Malasia | 1 Comment »

Hacia Taman Negara

Posted by chus y xavier en 5 febrero 2010

A las 7 am suena el despertador, nos despertamos rápidamente y salimos pitando del hotel. Vamos a la agencia donde compramos la excursión de ayer TJ Nur (súper recomendable) y a las 8 am salimos rumbo a Kuala Tahan, puerta de acceso al Parque Nacional Taman Negara, en una furgoneta de 9 plazas abarrotada de mochilas y gente. 3 personas ya las conocemos de ayer así que la ruta se hace más agradable entre charlas y alguna pequeña siesta.

A la 1 del mediodía estamos en Kuala Tembeling y aprovechamos que tenemos una hora antes de subirnos al barco y vamos a uno de los dos restaurantes del pueblo con un chico irlandés. Comemos unos correctos noodles de arroz con vegetales y pollo y nos vamos al embarcadero.

El embarcadero en Kuala Tembeling, los barcos de popa larga,…

IMG_7313 (Medium)

IMG_7317 (Medium)… Y el ríoIMG_7316 (Medium)

A las 2 pm nos subimos a un estrecho barco de popa larga y nos balanceamos suavemente durante casi tres horas río arriba. Nos adentramos en la selva centenaria y desde el agua disfrutamos de las diferentes actividades cotidianas en la orilla del río; la pesca, los niños bañándose, enormes bueyes refrescándose en el agua, monos saltando de rama en rama hasta que llegamos a Kuala Tahan.

Nos subimos al barco de popa largaIMG_7320 (Medium) Surcamos las aguas río arribaIMG_7324 (Medium) IMG_7326 (Medium) La vida en el ríoIMG_7328 (Medium)IMG_7330 (Medium) IMG_7331 (Medium)

Kuala Tahan es un minúsculo pueblo con unas cuantas casas, varios albergues, un enorme motel, cabañas para alquilar y 2 sencillas casitas al final del pueblo. Una de esas casitas nos la quedamos nosotros estas dos noches con ventilador y sin agua caliente pero con el calor que hace se agradece. La casa número dos se la queda una pareja muy maja de italianos que conocimos en el barco.

Cuando entro en el baño me llevo un buen susto pues hay un enorme, gigantesco lagarto en una esquina del baño. Salgo gritando sin poder articular ni una palabra y el dueño de las casitas piensa que es una serpiente, cuando entra sale sonriendo y dice que es un bebé que está extraviado. No me quiero ni imaginar cómo serán de grandes sus padres.

Xevi y nuestros vecinos italianos entran al lavabo a disfrutar gratis del primer avistamiento de un animal salvaje. Después de las pertinentes fotos lo sacan a la calle y se pierde entre la maleza. Más fríamente me alegra pensar que no era una serpiente sino un inofensivo y enorme lagarto.

El “pequeño” lagartoIMG_7332 (Medium)

Nos duchamos en nuestro baño “sin huésped” y salimos a pasear, indagar precios de excursiones y ver como volver a Kuala Lumpur de forma económica.

Una de las cuatro calles de Kuala TahanIMG_7333 (Medium)

Nos acercamos al río donde hay varios restaurantes en casas flotantes de madera y paramos en el Family a tomar unos batidos de mango mientras disfrutamos del incesante ir y venir de barcos tradicionales y lanchas a motor. El parque está al otro lado del río a solo 1RM/0,2€ en barco.

Restaurantes y embarcaderos sobre del ríoIMG_7334 (Medium) El restaurante flotante FamilyIMG_7335 (Medium)

Tomando el baticoIMG_7343 (Medium) Los barcos de pescaIMG_7336 (Medium) IMG_7337 (Medium)

Nos perdemos entre casitas y agencias de turismo y tras varias vueltas ya sabemos lo que haremos mañana y como volver el domingo a Kuala Lumpur.

Nos vamos encontrando caras conocidas en el pequeño lugar y al anochecer miles de cigarras chocan contra luces, paredes, ventanas y personas en un chirriante ataque suicida. Volvemos al restaurante Family y vamos encontrándonos con estos extraños bichos por todas partes. Solo se oye su extraño “maullido” (parecen gatos en celo) y los gritos de las personas con las que tropiezan. Yo soy una de ellas pues una enorme cigarra se lanza contra mi cabeza y se enrosca en el pelo. Hoy creo que odio la selva!!

Resulta que en ingles su nombre es muy parecido al español “sigara”. Estos animales parece que viven años bajo tierra en forma de larva y cuando salen a la superficie con sus alas bien desarrolladas viven solo 7-10 días, el tiempo justo para reproducirse y poner los huevos. Justo hoy se está acabando el ciclo de la vida de muchas. Están por todas partes, muertas, agonizando, ahogándose en el río y tropezando contra todo, es algo extrañísimo y muy estresante esquivarlas.

Una de las muchas “sigaras” enganchada en un mantelIMG_7350 (Medium)

Al margen de las cigarras pedimos para cenar unas ricas hamburguesas de ternera con patatas fritas y unos crêppes con banana, helado y chocolate. Que buenísimos y que pena que no tengan cervecita!!

Estamos impregnados del repelente de mosquitos y no hemos visto ni uno, sin embargo no hay nada que detenga el ataque de cigarras autodestructivas. Después de la cena volvemos a nuestra “casita” con el baño compartido con pequeñas lagartijas que van comiendo los diferentes bichitos que entran por los huecos de las puertas y ventanas. Esto es la selva!!

Posted in Malasia | 1 Comment »